Mundial 2022 Qatar: El Mundial del «no» es «s» arranca bajo una gran jaima, con estrellas ‘compradas’ y acusaciones de hipocresa


Actualizado

Mientras Infantino, presidente de la FIFA, clama por las acusaciones contra Qatar por la vulneracin de derechos humanos, Beckham, Lewandowski o Neymar, promocionan al pas del Golfo

Estos son los 8 estadios en los que se va a celebrar el Mundial de Qatar 2022EL MUNDO

En Qatar el s no es s por ley. Lo es por gas, el oro de nuestro tiempo, el que necesita un occidente en crisis, amenazado por el general invierno que no atemoriza nicamente a Ucrania. Lo buscan sus empresas, sus gobiernos y hasta las estrellas del baln, llevados por una codicia desmedida. El no de nuestra moral a un Mundial en un lugar del mundo donde se vulneran los derechos humanos, es el s de la sumisin de la gran mayora al poder de los recursos energticos y a la fuerza irrefrenable de un fenmeno de masas capaz de emborrachar a la conciencia. Qatar abre su Mundial, hoy en Estadio Al Bayt, con el partido entre el anfitrin, dirigido por un antidivo espaol, Flix Snchez, y Ecuador (17.00 horas), bajo una dualidad que compromete a todos, al organizador por la falta de libertades y a occidente por su doble moral.

Hijo de italianos, polglota y suizo, Gianni Infantino tiene el perfil y las maneras de un diplomtico, y para un diplomtico es mucho lo que dijo, ayer, frente a los periodistas llegados a Qatar. Como si hablara ante sus pases, como si quisiera ponerlos frente al espejo, los tach de hipcritas. Por las cosas que los europeos han hecho al mundo durante los ltimos 3.000 aos, deberan estar disculpndose otros 3.000 antes de empezar a dar lecciones morales a la gente, insisti Infantino, que traspas intencionadamente los lmites que impone su rol, sobre todo despus de encontrar a Qatar como una indigesta herencia al llegar a la presidencia de la FIFA.

«Soy gay»

Hoy soy qatar, soy rabe, soy gay, soy un trabajador inmigrante, prosigui el dirigente en una hiperactuacin que complet su jefe de comunicacin, Bryan Swanson, al confesar su homosexualidad, junto a la de varios de sus compaeros. La intimidad como arma siempre funciona.

El jefe de prensa de la FIFA proclama su homosexualidad en Qatar: «Todo el mundo ser bienvenido»

La FIFA gravita entre la atencin a las federaciones nacionales que le han pedido la creacin de un fondo de compensacin a trabajadores afectados en las obras, presuntamente en condiciones de explotacin, y el deber de lealtad con el organizador. Infantino, que dijo haber conocido el rechazo por la nacionalidad de sus padres cuando era un nio en Suiza, realiz una acusacin directa al preguntarse: Cuntas compaas de negocios, europeas o extranjeras, que ganan miles de millones gracias a Qatar, han discutido la situacin de los derechos de los trabajadores migrantes? Ninguna -se respondi el presidente-, porque ello supondra reducir beneficios.

Especial

Las acusaciones de hipocresa no se redujeron a Infantino. Mientras que la seleccin inglesa volaba a Qatar con un avin con los colores LGTBI, David Beckham, uno de sus iconos del pasado, recibe a los visitantes al pas del Golfo en imgenes que promocionan el turismo en Qatar, uno de los objetivos del futuro de este pequeo pero estratgico estado del Golfo. El cmico britnico Joe Lycett, homosexual, carg contra el ex capitn de los proos, que se embolsar 170 millones de euros, del mismo modo que varios activistas del pas.

Beckham no es el nico. Neymar y Lewandowski reciben a los pasajeros de Qatar Airways en un vdeo y les muestran los pasos de seguridad, como si fueran azafatas, Figo hace publicidad de Mastercard en el pas mientras navega en la baha de Doha, y Cristiano o Van Dijk de la plataforma ‘Tod’. Hay dinero, mucho dinero, para todos.

Van Gaal Y Robbie Williams

Van Dijk, junto a sus compaeros de Pases Bajos, recibi en un entrenamiento a obreros que haban trabajado en las construcciones del Mundial, principalmente los ocho estadios. Al frente de la iniciativa estaba Louis Van Gaal, uno de los pocos actores con un papel en Qatar que se han manifestado abiertamente contra la organizacin del torneo en el pas del Golfo y no se ha limitado al apoyo a un colectivo concreto, como sucede con la campaa One Love para llevar el brazalete LGTBI, algo que ha dicho que har Harry Kane. Van Gaal estar sentado, maana, en el debut de los suyos frente a Senegal, pero no aparece en promocin alguna.

La palabra hipcrita tambin la pronunci el cantante Robbie Williams, que tomar parte en uno de los festivales de msica que se celebrarn durante el Mundial. No ir sera hipcrita, dijo, para explicarse a continuacin: Claro que no apruebo abusos de los derechos humanos en ningn pas, pero si no fuera a los lugares a actuar por ello, sera la gira ms corta que el mundo ha conocido: no podra actuar ni en mi propia cocina.

Un argumento similar utilizan la FIFA o el Comit Olmpico Internacional para justificar su presencia en lugares donde se vulneran los derechos humanos. Justifican que no podran llevar a cabo su mandato universal, al tiempo que inciden en que el deporte puede servir de palanca para que se produzcan cambios. La concesin del Mundial a Qatar provoc una reforma de su legislacin laboral, en 2017, aunque observadores de las ONGs dudan de su aplicacin efectiva.

Visualizar a la mujer

El DJ David Guetta es otra de las estrellas internacionales que actuarn junto a la baha de Doha. No lo harn, en cambio, Rod Stewart, que dijo al ‘Times’ haber rechazado un milln de euros por actuar en la ceremonia de inauguracin, ni Shakira, una habitual de los Mundiales, o Dua Lipa. Qatar recurri a cuatro de las cantantes ms populares del mundo rabe para grabar ‘Light the Sky’, la banda sonora del torneo. Son la emirat Balqees; Nora Fatehi, canadiense de origen marroqu; la iraqu Rahma Riad y la estrella Manal, de Marruecos. En el videoclip aparecen, adems, las seis rbitras, tres de ellas actuarn como titulares, que por primera vez pitarn en un Mundial. La imagen de la mujer, muy presente durante el torneo y en la ceremonia, va a ser utilizada para contrapesar el estado de opinin contrario al Mundial.

Ninguna imagen tendr tanta carga como las palabras de Infantino, que hoy acompaar al emir Tamim bin Hamad Al-Thani en el palco de un estadio con forma de jaima, la tienda clsica de los nmadas del desierto, un lugar de reunin y hospitalidad, pero en esta gran jaima quienes dicen no, en realidad asumen el s.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.