Varios deportistas de élite compraron pasaportes Covid falsos a la red que desmanteló la Policía



La Policía Nacional ha detectado deportistas de élite, junto a famosos, empresarios y delincuentes como presuntos beneficiados de la red que conseguía pasaportes falsos de vacunación en España.

Según relatan fuentes de la investigación a EL ESPAÑOL, la segunda fase de la Operación Jenner, comandada por los agentes de la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional en Madrid, ha dejado un balance de otros cuatro detenidos más y la localización de otras 600 personas a las que se les había inscrito sin estar vacunados en el Registro Nacional de Vacunación.

Entre los deportistas, tal y como revelan las fuentes consultadas, hay boxeadores, culturistas e incluso algún futbolista profesionalLa red, como ya relató este periódico, se valía de personas a las que presuntamente habrían captado entre los colectivos del personal sanitario. Eran esos contactos internos, con acceso a las claves y a los datos personales de quienes recurrían a la organización, los que accedían al sistema.

Ellos rellenaban los datos y creaban el pasaporte Covid legal a ojos de todas las autoridades. Llegaban a incluir entre los datos de los pacientes el día, la hora, el hospital y el lote de la vacuna que presuntamente se les había suministrado, aunque nunca hubieran recibido ninguna dosis. Por eso, hace tres semanas, al revelarse la trama, las fuentes consultadas insistían en la importancia de la detención de una sanitaria en el marco de la operación.

La enfermera detenida, una de las dos mujeres de entre los siete primeros arrestados, tiene 30 años y trabaja en un hospital de la Comunidad de Madrid. Desempeñaba un papel fundamental: era ella quien tenía las claves para acceder al sistema y para modificar los datos de los pacientes.

La mujer alegó en su declaración que le habían robado las claves y las habían utilizado para hacer constar en los registros nacionales como vacunadas a personas a las que no se le había inoculado la primera, la segunda y en algunos casos ni siquiera la tercera dosis.

Ahora, en la segunda fase de un operativo que ha sacado a la luz una red internacional, los agentes, tal y como revelan a EL ESPAÑOL fuentes de la investigación, han detectado otras claves gracias a las cuales se incluyeron como vacunadas a 600 personas más en los registros oficiales.

2.200 investigados

A los miles de beneficiados por esta organización se les está tomando declaración en calidad de investigados, por delito de falsedad documental y delito contra la salud pública. Esa cifra, sumando a los identificados en la primera tanda, arroja el dato de 2.200 personas presuntamente beneficiadas por esta red fraguada en canales de Telegram plagados de antivacunas. 

Entre los mensajes localizados en los canales de ese servicio de mensajería instantánea, adelantados por EL ESPAÑOL, se advierte con claridad el funcionamiento de la trama. La gestión se realizaba a través de ese servicio de mensajería instantánea. Nada más comenzar la investigación, a principios de enero, localizaron varios de esos grupos, todos ellos de carácter negacionista:

-Tengo viaje el sábado y me urge bastante. 

– Si funciona mañana te pido otro para mi mujer.

– Mañana tengo viaje. Espero que vaya bien.

– Tengo varias amigas que estaban esperando a ver si funcionaba. ¿Les paso tu contacto?

Mensajes como este eran los que los usuarios dirigían a las personas que ofrecían la elaboración de los documentos. Los agentes comprobaron lo que había detrás: integrantes de grupos criminales o intermediarios de estos, cuyo fin era garantizar un «pase de salud» a personas que no estuvieran vacunadas. 

Los integrantes de la organización exigían el pago en bitcoins, a través de cuentas que habían abierto en terceros países para hacer más complicado el rastreo por parte de las autoridades.

Una vez que los implicados percibían el pago, los interesados obtenían el código QR en el que constaba la pauta de vacunación fraudulenta. A los dos días podían disponer del pasaporte Covid en el que constaban como recibidas dos o tres dosis.

Los pagos que exigía la red oscilaban entre los 200 y 1.000 euros a cambio de expedir esos certificados. Si el cliente solicitaba ser incluido en el registro oficial con la pauta completa, tenía que pagar la tarifa máxima.

Omar Montes

Los detenidos por ahora en España fueron 11, en una trama que se coordinaba desde Francia. Una de esos detenidos ha sido el cantante Omar Montes. El artista de Pan Bendito, tras unas horas de silencio, emitió un comunicado con el cual negaba los hechos: «Estoy vacunado. Estoy muy concienciado con el uso de las vacunas como parte de la solución de la pandemia. No puedo controlar todo lo que se dice de mí, pero sí puedo demostrar, cuando sea necesario, todas estas falsedades. Una mentira más». 

EL ESPAÑOL se puso en contacto con su agencia de representación y su responsable remitió a este diario al texto difundido por el artista. Las fuentes de la investigación confirmaron a este periódico cómo a Montes, al igual que a los centenares de beneficiados, se les tomará declaración en calidad de investigados, por delito de falsedad documental y delito contra la salud pública. 

También otros personajes procedentes del mundo de la delincuencia, como Ana María Cameno, conocida como ‘La Reina de la Coca’, o ‘El Moli’ un célebre alunicero de la capital de España, se habrían beneficiado de esta red, tal y como sostienen los investigadores.

Mientras avanza la investigación todavía abierta, los policías tratan de esclarecer un posible robo de claves de acceso al Registro Nacional de Vacunación. A los detenidos se les atribuyen delitos de falsedad documental y contra la salud pública. 

El hallazgo de la rama madrileña de esta trama europea condujo a los investigadores a otras ramificaciones, de forma que ya siguen la pista de entramados criminales similares en Toledo y Marbella.  



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.