Pablo Casado desafa a los barones y rechaza cesar a Garca Egea: «Va a seguir, confo en l al 100%»


Actualizado

El presidente del PP rechaza cesar a su ‘nmero dos’ mientras dirigentes regionales advierten de que su cese «es lo que genera ms consenso»

Ma
Maueco, Moreno Bonilla, Feijo y Lpez Miras.A. D. LOLLI

El anuncio de que el PP cerrar «satisfactoriamente» el expediente de Isabel Daz Ayuso, tras la reunin que mantuvo la presidenta madrilea con Pablo Casado en la tarde del viernes, ha tranquilizado a los dirigentes territoriales que se movilizaron para exigir una solucin inmediata y contundente. No en vano, sa era una de sus exigencias. «Hay que firmar la paz con Ayuso», convinieron, como adelant este diario.

Pero a esos mismos dirigentes -agrupados en torno al liderazgo de Alberto Nez Feijo- no les parece suficiente con dar carpetazo a las pesquisas internas sobre la posible mala praxis de la baronesa madrilea. Piden, al igual que diversos ex ministros de los gobiernos de Jos Mara Aznar y de Mariano Rajoy, «cambios» en la direccin nacional que ejerzan de «dique de contencin». Y apuntan, a rebufo de Feijo, a Teodoro Garca Egea. Pero son ms duros que el dirigente gallego. O lo echa o vamos a tener que ir a un congreso, esto no se puede cerrar en falso», apunta uno de los presidentes regionales del PP.

Ir a un congreso extraordinario, como alert Feijo el viernes, podra implicar una batalla cruenta por el liderazgo y dividir ms a los populares. Y, sobre todo, abrir un butrn an ms grande por el flanco electoral que conecta con Vox. Tanto como para que la formacin de Santiago Abascalsorpasse al PP. «Estamos cerca de que eso ocurra», avisan -con mayor o menor temor, segn el caso- todos los dirigentes consultados.

Pero la cpula del partido desafa esas peticiones y responde a los barones: «Casado confa al 100% en Garca Egea y va a seguir». As se lo ha transmitido el presidente de los populares a su equipo ms cercano. En la direccin nacional no contemplan, hoy por hoy, la posibilidad de que el presidente sacrifique a su nmero dos para seguir l en el cargo.

«Pablo y Teo son hermanos»

«Pablo y Teo son lo mismo, son hermanos», apuntan en la zona noble de Gnova, 13, donde recuerdan que en los aos de Rajoy se vivieron episodios comprometedores que afectaban a la secretara general y que, al final, nunca rodaban cabezas.

Pero esta vez es distinto, a ojos de los dirigentes consultados. «Esto no se soluciona diciendo que aqu no ha pasado nada», destaca un barn -en el PP, a los dirigentes territoriales que gobiernan -y slo a ellos- se los llama barones-. «La opinin generalizada es que si Casado echa a Garca Egea, puede tener un dique de contencin», relataron otras fuentes. Su cese «es lo que genera ms consenso», aade otro presidente regional.

Sea como fuere, lo cierto es que en esta guerra civil madrilea todos miran hacia Galicia. «La clave de todo», segn otro de los 17 dirigentes autonmicos del PP, «es Feijo». Todo lo que dice el presidente de Galicia resuena con un autoridad especial en los populares. Y el viernes Feijo marc el rumbo, sealando a Garca Egea («la direccin de un partido no est para ampliar un problema, sino para solucionarlo») y avisando de que si no se cortaba por lo sano, esta crisis podra desembocar en un congreso extraordinario.

Aunque en las baronas no quieren ni hablar de un congreso. «Un congreso para qu? Para que se presente Ayuso? O Feijo? Para competir con Pablo? Si se presentan Pablo y Teo, ganan: controlan el 80% del partido. Pero es que as esto no se cierra», zanja un barn.

«Los mritos de Feijo»

Como se comprueba, Feijo ha prendido el debate. «Sus declaraciones son las que todos escuchamos milimtricamente: es as», reconoce tambin otro presidente autonmico del PP, ste afn a Casado. «No s si hay otro lder como l en Europa; en Espaa, desde luego, no hay ninguno que tenga los mritos de Feijo», aade. «Ha renunciado a la comodidad, porque necesitamos voces que no estn en ninguna de las trincheras», explicaron en el PP de Galicia.

Los presidentes territoriales del PP que no gobiernan se quejan de que la direccin ni siquiera los ha llamado por telfono para conocer sus inquietudes. Por eso, muchos de ellos quieren erigir a Feijo en una suerte de portavoz de sus quejas ante Casado.

Adems del cese de Egea, los presidentes regionales demandaban este sbado en este diario «firmar la paz con Ayuso», cosa de la que Casado s tom nota. «Hay que dar un paso al frente y echarnos el partido a la espalda. Queremos vernos con Casado para ver si hay que hacer congreso o simplemente echar a Garca Egea y firmar la paz con Ayuso», relat en este diario uno de los involucrados. «Y queremos que sea Feijo el que propicie la reunin», aadi.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.