Putin da órdenes a los generales en Ucrania personalmente y provoca su enfado tras las derrotas


El presidente de Rusia, Vladímir Putin, está dando instrucciones directamente a los generales en el campo de batalla, algo «muy inusual en un ejército moderno» y que pone en evidencia una «estructura de mando disfuncional», informa CNN, que ha contrastado esta información con «fuentes familiarizadas con la inteligencia estadounidense y occidental».

Estas fuentes explican que hay conversaciones interceptadas a oficiales rusos muy críticos con la toma de decisiones y las tácticas. Coinciden con una fase de la guerra en la que Moscú encadena derrotas y pierde miles de kilómetros cuadrados de territorio conquistado, lo que ha empujado a un Putin en apuros internos y externos a ordenar la movilización de 300.000 reservistas.

[Así cambiará la guerra la llegada de los 300.000 soldados rusos]

Estados Unidos, cuenta CNN, interpreta este movimiento como fruto de la desesperación de un presidente al que faltaban hombres para luchar y que se agarra ahora a la amenaza nuclear para tratar de vencer la voluntad de los aliados de Kiev, una vez en marcha sus planes para dejar a Occidente sin gas ni cereal y comprometer sus economías.


Putin oculta una cláusula de la orden de movilización que permitiría llamar a filas a 1 millón de rusos

Según un alto funcionario de la OTAN a CNN, hay «discusiones febriles» en Moscú sobre las razones del fracaso en la región de Járkov y el Kremlin trata por todos los medios de desviar el foco de Putin, que ahora se sabe ha tenido más responsabilidad de la que ya se suponía en el devenir del conflicto: ha estado dando órdenes que correspondía tomar a sus altos mandos sobre el terreno, desautorizándolos.

Pierde aliados 

Con estas directrices en primera persona en una materia tan sensible y con tantas vidas en juego, Putin cosecha el enfado de su ejército de la cúpula a la base, como también de dirigentes dentro y fuera de la frontera rusa que hasta la fecha se habían alineado con él o cuando menos habían mantenido una posición ambigua. A todos ellos se suma la opinión pública.

Esa opinión pública no puede más que manifestarse en las calles a riesgo cierto de ser detenida. En las últimas horas, las búsquedas en Google en Rusia se han centrado en cómo salir del país o cómo romperse un brazo para que no te envíen al frente.

Fuerzas de seguridad detienen en Moscú a manifestantes contra el envío de reservistas a la guerra en Ucrania.


Fuerzas de seguridad detienen en Moscú a manifestantes contra el envío de reservistas a la guerra en Ucrania.

Reuters

[Putin oculta una cláusula del edicto de movilización que permitiría llamar a filas a un millón de rusos]

Las fuentes consultadas por CNN dudan además del éxito de la movilización parcial anunciada por Putin dados los problemas demostrados de las tropas rusas con las líneas de suministro, las comunicaciones y en último y creciente término con la moral. Hay desánimo y deserciones. Además, hay que tener en cuenta que cualquiera de los reservistas necesitaría, narra un experto a CNN, entre cuatro y seis meses de adiestramiento intenso.

Estos días Rusia ataca infraestructuras críticas como presas o centrales eléctricas, pero para Estados Unidos son gestos de «venganza» efectistas poco significativos. Es un momento delicado para el Kremlin, necesitado de un giro de los acontecimientos. China y Turquía han llamado la atención a Putin pidiendo un «alto el fuego» los primeros y no celebrar referéndums «ilegítimos» en el Donbás los segundos.

Guerra Rusia -Ucrania



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.