Toledo, centro europeo de adiestramiento de ucranianos: «Esta oportunidad nos ayuda a intentar salvar nuestra vida»


Actualizado

La ministra durante la visita al Toledo Training Command
La ministra durante la visita al Toledo Training CommandM. DEFENSA
  • Defensa Doce horas de trabajo seis das a la semana, as es la formacin a ucranianos que se extender dos aos
  • Acuerdo Robles ofrece formar a 400 militares ucranianos en Espaa cada dos meses

Ni un alma se pasea por el sombro patio de la Academia de Infantera de Toledo. El silencio impera en este centro de formacin militar cuyas paredes se levantaron en 1948. El tiempo no ha pasado dentro de la academia. Slo ha habido algunos acondicionamientos, como el que llevaron a cabo hace unas semanas un grupo del mando de Ingenieros para acondicionar un ala de antiguas oficinas, reconvertidas en el Toledo Training Command, el centro de adiestramiento de Ucranianos pionero en Europa y que desde el 14 de noviembre acoge a los primeros 64 ucranianos.

Todos varones, con edades comprendidas entre los 19 y los 40 aos, con corte de pelo compartido, forman en filas de a cuatro en la cantina de la Academia, donde aguardan la visita de la ministra Robles, que ha pasado la maana de este domingo conociendo las recin estrenadas instalaciones y a sus nuevos habitantes.

Para saber ms

Mucho antes de que llegara Robles, a las 7 de la maana, son el despertador en las habitaciones de los militares. Son mdulos con capacidad para 12 soldados distribuidos en seis literas de hierro. Cada litera con un colchn de muelles encima protegido con sbana bajera, funda de almohada, una colcha verde con el escudo de la academia y a los pies, perfectamente dobladas, dos mantas gordas por cada cama. Hace fro y la calefaccin no existe en este mdulo. Al menos no es visible ni el termostato da cuenta de ella. A cada cama le corresponde una taquilla de hierro gris dispuesta a su izquierda. Sobre cada taquilla descansa el petate de cada soldado.

Los soldados se han estrenado en la carrera militar hace apenas una semana y lo hicieron con su llegada a Espaa. Tal y como explic el teniente coronel Iranzo, el grupo que ya est instalado en Toledo son reclutas voluntarios que ingresaron en el Ejrcito ucraniano el pasado noviembre. De todos, slo dos tienen alguna idea castrense y experiencia de tiro. Uno de ellos era polica. Por delante, cinco semanas de formacin bsica en la que aprender tratamiento de bajas en combate, tirador selectos, actuacin frente a explosivos improvisados y primeros auxilios.

Un programa intensivo de seis das y medio a la semana con doce horas de trabajo. A las siete se levantan y 45 minutos despus empiezan los ejercicios hasta las 13.30, cuando comen y tienen tiempo de descanso hasta las cuatro de la tarde, que reanudan la actividad hasta las ocho, momento de la cena y tiempo libre, que el coronel ucraniano que acompaa a la tropa aprovecha para darles alguna directriz o reflexionar sobre el da antes de que hablen con sus familias, casi todas an en Ucrania.

El programa de formacin se ha diseado en colaboracin entre el Ejrcito de Tierra espaol y el ucraniano en una relacin bilateral, pero ahora formar parte de la misin que la Unin Europea ha emprendido de adiestramiento de tropas. De momento, el de Espaa es el nico centro que ya funciona, por ello, Portugal ha ofrecido 20 instructores de su Ejrcito para trabajar en las instalaciones de Toledo y poder formar a ms militares. Alemania y Polonia tambin estn en proceso de abrir centros de formacin, aunque an no funcionan.

El comandante que acompaa a la tropa ucraniana ha explicado a la ministra que los militares no sufren por ellos, sino por sus hijos: «No tienen miedo por su vida, si no por la de sus hijos. Por eso estamos muy agradecidos a Espaa, esta oportunidad nos ayuda a intentar salvar nuestra vida», ha dicho.

«Esta guerra la va a ganar Ucrania, ya la est ganando», ha vaticinado la ministra, quien se ha emocionado cuando le han regalado un pauelo hecho por las mujeres ucranianas, un regalo artesanal cuya venta utilizan para sacar fondos para la guerra.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.