Torres (BBVA) reclama a Europa una mayor independencia energética como respuesta a Rusia | Economía



Carlos Torres, presidente del BBVA, ha subrayado este viernes en la junta general de accionistas del banco, celebrada en Bilbao, las consecuencias que va a tener el ataque de Rusia sobre Ucrania. Pese al conflicto militar, el directivo espera que la recuperación económica continúe este año, aunque la incertidumbre ya se ha elevado de forma considerable. “No hay duda de que la guerra aumentará la inflación y afectará negativamente al crecimiento, aunque con importantes diferencias entre países”, ha asegurado Torres. Además, ha reclamado a Europa que camine hacia una mayor independencia energética: “[El conflicto] debe servir para movilizar la economía hacia las energías renovables con mayor celeridad si cabe”.

Como reflejo del impacto negativo de la guerra, el máximo dirigente del BBVA ha puesto de ejemplo lo ocurrido en los mercados financieros. ”Han registrado caídas, fuerte aumento de la volatilidad y acusadas subidas de los precios de todas las materias primas, especialmente el petróleo y el gas”, ha añadido. Las consecuencias, eso sí, no solo serán económicas. De hecho, Torres ha asegurado que con la invasión rusa de Ucrania se entra en un nuevo orden mundial: “El conflicto tendrá importantes repercusiones estructurales en la geopolítica y en la economía”.

El banco, por su parte, encara esta situación desde una posición fuerte, según han dicho Torres y el consejero delegado de la entidad, Onur Genç. Ambos han destacado en sus discursos ante los accionistas el resultado positivo del ejercicio 2021, cuando el BBVA obtuvo su mayor beneficio en la última década. Gracias a ello, la entidad ha podido aumentar el dividendo. “Este año proponemos el mayor dividendo por acción en efectivo de los últimos 10 años: 31 céntimos de euro por acción, de los cuales, 23 céntimos se pagarían el próximo abril si así lo aprobase hoy [por este viernes] esta junta, que se sumarían a los 8 céntimos ya pagados a cuenta en octubre pasado”, ha explicado Torres.

Además, el BBVA está inmerso en un programa de recompra de acciones por hasta 3.500 millones: ya se ha completado un primer tramo de 1.500 millones y se ha iniciado el siguiente, por otros 1.000 millones. Después se lanzará el tramo definitivo hasta alcanzar la cifra total esperada o un 10% del capital social del banco. En total, la remuneración del accionista podría alcanzar los 5.500 millones si se suman el dividendo (el payout se elevó hasta entre el 40% y el 50%) y la recompra de acciones.

Sobre digitalización, Carlos Torres ha destacado el buen desempeño de la compañía en ofrecer soluciones digitales a sus clientes. Pese a ello, ha insistido en que estos beneficios deben llegar a todos, algo para lo que el sector bancario español ha tenido que introducir cambios tras las quejas de los mayores de 65 años por la dificultad para relacionarse con los bancos de forma presencial. “Ya hemos puesto en marcha iniciativas para facilitar la adaptación de personas mayores o con necesidades especiales, y seguiremos trabajando para no dejar a nadie atrás”, ha incidido el presidente del BBVA. El sector pactó una serie de modificaciones, entre las que destacaba el aumento del horario de atención en oficina y potenciar la asistencia telefónica.

Genç, por su lado, ha añadido la relevancia del canal digital para impulsar el crecimiento del banco. “Los nuevos clientes adquiridos digitalmente ya representan alrededor del 40% del total, una cifra asombrosa que solo ascendía al 4% en 2016″, ha dicho el consejero delegado. Esto justifica las inversiones en esta línea de negocio como Atom en el Reino Unido, Solarisbank en Europa y Neon en Brasil, así como el lanzamiento de un banco digital en Italia.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.

Suscríbete



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.