Prisión para tres integrantes de la cúpula de la secta de Vistabella por agresión sexual y trata de seres humanos | Comunidad Valenciana



La titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Castellón ha decretado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, para tres de las nueve personas detenidas por su supuesta pertenencia a la cúpula de una secta destructiva con sede en una masía del término de Vistabella, un pueblo de Castellón de 350 habitantes, acusada de cometer delitos sexuales contra adultos y menores. Se les investiga además por presunta trata de seres humanos y exhibición de pornografía a niños.

Entre quienes han ingresado en prisión se encuentra el presunto líder espiritual de la trama, Antonio G.L., de 64 años, que se autodenominaba un “enviado de dios”. Los otros seis arrestados en el operativo han quedado en libertad provisional con medidas cautelares de alejamiento y prohibición de comunicación respecto a las víctimas.

La causa, que está declarada secreta, está abierta, entre otros, por delitos de agresión y abuso sexual, tanto contra adultos como contra menores de edad, trata de seres humanos con fines de dominación doméstica y sexual y exhibición de pornografía a menores, sin perjuicio de ulterior calificación, según han informado desde el Tribunal Superior de Justicia valenciano.

La secta operaba en una masía de gran extensión, aislada y blindada del exterior con un vallado y cámaras de seguridad, donde residían varias familias con menores. Doce de las víctimas fueron liberadas por los efectivos policiales que irrumpieron en la zona en la madrugada del pasado martes, entre ellos y según los últimos detalles que han trascendido del operativo, dos pequeños de 8 y 13 años bajo tutela ya de la Conselleria de Políticas Inclusivas.

El pasado martes a las 6 de la mañana en la masía de la Chaparra, donde supuestamente operaba la secta, irrumpieron numerosos efectivos de la Policía Nacional, según ha explicado Jordi Alcón, el alcalde de Vistabella, que no sale de su asombro. “La masía está a apenas ocho kilómetros del pueblo, en dirección a Castellón, y se ubica junto a la carretera, así que todo el mundo que pasó por la zona vio el despliegue policial y el registro. Generó mucha intranquilidad e inseguridad entre los vecinos, la verdad, porque nadie sabía de qué iba la cosa”, explica.

La investigación arrancó hace un año tras una denuncia en la que se alertaba de delitos sexuales contra menores y adultos en la citada masía por parte de una secta destructiva. Dirigida por el grupo de sectas de la Comisaría General de Información y la Unidad central de atención a la familia y a la mujer (Ucfam) de la Comisaría General de Policía Judicial, con el apoyo de la Brigada de Información y de la de Policía Judicial de la comisaría de Castelló, la investigación ha culminado con estas nueve detenciones y la liberación de doce de las víctimas. Se cree que podría haber más personas afectadas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

En el registro de la Chaparra, producido de forma simultánea en una vivienda de Castellón, se encontraron artilugios sexuales que empleaban presuntamente para las violaciones y los abusos, así como material audiovisual para supuestamente someter las voluntades de sus víctimas. La Policía Nacional ha intervenido además efectos de tipo religioso, dinero en metálico, joyas, relojes, otros objetos de valor, y agendas con datos personales y movimientos bancarios.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.