Ser de ETA tiene premio en las cárceles vascas




El 1 de octubre se cumplirá el primer año de una medida sorprendente: el Gobierno español transfirió las competencias de las prisiones vascas al Ejecutivo regional. No fue una decisión casual. Como tampoco lo es el goteo constante de terroristas encarcelados que cumplen condena en prisiones alejadas al País Vasco y Navarra, y que son trasladados a instituciones cercanas a sus familias.

Ambas circunstancias merecen un análisis indivisible. Mi compañero Diego Rodríguez Veiga escribió un reportaje revelador en Porfolio donde documentaba una realidad incómoda: los presos etarras disfrutan de privilegios inimaginables para sus compañeros de prisión. No parece casual. Y los funcionarios, testigos directos, nos los cuentan.


Puedes escuchar el episodio en tu plataforma favorita:

Spotify | Ivoox | Apple | Podimo | Google



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.