Putin concluye las maniobras pero los rebeldes prorrusos matan a soldados ucranianos


Ucrania anunció este sábado que estos dos soldados habían fallecido por heridas de metralla en medio de los enfrentamientos con los separatistas apoyados por Moscú, mientras que otros cuatro militares resultaron heridos. Pocas horas antes, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) había indicado que las violaciones del alto el fuego establecido en la zona se han disparado. 

Entretanto, el presidente de Bielorrusia, Aleksandr Lukashenko, afirmó que el ejército ruso puede quedarse en su territorio tanto como sea necesario tras las maniobras y el sábado supervisó junto con su homólogo ruso, Vladimir Putin, una serie de ejercicios de lanzamiento de misiles balísticos y de crucero, lo que reduce las posiblidades de una desescalada tras las maniobras militares.

Putin y Lukashenko observan el lanzamiento de misiles.


Putin y Lukashenko observan el lanzamiento de misiles.

Reuters

De esta manera, las tensiones siguen creciendo sin respiro y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ya ha asegurado que está «convencido» de que Rusia atacará Ucrania en los «próximos días». De igual manera, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha dejado claro que la Unión Europea tienen preparado un «robusto» paquete de sanciones ante la posibibilidad de que la guerra sea inminente. 

Pese a que Occidente no deja la puerta cerrada a la diplomacia para evitar el conflicto, los gobiernos siguen instando a sus ciudadanos a salir de Ucrania lo antes posible. Así lo hicieron este sábado Francia, Alemania y Austria. De igual forma, el grupo de aerolíneas Lufthansa indicó que ha suspendido sus vuelos a Kiev y Odesa ante el temor a la posible invasión. 

Zelenski busca más presión

Ante este escenario, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha aprovechado su presencia en la Conferencia de Seguridad que se celebra en Múnich para instar a sus aliados en Occidente a que aumenten la presión sobre Rusia e involucrar a la ONU. 

Para ello, Zelenski pidió que se hagan públicas las listas de sanciones preparadas para Rusia «para saber qué sucederá si comienzan la guerra», apuntó en una entevista en CNN. «No necesitamos sus sanciones después de que ocurra el bombardeo y después de que disparen contra nuestro país o después de que no tengamos fronteras, o después de que no tengamos economía».

«Si ni siquiera puedes revelar qué le sucederá a quién si comienza la guerra… dudo que se desencadene después de que suceda», agregó.

Volodimir Zelenski interviene en la Conferencia de Seguridad de Múnich


Volodimir Zelenski interviene en la Conferencia de Seguridad de Múnich

Reuters

Asimismo, el mandatario Ucraniano demandó en Múnich una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, al igual que una hoja de ruta para que su país pueda ingresar en la OTAN. 

«Ucrania anhela la paz. Europa anhela la paz. Rusia dice que no quiere atacar. Hay alguien que está mintiendo», dijo en la Conferencia de Seguridad, en declaraciones recogidas por Efe.  

China sólo ve una salida

La segunda mayor economía del mundo también se ha pronunciado sobre las tensiones geopolíticas de Europa y ha asegurado que «la única salida» para evitar la guerra es cumplir con los Acuerdos de Minsk, firmados para poner fin al conflicto que asoló el este de Ucrania en 2014.

Así lo ha señalado este sábado el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, que también ha apuntado durante su intervención en Múnich que Ucrania no debería ser un tablero de juego para las superpotencias mundiales. De igual forma, ha defendido la integridad territorial del país.  

Por su parte, Estados Unidos ha vuelto a mostrar su apoyo a Ucrania con una reunión entre Zelenski y la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, que encabeza la delegación que Washington ha enviado a la Conferencia de Seguridad, donde ha vuelto a defender «la soberanía e integridad territorial» de Ucrania.

«Permítanme ser clara, puedo decir con absoluta certeza que si Rusia invade Ucrania, Estados Unidos junto con sus aliados y socios impondrán costes económicos «significativso y sin precedentes», ha afirmado Harris en Twitter desde Múnich.  





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.