Snchez desquicia a la Generalitat: pocos traspasos y sin fecha para la mesa


Actualizado

«No se toma en serio a Catalua», denuncia el Govern tras la comisin bilateral y le urge a retomar la negociacin independentista

Reuni
Reunin bilateral Estado-Generalitat.EFE

Empieza a constatar la Generalitat cmo Pedro Snchez est ralentizando premeditadamente su poltica de cesiones hacia Catalua tras quedar encarrilada la legislatura despus de la aprobacin de los Presupuestos Generales del Estado y de la reforma laboral, que no fue refrendada por ERC y abri una grieta en la relacin de confianza entre el Gobierno y la Generalitat.

El enfriamiento se ha puesto de manifiesto este viernes, durante la reunin bilateral entre la Administracin central y la autonmica, que ha finalizado con traspasos menores relacionados con la cesin de algunos edificios estatales a la Generalitat y de la gestin de las becas universitarias. El resultado en absoluto ha satisfecho a un Govern que ha salido con pocos frutos que llevarse a la boca y contina esperando a que Snchez tenga a bien poner fecha a la siguiente entrega de la mesa de negociacin sobre el conflicto que prometi convocar a inicios de ao.

Los avances han sido tmidos. Necesitamos resultados de ms entidad, ha manifestado la consejera de Presidencia y mano derecha de Pere Aragons, Laura Vilagr, encargada de capitanear la delegacin catalana, en la que tambin han estado presentes representantes de Junts como el consejero de Economa, Jaume Gir, o el vicepresidente del Govern, Jordi Puigner.

Vilagr ha sido crtica, pero ha evitado dinamitar el incipiente entendimiento con el Gobierno, consciente como es de que ahora Snchez controla los tempos de la relacin con la Generalitat.

Mucho ms claro ha sido Puigner, aprovechando que su partido no mantiene ningn tipo de vnculo con el Gobierno desde que fuera excluido de la mesa de negociacin por el propio Aragons.

Los avances han sido escasos, de poca entidad y demasiado lentos. Catalua sigue sin ser una prioridad para el PSOE. Si Snchez se tomara en serio Catalua, pondra encima de la mesa la gestin del aeropuerto, de Cercanas o de las autopistas. As evidenciara que el Gobierno del Estado se toma Catalua como una prioridad, ha espetado el valido de Carles Puigdemont en el Govern.

Muy distinta percepcin de lo ocurrido -podra decirse que diametralmente opuesta- ha trasladado la portavoz del Ejecutivo. Hemos alcanzado un cuerdo histrico. Es un hecho indito avanzar en el mbito competencial de Catalua despus de una dcada. Slo por eso ya muy relevante. Hemos avanzado en autogobierno, ha sostenido Isabel Rodrguez, para la que esa transferencia de las becas universitarias o de la titularidad de inmuebles como el del Registro Civil de Barcelona est contribuyendo a la recuperacin de la normalidad y los afectos que Snchez prometi tras aprobar el indulto de los presos separatistas como punto inicitico de su agenda para el reencuentro.

La convocatoria de la siguiente reunin de la mesa de negociacin sobre el conflicto -el foro en el que verdaderamente est interesado el secesionismo- no se ha abordado en el prcticamente estril encuentro tcnico celebrado este viernes en el Palau de la Generalitat, pero la portavoz del Govern ha dado por hecho que en semanas Snchez anunciar la fecha del cnclave, que no se rene desde el mes de septiembre, cuando el presidente del Gobierno y el del Govern pactaron negociar sin plazos.

Menos concluyente ha sido la vocera del Ejecutivo central, quien ha evitado aventurar si la mesa volver a reunirse antes de Semana Santa.

No parece estar acusando la presin Snchez, quien desde finales del pasado ao no deja de recibir interpelaciones directas de Aragons para llegar a acuerdos tangibles sobre la autodeterminacin y la amnista de los encausados por promover el procs.

Sin ir ms lejos, el pasado lunes, en el aniversario de las elecciones catalanas del 14-F, el presidente de la Generalitat pas directamente a la amenaza y advirti al presidente del Gobierno de que no contar con su apoyo para continuar en La Moncloa tras las prximas generales si no realiza una propuesta que permita avanzar hacia la celebracin de un referndum de independencia. Aragons admiti que el dilogo est bloqueado y llam al separatismo a activar todos los mecanismos de presin para forzar al Snchez a sentarse en la mesa.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.