por qué no hay esperanza para su renovación


Noticias relacionadas

En Francia no se habla de otra cosa desde la victoria del PSG contra el Real Madrid en el Parque de los Príncipes: por qué Kylian Mbappé parece que se le va a escapar al club más poderoso (al menos en lo financiero) del mundo. Razones hay varias, pero en el país galo tratan de agarrarse a lo que pueden y hasta perfiles políticos como Emmanuel Macron, presidente de la República Francesa, están haciendo presión.

Mbappé es el mejor futbolista del mundo del momento, situación que choca de lleno con lo que le prepara el futuro. Cuando un jugador de esta talla y con tanto futuro por delante (tiene apenas 23 años) la costumbre es ver que cambia de equipo mediante un gran traspaso. Que no vaya a ser así y su adiós llegue al acabar contrato es únicamente responsabilidad del PSG.

No hay mucho margen de maniobra en París ya que cada día que pasa es un día menos en el contrato de Mbappé. En su caso, con poco más de cuatro meses de duración, es alarmante para los intereses de aquellos que todavía sueñan con su renovación. Hasta ahora, y no han sido pocas, las respuestas de Kylian a firmar otro contrato siempre han sido negativas.

Mbappé y Benzema, durante el PSG - Real Madrid de la Champions League


Mbappé y Benzema, durante el PSG – Real Madrid de la Champions League

EFE

Tras su exhibición ante el Madrid, solo se habla de ofertas de locura (un millón a la semana) y se hacen listas de los motivos que hacen creer todavía en la renovación de Mbappé. El prestigioso diario L’Équipe hacia la suya propia con cuatro razones que buscaban generar esperanza en el público del PSG y del fútbol francés en general. Sin embargo, en todos los puntos se encuentran argumentos para contrarrestarlos que son, precisamente, los que hicieron que Mbappé pidiera ir al Madrid el verano pasado y ahora hacen inevitable su adiós.

Liderazgo dentro y fuera del campo

Es obvio. Mbappé es el futbolista más decisivo del PSG (y del fútbol en general), pero nunca fue tratado como el líder del equipo. Primero era Neymar y ahora es Messi quien opaca su estatus de gran estrella cuando en el campo se demuestra lo contrario.

El jeque podría prometerle que si renueva, esto cambiaría. Sin embargo, en este tira y afloja hay gestos que demuestran que no sería así. Sin ir más lejos, este viernes Mauricio Pochettino decía lo siguiente para defender a Messi de las críticas: «Leo es el mejor del mundo». 

Un club por encima de los egos y estrellas

Mbappé ha demostrado hasta este punto de su carrera que no le van las polémicas. El mejor ejemplo es lo que está haciendo esta temporada, un ejercicio impecable de profesionalidad cuando el verano pasado le cerraron las puertas de malas maneras. Otro jugador habría estallado en rebeldía, pero él hizo todo lo contrario.

A Mbappé le beneficiaria un vestuario donde todos se comporten así y no uno como el del PSG donde el club también ha dado carta blanca a determinadas estrellas a tener comportamientos polémicos. ¿Que esto podría cambiar por Mbappé? Difícil pensar que el club corte de raíz este problema y dé salida a varias de sus mayores estrellas para convencer a Mbappé.

Una salida garantizada en 2023

El punto más importante de todos. En Francia se habla que el PSG quiere renovar a Mbappé con el objetivo de que llegue al Mundial de Catar como su jugador. Esto por la pertenencia del club al emir del país asiático, claro está. Un contrato corto (de dos años) con el compromiso de dejarlo salir vía traspaso en el verano de 2023.

Los precedentes no son los indicados para que Mbappé pueda confiar en Al-Khelaïfi y Leonardo. Mbappé ya tenía un compromiso así en su actual contrato: el PSG le dejaría salir si traía una oferta de traspaso elevada a un año de acabar su contrato. Lo hizo el año pasado, en 2021, al plantarse en las oficinas del club y decir que quería ser traspasado. Luego llegó la oferta del Madrid, que con el tiempo acabó alcanzando los 200 millones de euros: más de lo que pagó el PSG en su día y con el extra de ser por un jugador con solo un año de contrato. ¿Se arriesgaría Kylian a que se repitiera la historia?

Ser histórico del PSG

Si Mbappé se va del PSG en verano, su conciencia podrá estar tranquila. Habrá estado cinco temporadas en París en las que se ha convertido en estrella mundial y ha ganado números títulos. Falta la Champions League y su obsesión esta temporada es llevar al equipo hasta ese logro, tal y como se vio en la ida de los octavos contra el Real Madrid.

Que Mbappé no la gane este año no pesaría en su decisión de seguir para intentarlo al año que viene. La profesionalidad que está demostrando vale más que cualquier título y a estas alturas, por lo ocurrido en verano, no le debe al PSG nada. En el Real Madrid también tendrá historia y sueña con seguir los pasos de su ídolo, Cristiano Ronaldo.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.