Podemos pide al PSOE políticas “más valientes” para frenar a Vox tras su avance en Castilla y León | Elecciones en Castilla y León 13F


Podemos ha abogado este lunes por “profundizar” en políticas de justicia social y fiscal que “amplíen” los derechos de la ciudadanía como fórmula para frenar el avance de Vox, que este domingo aumentó de uno a 13 los procuradores de su grupo en Castilla y León. El partido que dirige Ione Belarra pone el foco en los socialistas al señalar que es el momento de impulsar en el Ejecutivo iniciativas “más valientes”, a la vez que rechaza la conformación de una “gran coalición” entre el PP y el PSOE que pueda dejar fuera del Gobierno autonómico a la ultraderecha. La formación ha valorado los comicios apenas unas horas después de constatarse la caída de UP en la comunidad, que pasa de dos a un único representante en las Cortes. “No es un buen resultado”, ha repetido el portavoz nacional y candidato a la presidencia de la Junta, Pablo Fernández, este lunes en rueda de prensa. La alianza inédita hasta ahora con Izquierda Unida, tras una campaña en la que la vicepresidenta Yolanda Díaz ha tenido una implicación mínima, se deja por el camino unos 40.000 votos.

“La gran coalición entre el PP y el PSOE nunca será la solución al auge de la ultraderecha. Creemos que a la ultraderecha se le combate con políticas más progresistas, de justicia social y fiscal”, ha indicado Fernández en relación con un posible pacto entre los dos partidos que evitase la entrada de Vox en el Ejecutivo. La formación defiende que esta opción supondría un viraje a la derecha de todas las fuerzas políticas y eso sería una cesión a los populares.

Por primera vez desde el nacimiento de Podemos en 2014, el partido fundado por Pablo Iglesias e Izquierda Unida llegaron a un acuerdo para concurrir juntos en la comunidad. La unión debía servir para evitar la pérdida de apoyos de las últimas elecciones, cuando IU logró 31.000 votos, pero se quedó fuera de las Cortes. Si en aquella ocasión Podemos se desplomó al pasar de 10 a dos procuradores —logró uno por León y otro por Burgos— y obtuvo más de 68.000 votos, la coalición se queda ahora en poco más de 61.000 y un solo representante en Valladolid. “Tenemos que conseguir implantarnos con mucha más fuerza en el ámbito rural”, ha reconocido únicamente Fernández, quien, sin embargo, ha señalado que el frente amplio con Izquierda Unida y otras fuerzas progresistas es el “único camino posible”.

Preguntado por el papel de Yolanda Díaz en las elecciones y el futuro proyecto político que la vicepresidenta tiene intención de construir de cara a las próximas generales, el portavoz ha comentado que “respeta” sus tiempos y que es ella quien debe marcarlos. La política gallega se sitúa como la líder mejor valorada desde hace meses y UP cuenta con que sea la futura cabeza de lista del espacio, cuestión sobre la que todavía no ha tomado una decisión. “Ha estado centrada y concentrada en dos trabajos relevantes, como es sacar adelante la reforma laboral que amplía derechos para los trabajadores y el incremento del salario mínimo interprofesional. El hecho de hacer conjeturas de qué hubiese podido pasar ahora no toca”, ha justificado sobre la escasa presencia en Castilla y León de la vicepresidenta, que no es militante y a menudo marca distancias con el partido. La realidad es que a diferencia de otros ministros, durante semanas Díaz evitó confirmar su participación en la campaña, que quedó finalmente reducida a un acto en un municipio de 825 habitantes el día antes del cierre.

Bloque progresista

“El resultado es muy malo”, afirmó por su parte Iglesias horas antes en Rac1. “Unidas Podemos iba con un buen candidato, que es conocido. En la última semana de campaña se sube el SMI a 1.000 euros, después de una reforma laboral que es beneficiosa en términos generales para los trabajadores. Y hemos llegado a un escasísimo 5% de los votos. Es verdad que todos estamos de acuerdo en que hay que apostar en un futuro por fórmulas de frente amplio, por un liderazgo como el de Yolanda que llega a muchos más sectores, pero también es evidente que con la aspereza de la batalla ideológica en estos tiempos solamente eso no va a bastar”, valoró el exvicepresidente. “El problema es que el bloque progresista parece que no tiene ni orientación estratégica ni conciencia de ser un bloque de estado”, comentó. “El PSOE no tiene otra opción distinta a ponerse de acuerdo con fuerzas políticas independentistas en Cataluña y País Vasco y fuerzas políticas como UP”, enfatizó Iglesias, poniendo de nuevo el foco en los socialistas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.