Oliver Blume: “Porsche es un referente que está en el cruce del lujo y el volumen” | Negocios



Porsche se enfrenta a la mayor salida a Bolsa del año, que según los analistas se podría situar entre los 45.000 y los 85.000 millones de euros. Al frente de esa operación está situado Oliver Blume (Braunschweig, 54 años), consejero delegado de la marca desde hace siete años y aupado también al máximo cargo de Grupo Volkswagen el pasado julio, tras el cese de Herbert Diess. Con ese doble sombrero e interés lidera una oferta pública de venta (OPV) de acciones que busca dar oxígeno financiero a Grupo Volkswagen en un complejo momento para la economía y en el que las Bolsas están cayendo. Blume rechaza responder sobre una posible retirada de la OPV a causa de la incertidumbre económica en una entrevista por videollamada tras haber visitado Seat.

Pregunta. ¿Por qué debería un inversor invertir en Porsche?

Respuesta. Porsche es una marca de vehículos deportivos de lujo icónica, que creemos que es sinónimo de herencia en diseño e ingeniería, prestaciones, lujo moderno, prestigio, innovación, logros tecnológicos y fiabilidad. Tenemos una estrategia clara centrada en los coches deportivos y una fuerte estrategia de electrificación detrás. Tenemos la ambición de trabajar por una cadena de valor neutra en carbono neto en 2030 y una fase de uso neutral en carbono neto para los futuros modelos cien por cien eléctricos. Con nuestro modelo de negocio, hemos exhibido un sólido historial financiero. En tiempos de coronavirus, la reciente crisis de los semiconductores o la guerra en Ucrania, Porsche ha mostrado márgenes de beneficio operativo del 15% e incluso más.

P. Inflación, guerra, riesgo de recesión… No parece el mejor momento para salir a Bolsa. ¿Tenían ustedes prisa?

R. El Grupo Volkswagen ha estado considerando esta salida a Bolsa durante meses y lo hacemos a nuestro propio ritmo. Para el Grupo Volkswagen es una buena oportunidad de reforzar aún más su posición de liquidez e invertir en su transformación en áreas como las baterías y las fábricas de coches eléctricos, el software, las plataformas o nuevos productos. Es una situación en la que todos ganan porque ofrece más velocidad de desarrollo tanto para Porsche como para el Grupo Volkswagen. Este es un momento histórico para todos nosotros.

P. ¿En qué horquilla de precio quieren valorar la compañía?

R. Está previsto que el rango de precios de las acciones se divulgue en una etapa posterior, cuando se lance la oferta pública inicial, como es habitual en el proceso de preparación de esta. Hasta ahora, estamos en lo que creemos que son unas conversaciones muy prometedoras con inversores potenciales y nos satisfacen las reacciones que estamos teniendo.

P. ¿Ustedes consideran, a causa de los riesgos de la situación económica, alguna circunstancia que pueda hacer parar su oferta pública de venta (OPV) de acciones?

R. Estamos completamente seguros de que nuestra trayectoria es muy convincente para los inversores. Estratégica, operativa y financieramente, creemos que Porsche está bien posicionado. Volkswagen ha anunciado que está buscando una oferta pública inicial con el objetivo de cotizar en la Bolsa de Fráncfort a finales de septiembre o principios de octubre y completarse en la parte final del año, sujeto a la evolución del mercado de capitales.

P. ¿No tuvieron más alternativas que la salida a Bolsa?

R. Esta suposición no es correcta. Analizamos diferentes opciones para que el grupo financiara la transformación. Dada la situación favorable de Porsche, el Grupo Volkswagen llegó a la conclusión de que la salida a Bolsa sería la mejor opción. Volkswagen podría fortalecer su posición de liquidez en un momento muy decisivo del proceso de transformación en la industria automovilística y ofrece un gran potencial para desarrollar aún más la estrategia de Porsche en el futuro. Ese era el argumento importante.

P. ¿Esta operación ayuda a resolver las diferencias entre las familias Piech y Porsche?

R. En nuestros consejos de supervisión observo a los representantes de las familia Porsche y Piech que siempre trabajan juntos como empresarios de largo plazo.

P. ¿Es Ferrari su referencia en la oferta pública de venta de acciones?

R. Porsche es un referente en sí mismo, también en esta disciplina, con una posición atractiva en la intersección de lujo y tamaño. Logramos atractivos ingresos por cada coche vendido, más de 100.000 euros, que pueden ser el doble de lo que, por ejemplo, logran de promedio las compañías de automóviles premium. Eso, por un lado, nos brinda grandes beneficios y, por otro lado, nos da ventaja sobre los fabricantes de nicho, debido a los efectos de escala que podemos explotar, pues entregamos alrededor de 300.000 vehículos anualmente. También tenemos la ventaja de pertenecer al Grupo Volkswagen, lo que nos permite comprar volumen, utilizar componentes y tecnologías, así como fábricas del grupo.

P. No queda claro si con esta OPV gana más Porsche o es Grupo Volkswagen el mayor beneficiado.

R. Creemos que la oferta pública inicial beneficiará a ambos. No se puede decir quién se beneficia más. Las sinergias siempre van en ambas direcciones.

P. Su doble rol como consejero delegado del Grupo Volkswagen y Porsche suscita dudas sobre los posibles conflictos de interés que pueda generar. ¿Se mantendrá en el tiempo ese doble cargo?

R. No es inusual en la industria del automóvil que un directivo que lidera el grupo lidere simultáneamente una marca. Para mí es una condición clave para poder liderar el negocio: estar muy vinculado a las tecnologías, los procesos y las personas para tomar buenas decisiones a nivel de grupo. Y no se puede comparar el liderazgo estratégico de un grupo con un liderazgo más operativo de una marca. Si en algún momento nos enfrentamos a un punto de conflicto sobre mis dos roles, entonces seré neutral o abandonaré la discusión. Esta es una buena práctica en el Grupo Volkswagen.

P. ¿Es posible que en el futuro Porsche abandone el perímetro de consolidación de Grupo Volkswagen?

R. Hemos acordado una consolidación total dentro de los resultados de Volkswagen desde el punto de vista contable, otras ideas no se han discutido.

P. Usted acaba de estrenar el cargo de consejero delegado de Grupo Volkswagen. El cambio de dirección, ¿deja bajo revisión o discusión el plan inversor en España?

R. El plan es electrificar España con nuestros proyectos en Navarra y Cataluña, y la fábrica de baterías prevista en Valencia. Creo que sería una oportunidad única para el país, pero por eso también necesitamos el apoyo del Gobierno español. Esperamos obtener pronto la aprobación del PERTE para que Volkswagen finalmente pueda decidir sobre la inversión prevista en España porque, como siempre, hay competencia paralela de otros países por la inversión extranjera en este proceso.

P. ¿Y la dirección de Seat en España?

R. La dirección es muy sólida y tengo una muy buena impresión del equipo de Wayne Griffits [presidente de Seat] y de cómo están desarrollando la nueva marca Cupra. Creo que el equipo directivo impulsará nuestras actividades hacia un futuro muy exitoso.

Sigue la información de Negocios en Twitter, Facebook o en nuestra newsletter semanal.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.