Mundial 2022 Qatar: Vctor Gutirrez: Aunque digan que las personas LGTBI estarn seguras en el Mundial, en Qatar piensan que somos enfermos


Actualizado

El waterpolista internacional y secretario LGTBI del PSOE, primer deportista espaol en visibilizar su homosexualidad, pidi sin xito a la Federacin Espaola que portara el brazalete arcoris

V
Vctor Gutirrez, secretario LGTBI del PSOE y waterpolista.JAVIER BARBANCHO

En el devenir de Vctor Gutirrez (Madrid, 6 de marzo de 1991) no parece que haya espacio para el miedo. Fue el primer deportista espaol de lite que visibiliz su homosexualidad (mayo de 2016). Consigui la primera sancin por homofobia en la historia del deporte en Espaa despus de que otro waterpolista le llamara «maricn» (abril de 2021). Hace un ao, y sin haber abandonado an la piscina, se adentr en la maraa de la poltica para convertirse en el primer secretario LGTBI del PSOE. Y el pasado mes de septiembre public el libro Baln amarillo, bandera arcoris, donde orden muchos de los demonios que le acompaaron desde su infancia. Quiz no haya peor miedo que el que no se ve.

Hbleme del miedo.
Est ah desde que tenemos uso de razn. A los ocho aos ya me llamaron maricn. Aun sin saber que lo era, ya comprend que deba ser algo de lo que me tena que alejar si no quera que se metieran conmigo. En cuanto uno empieza con la pubertad, a tener instinto sexual y a darse cuenta de su verdadera identidad, lo que siente es un rechazo. Y lo vives con miedo. Porque no quieres que los dems sepan tu realidad. Que te puedan hacer dao. Me ha dado miedo volver a casa si iba acompaado de mi pareja por la noche. Me ha dado miedo tener algn gesto carioso en sitios pblicos por si haba una relacin negativa de alguien… Ese miedo lo vivimos constantemente. Y si hablamos de miedo en un pas como Espaa que es pionero en la lucha por los derechos y libertades del colectivo, y uno de los pases con mayor aceptacin, imagnese a la hora de viajar. Cuando la inmensa mayora de los pases del mundo el colectivo LGTBI, o est perseguido, o est mal visto.
Ha estado en Qatar?
Mis principios me impiden ir a Qatar. Otra cosa es que tuviera que hacer cualquier cuestin por trabajo o activismo. Pero si depende de m, no me dejara ni un euro en viajar a pases donde no se me respeta como ser humano.
Teniendo una posicin poltica ahora, no se ha planteado la posibilidad de hacer alguna accin all?
S, por supuesto. Soy optimista por naturaleza. Hay que valorar cuando ciertas sociedades quieren avanzar. Conlleva un tiempo y una implementacin. Por supuesto que me prestara para algo que supusiera avanzar en los Derechos Humanos.
Pero no le han propuesto acudir.
No, no. Nunca.
Segn Khalid Salman, ex futbolista y embajador del Mundial de Qatar, los homosexuales tienen un dao mental.
La verdadera enfermedad mental tiene nombre: homofobia. Eso s se puede curar con informacin y educacin. Desde luego, lo que no se cura es la orientacin sexual. Y adems est demostrado. Las personas que piensan que la homosexualidad es una enfermedad son las que necesitan tratarse para curar su homofobia. Por mucho que se haya intentado lanzar el mensaje de que las personas LGTBI van a estar seguras y de que pueden mostrar gestos afectuosos, esa es la verdadera cara. Lo que hay detrs de ese intento desesperado de tratar de acercar la competicin a todo el mundo, el embajador [de Qatar] lo resume muy bien. Ellos piensan que somos enfermos, y esa es la realidad que se vive en ese pas.
Qu sensacin tiene ante el Mundial de Qatar?
De incredulidad. Ya de por s se tuvo que cambiar toda la dinmica deportiva para que se pudiera celebrar, movindolo a noviembre-diciembre con un parn de las ligas. Se han tenido que construir todas las infraestructuras con un altsimo coste en vidas. La semana pasada escuchamos esas declaraciones del embajador del Mundial… Ya se estn moviendo los estands donde se puede beber alcohol. Es un pas en el que est prohibido, aunque habr. Pero que no se vea mucho. Es todo… Incoherente. El deporte tiene que servir para ayudar a pases que quieren ponerse al da en muchsimas cuestiones referentes a los Derechos Humanos, tiene que ser una herramienta para ello. Pero creo que el deporte tiene que servir para defenderlos. Hay lneas rojas que no se deben cruzar. Lo de este Mundial ha sido un despropsito. Pero el foco hay que ponerlo en la FIFA, que es la encargada de designar las sedes. Habr que plantearse qu les ha llevado a ello.
El waterpolista V
El waterpolista Vctor Gutirrez.JAVIER BARBANCHO

Pidi a Luis Rubiales, presidente de la Federacin Espaola, que la seleccin llevara el brazalete arcoris. Cul fue su respuesta?
Habl con l a ttulo personal, como activista. Decid llamarle para que Espaa se sumase a la iniciativa a la que ya se haban unido ocho selecciones que participan en el Mundial, como Francia, Alemania o Inglaterra. Lo que me dijo es que Espaa no quera ser sancionada como s lo sern esas selecciones por llevar el brazalete. Y que estaban mirando otras alternativas para hacer reivindicaciones en favor de los Derechos Humanos sin recibir sanciones. He conversado con l los ltimos das. Parece ser que Espaa se sumar a una iniciativa prevista por la ONU en la que se van a hacer reivindicaciones de respeto a los Derechos Humanos. En ninguna de ellas hay una especificada para personas LGTBI. Lo que le traslad era que me pareca muy importante que pusiramos nuestro granito de arena con la visibilidad, y que nuestro ftbol fuera embajador de los Derechos Humanos. A m me hubiese encantado tambin que se hubiese incorporado la realidad LGTBI. No es as.
Le ha decepcionado?
No s si es la palabra. Me hubiera gustado que Espaa hubiese tenido algn gesto con una comunidad tan perseguida como la LGTBI. Y ms cuando ya existe una iniciativa en la que se van a sumar grandsimos equipos. Espaa tampoco tiene que ir a rebufo de ninguna seleccin porque somos pioneros de los derechos y libertades en este pas. Pero s me hubiera gustado que nuestra seleccin hubiese tenido solidaridad con el colectivo LGTBI.
El hecho de llevar algn brazalete, alguna pancarta, puede ser tambin una manera de lavar conciencias para que, una vez acabado el torneo, todo contine igual?
Es algo que me genera un debate y conflicto interno. Ese tipo de gestos eran impensables, no hace 30 aos, sino 10. Era impensable que un equipo de ftbol llevara un brazalete arcoris como ocurre en la Premier League, donde todos los capitanes se lo ponen. O en un Mundial. Es muy importante la visibilidad. Lo que no se ve es como si no existiera. Y tiene una repercusin impagable. Dicho esto, y ah mi conflicto, eso hay que acompaarlo de herramientas autnticas y verdaderas para cambiar las cosas. Habra que preguntarse qu formaciones hacen esos clubes a tcnicos, jugadores y categoras inferiores sobre la diversidad y la educacin afectivo-sexual. Qu dinero se invierte en polticas. O qu ocurre con los jugadores LGTBI que estn en sus filas. Se sienten arropados para dar el paso? La visibilidad es impagable, pero hay que acompaarla de herramientas tangibles para hacer la vida de las personas LGTBI mejor en los espacios deportivos.
No es un boicot un mensaje mucho ms contundente?
Desde luego hubiese tenido muchsima ms repercusin. Pero la realidad es la que es. El domingo comienza el Mundial y ninguna federacin, ningn jugador ha renunciado a participar. Nunca jams pondr el foco en los jugadores. Al final cumples tu sueo de llegar a un Mundial y no sabes si lo volvers a repetir. La responsabilidad es de la organizacin o de la federacin. La realidad es la que es. No ha habido boicot. Se va a celebrar. Con la situacin que tenemos lo mejor que podemos hacer es llegar all, hacer activismo y ser visibles respecto a los Derechos Humanos, que es lo que van a hacer muchsimas selecciones.
Echa en falta una condena del gobierno de Espaa contra el Mundial de Qatar?
Hay que poner el foco en la organizacin, en la FIFA. Poco se puede hacer cuando un gran campeonato cuenta con el apoyo institucional de la Federacin Internacional de Ftbol y se va a celebrar all. Lo que podemos hacer, ya que vamos a ir, es intentar ayudar lo mximo posible en la visibilidad de los Derechos Humanos y tratar de que se tome conciencia de ese tema. Ah el Gobierno tampoco tiene mucha ms responsabilidad.
Usted fue el primer deportista masculino espaol que visibiliz su homosexualidad. Pens que le seguiran muchos ms de los que lo han hecho?
La valoracin que hago es muy positiva. Cuando yo sal del armario no haba ningn deportista visible en ninguna disciplina. Mi objetivo era lanzar ese mensaje de nimo, de que la gente perdiese el miedo, e intentar que otros se sumasen. Evidentemente me hubiera gustado ver a muchos ms. Al ao siguiente sali Carlos Peralta en natacin, Vanesa Caballero en boxeo, Marc Fortuny en judo, recientemente a Marc Tur en atletismo… Cada vez son ms los deportistas que se visibilizan y se deciden a dar este paso. Adems, tampoco es obligatorio contarlo en los medios de comunicacin. Es algo muy personal, y muchos deportistas viven su identidad fuera del armario, pero simplemente no hacen ningn tipo de alegato o no quieren hacer activismo. Eso tambin es perfectamente legtimo. Yo decid ser el primero para ayudar a otros e inspirarlos, y coger la bandera LGTBI para hacer activismo. Pero no es obligatorio.
Por qu en el ftbol es distinto?
El ftbol es otra realidad. Se mueve en unos lmites completamente diferentes al del resto de deportes. Es el ms meditico, con ms seguimiento, y tienes otras normas. Hay un conjunto de situaciones que hacen que el ftbol siga estancado y donde menos evolucin veamos. Existe miedo de los futbolistas en cuanto al rechazo de sus compaeros de vestuario. Tambin, cada fin de semana nos podemos enfrentar a que en estadios de 50.000 personas se llame maricn a un futbolista. Lo hemos visto en los aos 80 con el ‘Mchel, maricn’. En los 2000 se cantaba el ‘Guti, maricn’. Y hasta hace dos das, en Espaa se llamaba a Cristiano maricn en todos los estadios de Espaa. Y de manera impune. Son 40 aos con los mismos comportamientos. Exactos. Y adems con el mismo resultado: la impunidad. No se recoge en las actas arbitrales, no hay campaas de sensibilizacin, no se denuncia desde la Federacin, la Liga… No hay una maquinaria funcionando para erradicar la LGTBI-fobia. Que cada uno se lo plantee. Si t fueras futbolista y tuvieras que enfrentarte el resto de tu carrera a escuchar a 50.000 personas cada fin de semana llamndote maricn de manera impune, daras ese paso? Seguramente te lo pensaras.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.