Última hora de la guerra, en directo | Cuatro provincias ucranias ocupadas votan la anexión a Rusia en referendos condenados por la comunidad internacional | Internacional



Cuatro provincias ucranias ocupadas celebran los referendos de anexión a Rusia

Cuatro provincias ucranias ocupadas o parcialmente por los rusos, Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia celebran desde este viernes referendos de anexión a Rusia, consultas que han sido rechazadas por ilegales en casi todo el mundo excepto en Moscú. Celebradas sin las mínimas condiciones de legalidad, en un país en guerra y en regiones donde los partidarios de las consultas no tienen el control total del territorio, se espera que los resultados, que no serán reconocidos casi por nadie en el mundo, sean favorables a la incorporación a Rusia que, desde ese momento, considerará cualquier ataque ucranio como un ataque a su propio territorio, lo que justificaría el uso de cualquier tipo de arma.

Tras meses de anuncios, los referendos se precipitaron a toda prisa este pasado martes, con peticiones por parte de las asambleas legislativas prorrusas a los líderes de las autoridades prorrusas, que respondieron con convocatorias inmediatas. Estas se celebrarán desde este viernes y hasta el martes en las provincias que conforman la región de Donbás, Lugansk y Donetsk, en el este, y en las de Jersón y Zaporiyia, en el sur del país. Entre todas suponen alrededor de un 15% de la superficie de ucrania. La provincia de Mikolaiv, también en el sur, anunció también una consulta similar en breve.

Los referendos se celebran mientras las fuerzas ucranias mantienen potentes ofensivas militares que les están permitiendo recuperar territorio ocupado tanto en el este como en el sur. Ante el avance de las tropas ucranias, Moscú reaccionó con la convocatoria exprés de estas consultas, que le permitirá anexionar las provincias y considerarlas parte de su territorio. En paralelo y para defenderlo, además, el presidente ruso, Vladímir Putin, decretó el miércoles la movilización de 300.000 reservistas para enviarlos a combatir a Ucrania, un movimiento muy impopular al que se resistía desde el inicio de la invasión. El anuncio desató una ola de protestas en las calles y la huida de miles de personas del país por las fronteras terrestres y en avión. “Si todo esto es declarado territorio ruso, pueden declarar que [la ofensiva ucrania] es un ataque directo a Rusia de modo que pueden combatir sin restricciones”, dijo este jueves a la televisión ucrania Serguéi Haidai, gobernador (proucranio) de la región de Lugansk.

“Desde el inicio de la operación [militar especial, como denomina el Kremlin la invasión ilegal de Ucrania] dijimos que los pueblos de los respectivos territorios debían decidir su destino, y la situación actual confirma que quieren ser dueños de su destino”, dijo esta semana el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov. Rusia pretende tomar el resultado de las consultas —nadie duda de que será abrumadoramente favorable a la anexión— como una muestra de respaldo popular —las provincias de Donbás cuentan con mayoría prorrusa y su supuesta “persecución” por el Gobierno de Kiev es la excusa de Moscú para la invasión— y usarlo como pretexto para la anexión de los territorios, al igual que hizo en Crimea en 2014, una anexión que no reconoce la comunidad internacional. 

Mientras, la UE, EE UU, Reino Unido, la OTAN, la OCDE, la ONU y la inmensa mayoría de la comunidad internacional condenan las consultas, que tachan de “farsa” y han anunciado a lo largo de la semana que “nunca” van a reconocer sus resultados”, menos aún teniendo en cuenta que se van a celebrar sin los mínimos estándares internacionales, sin censo, sin observadores internacionales, en regiones en guerra en las que el control está en disputa, con muchos de los posibles votantes movilizados en combate o huidos. 

Acusando a los soldados ucranios de “bárbaros” ataques contra los civiles en su ofensiva, el líder de los prorrusos de Donetsk, Denis Pushilin, declaró el jueves que “es por eso por lo que queremos actuar con rapidez y con gran determinación con medidas como la celebración de los referendos. Hemos estado esperándolo mucho tiempo, soñando con ello y por fin va a tener lugar”.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.