Rusia devuelve un retrato de Carlos V del Prado prestado para una exposición en los Museos del Kremlin | Cultura


'El emperador Carlos V' (1605), de Juan Pantoja de la Cruz, cedido por el Museo del Prado a los Museos del Kremlin.
‘El emperador Carlos V’ (1605), de Juan Pantoja de la Cruz, cedido por el Museo del Prado a los Museos del Kremlin.

España está a la espera de la llegada de ocho piezas de la Armería del Palacio Real y de un cuadro del Museo del Prado, el retrato El emperador Carlos V, obra de Juan Pantoja (hacia 1533-1608), cedidos para una exposición en Moscú y que han sido reclamados tras la invasión rusa de Ucrania. Las obras salieron para la muestra El duelo. Del juicio por combate a un crimen noble, cuya apertura estaba prevista para el 3 de marzo en los Museos del Kremlin, de la capital rusa, pero que fue cancelada por el conflicto bélico, iniciado el 24 de febrero. Las obras están ya de vuelta y se espera que lleguen a Madrid en los próximos días, han confirmado a este periódico desde Patrimonio Nacional. De hecho, las de Patrimonio se esperan para exhibirlas en la reapertura, el jueves, 24 de marzo, de la segunda planta de la Armería, que cerró por la pandemia, señalan las mismas fuentes. No obstante, tras el viaje las piezas necesitarán unos días de aclimatación antes de volver a ser mostradas al público.

Ambas instituciones se han sumado a otras internacionales, como la Armería Real Inglesa, el Museo del Louvre o la Biblioteca Nacional Francesa, para reclamar la devolución de las obras enviadas para la exposición en Moscú. Con motivo de la guerra, las instituciones señaladas se coordinaron para pedir el retorno de lo cedido. “Hemos hecho todos los movimientos conjuntamente”, han añadido en Patrimonio Nacional.

En el caso de las piezas prestadas por este organismo público, dependiente del Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, sobresale una armadura de Carlos V, de 1544, que precisamente es la que luce en el óleo de Juan Pantoja; una silla de montar del emperador, una “armadura de lebrel”, que fabricó un armero para uno de los perros favoritos del rey; otra armadura de Felipe III niño, que le regalaron cuando fue proclamado rey, una espada y una pistola.

Armadura de Carlos V de 1544, cedida por Patrimonio Nacional a los Museos del Kremlin.
Armadura de Carlos V de 1544, cedida por Patrimonio Nacional a los Museos del Kremlin.

Desde el Prado explicaron a Europa Press que en la recuperación de la obra de Pantoja “la cooperación de los Museos del Kremlin ha sido absoluta, y el cuadro llegará en los próximos días”. Era la única pieza del Prado que se encontraba cedida en territorio ruso. “No hay ninguna otra colaboración en marcha, ni ninguna obra de un museo ruso en El Prado”, han añadido desde el museo. El retrato de Carlos V fue un encargo al pintor vallisoletano de Felipe III, nieto de Carlos V, tras el incendio del palacio del Pardo el 13 de marzo de 1604, que destruyó la galería de retratos de monarcas españoles que habían pintado grandes artistas. Pantoja se sirvió de los modelos precedentes y plasmó una obra “de buena factura técnica, aunque falta de expresión, acorde con el carácter de emblema icónico que había adquirido la imagen del emperador para la memoria histórica de la Casa de Austria”, señala el Prado en su web sobre esta obra, de 1,83 metros de alto por 1,10 de ancho.

'Armadura de lebrel', de Carlos V, pieza enviada por Patrimonio Nacional.
‘Armadura de lebrel’, de Carlos V, pieza enviada por Patrimonio Nacional.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

El ministro de Cultura y Deportes, Miquel Iceta, justificó el martes, en una entrevista en Televisión Española, la decisión de reclamar las obras y objetos al Kremlin como forma de expresar el rechazo a la guerra del Gobierno español. “Condenamos absolutamente la agresión, hemos cancelado [la participación] en la exposición de Moscú y hemos pedido la devolución de las piezas, porque hay que distinguir entre la colaboración con el Gobierno ruso y el respeto a la cultura rusa, aunque a veces cuesta mantener un equilibrio”, explicó. Iceta abrió, sin embargo, la puerta a los artistas rusos que rechacen públicamente la agresión a Ucrania. “Nos mostramos claramente favorables a quienes, desde dentro, se muestran contrarios”.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.