toda una historia de amor


Noticias relacionadas

Los Angeles Rams ganaron la Super Bowl LVI. La franquicia californiana comenzó mejor la final de la NFL. Aunque después Cincinnati Bengals llegó a dar la vuelta al marcador, colocándose con ventaja en el último periodo. Pero en el último minuto, todo dio un vuelco. Los Rams sucedieron a los Buccaneers y Cooper Kupp se convirtió en el nuevo MVP, cogiendo el testigo de Tom Brady.

Para los que no sepan quién es Cooper Kupp, es el wide receiver de Los Angeles Rams. Pero no es fruto de la casualidad ni un golpe de suerte que se haya convertido en el MVP de la Super Bowl en 2022. Ya fue designado el mejor jugador ofensivo del año. Y además se convirtió en el cuarto wide receiver de la historia en conseguir la triple corona (yardas, recepciones aéreas y touchdowns). El último en lograrlo lo hizo en 1970.

Aunque la historia de Cooper Kupp comienza mucho antes. Ya en el colegio dio muestras de un talento innato para el deporte. Desde baloncesto a fútbol americano. Se decantó por este último. Y ya en el instituto conoció a la chica que cambió su visa. Una historia de amor que, según confiesa él, ha sido lo que le ha llevado hasta aquí.

Cooper Kupp celebra junto a su familia la Super Bowl LVI


Cooper Kupp celebra junto a su familia la Super Bowl LVI

Reuters

Ella fue la que se sacrificó en la universidad para mantenerse a ella misma y también a Kupp. ¿Por qué? Para que este lograse el sueño de la NFL. Junto a él estuvo su mujer, Anna Croskrey, el día en el que se cumplió lo que ambos soñaron. Y, además, también acapararon todas las miradas los dos hijos de la pareja, Cooper Jameson Kupp Jr. y Cypress Stellar Kupp.

La semilla del MVP

En Washington, el 15 de junio de 1993, Cooper Douglas Kupp vino al mundo. Desde muy tierna edad se vio que tenía grandes aptitudes para el deporte. Y fueron especialmente el baloncesto y el fútbol americano donde destacó. También llegó a practicar atletismo, pero fue por su historia familiar por lo que se decantó por el deporte que le ha llevado a lo más alto.

«Mi abuelo jugó en los sesenta, setenta, para los Saints. Jugó con Archie Manning un tiempo y nos contó sobre las personas con las que convivió y sus experiencias. Mi papá pudo jugar un par de años a inicios de los 90. Mi primer coach como receptor fue mi papá, tan pronto como pudimos salir al jardín y lanzar un balón él fue mi entrenador y mi quarterback», llegó a confesar el nuevo MVP de la Super Bowl.

Cooper Kupp, MVP de la Super Bowl LVI


Cooper Kupp, MVP de la Super Bowl LVI

Reuters

Pero el camino no fue fácil. En la preparatoria firmó 110 recepciones para algo más de 2100 yardas. Sin embargo, esto no hizo que las universidades llamaran a su puerta. Finalmente, entró en la Eastern Washington University. Ahí tuvo que superar una nueva prueba en su camino: separarse de su por entonces novia, Anna Croskrey.

A ella la conoció durante una competición de atletismo cuando ambos estaban en el instituto. Fue amor a primera vista. Al menos para él. Vio a Anna caminando hacia donde él se encontraba. Entonces se paró y se agachó, fingiendo que se ataba los cordones de sus zapatillas. Cuando ella llegó a su altura, le pidió el teléfono. El resto es historia.

Amor de película

Durante una entrevista con The New York Times, Cooper Kupp afirmó que cuando vio a Anna supo que era la mujer de su vida: «Estaba seguro de que me iba a casar con ella entonces». Así comenzó la relación, pero la universidad puso kilómetros de por medio entre ambos. Mientras el wide receiver de los Rams fue a la Eastern Washington University, Anna Croskrey se fue a estudiar a Arkansas.

La distancia no hizo mella en el noviazgo, sino que fortaleció la relación. De hecho, Anna se sacrificó y compaginó sus estudios con un trabajo a tiempo completo para ayudar económicamente a Cooper Kupp. «Estaba trabajando a tiempo completo para que él no tuviera que preocuparse por eso, para que pudiera concentrarse», reconoció Croskrey en ESPN.

El año 2014 fue un punto de inflexión para ambos. Anna pudo trasladarse a la universidad de Washington para estar junto a Cooper. Ahí fue cuando se comprometieron. Un año después, se casaron. Y sí, ambos continuaban estudiando todavía en la universidad.

Un amor de película que ahora ve recompensado el esfuerzo de tantos años. Sin duda, su gran triunfo es que son un matrimonio consolidado. Juntos forman una bonita familia con sus dos hijos. Pero solo hace falta escuchar hablar a Cooper Kupp para saber que lo suyo es amor del verdadero. Una forma de apoyarse y de sumar y no restar.

«Sin duda, no hay duda en mi mente, no solo no estaría aquí donde estoy hoy sin ella o sin lograr las cosas que estaría haciendo», afirmó en ESPN el de Los Angeles Rams. «Realmente creo que quizás no esté en esto, quizás no esté en la NFL si no fuera por ella y por lo que me inspiró y me empujó a hacer», agregó el nuevo MVP de la Super Bowl.

A la segunda

Cooper Kupp ya tiene su primera Super Bowl. Aunque esta no ha sido su primera final de la NFL. Los Angeles Rams ya llegaron a este partido en 2019. Entonces cayeron ante los New England Patriots de Tom Brady. Aunque él no estuvo presente por un desgarro en el ligamento cruzado anterior.

Cooper Kupp, tras ganar la Super Bowl LVI con Los Angeles Rams


Cooper Kupp, tras ganar la Super Bowl LVI con Los Angeles Rams

Reuters

El wide receiver tenía una cita con la historia. Una segunda oportunidad de conseguir el anillo de campeón… y no falló. Fue clave para los Rams ante los Bengals. Y todo después de cumplir su sueño en 2017. Entonces fue reclutado por el equipo de Los Ángeles en la tercera ronda del Draft y con el pick 69. Cinco años más tarde, su nombre ha dado la vuelta al mundo. Y todo gracias a su talento, su trabajo… y también a la gran mujer que tiene al lado.

[Más información – Los motivos de Tom Brady para la retirada: Gisele Bündchen, la familia y lo que nunca quiso vivir]





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.