Vuelve La Mercè de antes, pero la lluvia obliga a suspender espectáculos | Cataluña


Por fin ha vuelto La Mercè de siempre, a lo grande, sin mascarillas, restricciones ni aforos limitados. Con 125 conciertos, nada menos; cuarenta actos de cultura popular y 355 funciones de espectáculos de calle. Con el pregón de Carla Simón, un discurso que ha reivindicado la ciudad como lugar de acogida, la cultura, los orígenes y la empatía y que ha trufado de sus personajes de la película Alcarràs, que se han colado en el Saló de Cent.

Lástima del tiempo. La lluvia que cae en la ciudad ya ha obligado a modificar el programa. Por ahora se han trasladado los conciertos de la Nau Bostik se han trasladado al recinto de la Fabra i Coats. También se han suspendido los conciertos previstos en el Teatre Grec y el toc d’inici no ha podido terminar. Si se producen, la Sala Conjunta de Coordinación de Emergencias es quien decidirá si es preceptivo suspender algún acto. Cualquier incidencia, cambio o anulación se comunicará en el canal oficial del Instituto de Cultura en Twitter: @bcncultura.

La pandemia ha quedado atrás y las autoridades confían en que no se produzcan los multitudinarios botellones del año pasado, cuando la segunda noche se produjeron graves incidentes entre los presentes y disturbios con intervención policial en la avenida de Maria Cristina; y la tercera noche la concentración de jóvenes bebiendo en las playas se extendió más de un kilómetro.

Por contra, regresará el protagonismo de la parte política de la fiesta, con el seguici d’autoritats, encabezada por la alcaldesa Ada Colau y, habitualmente, el presidente de la Generalitat. Y los corrillos durante la mañana del día de la patrona en los salones de la Casa Gran y los balcones que miran a la plaza de Sant Jaume. Es año electoral y la cita del 28 de mayo será el tema. En mayúsculas.

En su pregón, la cineasta Carla Simón ha hecho referencias al cambio climático, a “la crisis de recursos esenciales”, a la polarización y al pasado de su madre biológica como trabajadora del Ayuntamiento, algo que ha conocido a raíz de ser designada pregonera. También ha querido recordar a las personas recién llegadas a la ciudad: “A veces nos cuesta ponernos en el lugar de las personas recién llegadas, con los sentimientos de los que llegan adonde nosotros ya vivimos”, ha dicho y ha proyectado fragmentos de cortos realizados con chavales migrantes de la ciudad en el programa Cinema en curs. En otro momento del pregón, ha leído un guion donde Roger, uno de los protagonistas de Alcarràs, se traslada a estudiar a Barcelona.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Simón ha acabado con un deseo: “La Barcelona que queremos es la que escucha otros territorios, la que tiende puentes con otras comunidades más pequeñas, la que se convierte en punto de encuentro. La Barcelona que queremos es la Barcelona diversa, plural y acogedora, la que abraza y escucha todas estas llegada, la que nos invita a convivir haciéndonos crecer más humanos y más completos”.

La alcaldesa Ada Colau ha reconocido, y lamentado, la existencia “de desigualdades económicas y por razón de orígenes”. La edil ha considerado “especialmente sangrante las dificultades que supone la Ley de Extranjería, la diferencia entre tener o no papeles”. Ha asegurado que en la ciudad hay personas “que tienen miedo de vivir la fiesta y coger el metro” y ha pedido “apoyo a la iniciativa Regularización ya, que recoge firmas para la gente que quiere tener derechos, pagar impuestos y vivir aquí”. Colau también ha apelado a la “responsabilidad de las instituciones” para paliar el impacto de la inflación. “Llenar la nevera no puede ser un lujo la batalla más importante de los próximos meses es garantizar un invierno justo”, ha dicho.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.