Última hora de la guerra, en directo | Biden condena el “intento fraudulento de anexión” de Moscú y aprueba nuevas sanciones | Internacional



Energoatom denuncia que una patrulla rusa ha detenido al director de la central nuclear de Zaporiyia

La empresa que gestiona las centrales nucleares de Ucrania, Energoatom, ha denunciado este sábado que el director de la central de Zaporiyia, controlada por las tropas rusas, fue detenido el viernes por una patrulla militar rusa y llevado a algún lugar no especificado.

Igor Murashov, según denuncia Energoatom, fue detenido sobre las cuatro de la tarde (una hora menos en la España peninsular) por una patrulla rusa cuando se dirigía en coche desde la central a la ciudad vecina de Energodar. “Fue sacado de su coche y, con los ojos vendados, fue llevado en una dirección desconocida”, afirma la empresa en un comunicado colgado en su cuenta de Telegram y firmado por el presidente de la empresa, Petro Kotin. “Desde entonces, no ha habido información sobre él”, añade.

La compañía denuncia que Murashov es el máximo responsable de la seguridad de la central y que “su detención por los rusos racistas pone en riesgo la seguridad del funcionamiento” de la planta. Por tanto, exige a los “racistas rusos que están en la central de Zaporiyia y al personal de Rosatom [la empresa atómica rusa], que también están ilegalmente en la instalación ucrania, que detengan inmediatamente sus actos de terrorismo nuclear hacia la dirección y el personal de la central, liberen al director de la planta y le dejen volver a sus responsabilidades”.

La central de Zaporiyia, la mayor de Europa, con seis reactores, está controlada por el ejército ruso desde marzo, aunque continúa siendo operada en su día a día por los técnicos ucranios. La central ha sido escenario de ataques y bombardeos que han supuesto un elevado riesgo de accidente atómico y de los que rusos y ucranios se culpan mutuamente. Ha tenido que ser desconectada varias veces al verse afectadas las líneas eléctricas que la mantienen en funcionamiento, aunque no se ha registrado ninguna fuga atómica.

Un equipo de expertos del Organismo Internacional de la Energía Atómica, dependiente de la ONU, visitó la central en septiembre y dos de sus integrantes se quedaron en ella de forma permanente. El director del OIEA, Rafael Grossi, negocia con ambas partes para lograr la desmilitarización de la zona. Por ello, Energotamo, en su comunicado, pide a Grossi y a la Asociación Mundial de Operadores Nucleares que actúen para la liberación del director de Zaporiyia. (Reuters / EL PAÍS)



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.