REYKO, el dúo que le susurraba al electropop | Cultura



Es media mañana, el sol brilla con fuerza en Madrid, y Fátima Cardelús Soleil e Igor Fejzula no pierden la costumbre de tomar un té. Algo tendrán que ver los más de seis años que REYKO, este dúo español de electropop, lleva afincado en Londres. Allí coincidieron en 2015, en un pub irlandés al que habían ido para ver el concierto de unos amigos, aunque ellos dos todavía no se conocían. Igor necesitaba poner voz a su proyecto de fin de máster de producción musical, y encontró en Soleil la última pieza del rompecabezas que necesitaba, aunque ella nunca se imaginaba que acabaría cantando. Ahora, tras el respiro que deja la variante ómicron, los dos están de vuelta a los escenarios para presentar Pulse (2021), su segundo álbum de estudio, que fue lanzado en el pasado mes de octubre, pero que no han podido lucir hasta ahora como hubieran querido. Las canciones fueron compuestas durante el confinamiento, “soñando con el día en que puedan ser tocadas en un festival o en una sala”, confiesa la dupla. Ahora, dos años después, van a poder verlo materializado.

Soleil, natural de Olot, un pueblo de Girona, estudió enfermería y osteopatía en la Universidad Complutense de Madrid, antes de marcharse a Londres a trabajar como osteópata. Allí encontró la oportunidad laboral que buscaba en España, pero además, se topó con el mundo de la música al dar con Fejzula. Él es barcelonés de ascendencia serbia, y se preparaba para ser un tenista profesional —ha llegado a figurar en el ranking ATP—. Se dio cuenta de que había tenistas con un futuro más prometedor sobre la pista que el suyo y decidió dar un volantazo a su camino, y a los 21 años cambió la raqueta por una guitarra y Barcelona por la capital inglesa. Ahora, ella pone la voz y él pone la base en REYKO, un proyecto que empezó con un trabajo de máster que, en lo académico se quedó en “una buena nota, aunque tampoco fue la leche”, pero que en lo comercial fue un bombazo que cambió sus vidas.

Desde entonces no han dejado de componer música, de hacer conciertos —salvo por la pandemia— ni de sonar en la pequeña pantalla. Sus canciones han adornado anuncios de unos grandes almacenes, escenas de series —como Élite, La casa de las flores o Toyboy y, también, el último anuncio de EL PAÍS. La agencia The Cyranos, al cargo de la campaña, escogió su canción La verdad, de su primer disco homónimo, REYKO (2020), para acompañar al vídeo.

Esta canción tiene su origen en 2019, cuando el dúo rompió lazos con su antigua discográfica al descubrir que el sello había licenciado su música inédita sin su conocimiento. “La verdad se nos ocurrió en un taxi de vuelta del aeropuerto de Londres a Ealing, recién llegados de España”, cuenta Cardelús, “en una nota de voz grabé: ‘Dicen que las mentiras son como espinas te van enredando, dicen que lo que digas queda entre líneas y te va atrapando’”. Con una letra potente y llana, Fejzula bromea con que “cuando la sacamos, Iván, el batería de nuestros conciertos, decía que era tan directa que se sentía mal al escucharla, como si le estuvieran señalando”, señala entre risas.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Entre sorbos de té, Fejzula toca la madera de la mesa para no gafar “la suerte” que están teniendo con los proyectos audiovisuales. En los comentarios de YouTube de sus canciones se combinan los que les apoyan desde sus inicios con aquellos que llegan a través de alguna serie para quedarse. Ellos creen que se debe a la voz “suave” de Soleil, que es poco invasiva con las imágenes y permite su buena conexión. Esperan seguir con su buena racha este 25 de febrero, cuando publican nuevas canciones, y en mayo, cuando actúen el día 13 en Barcelona y el día 21 en Madrid, ante el público que tanto han echado de menos.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.