Trabajo multa con 79 millones a Glovo por incumplir la ‘ley rider’ y mantener a falsos autónomos | Economía



La Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha multado con 78,9 millones de euros a Glovo por mantener a falsos autónomos en Barcelona y en Valencia. La sanción se refiere a 8.331 empleados en la capital catalana y 2.283 en la valenciana. La inspección considera que se trata de falsos autónomos “que dependen y son ajenos” a Glovo y que esta empresa debería haberlos incluido en plantilla, como recoge la llamada ley rider que entró en vigor en agosto del año pasado.

Pese a que a la normativa obliga a las empresas de reparto a contratar a los empleados, Glovo mantiene su esquema de autónomos y ha sido multado por ello. La sanción, adelantada este miércoles por la Cadena Ser y confirmada por fuentes de Trabajo, se ha decidido después de varias inspecciones, con la realización de entrevistas con la empresa y con los trabajadores, “el examen de todo tipo de documentación con trascendencia para la verificación del cumplimiento de la normativa laboral y de seguridad social”.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha afirmado además, a su llegada al Congreso para la sesión de control al Gobierno, que se ha procedido a regularizar la situación de esos 10.600 trabajadores. La vicepresidenta segunda ha acusado a Glovo de “vulnerar” los derechos laborales de sus trabajadores y de “obstruir” la labor de la Inspección de Trabajo, algo que ha calificado de “gravísimo”. “Tienen que cumplir la ley”, ha rematado. “Estamos ante una auténtica actuación de falsos autónomos y el peso de la ley va a caer sobre esta empresa, como ya ha caído con la Inspección”, ha advertido Díaz.

La inspección considera acreditado que “la empresa no es una mera intermediaria en la contratación de servicios entre comercios y repartidores sino una empresa que presta servicios de reparto y mensajería fijando las condiciones esenciales de prestación de dicho servicio”. “Se constata que en la relación entre la empresa y los repartidores concurren las notas de dependencia y ajenidad propias de la relación laboral”, según las autoridades.

Así, la multa en Barcelona es de 39 millones de euros, más otros 24 millones por cotizaciones no pagadas a la Seguridad Social. En Valencia, las actas de infracción suman 10,7 millones y las actas de liquidación ascienden a 5,05 millones. Además, se ha impuesto una sanción por obstrucción a la labor inspectora que asciende a 2.500 euros.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.