Madrid defiende su registro para refugiados ucranios y señala a Escrivá como un ministro “superado por la gestión” | España


Centro de recepción, atención y derivación para los desplazados de la guerra en Ucrania en Pozuelo de Alarcón (Madrid).
Centro de recepción, atención y derivación para los desplazados de la guerra en Ucrania en Pozuelo de Alarcón (Madrid).MINISTERIO DE INTERIOR (Europa Press)

Continúa la gresca entre el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y la Comunidad de Madrid por la recepción de refugiados ucranios en la región. La iniciativa de Isabel Díaz Ayuso de habilitar el Hospital Enfermera Isabel Zendal para registrar a los desplazados y gestionar allí todas las prestaciones autonómicas, como la escolarización o la tarjeta sanitaria, enfadó al ministro José Luis Escrivá que acusó este jueves a la Comunidad de imponer “un trámite adicional” para “hacerse una foto”. Este viernes, en una entrevista en Onda Madrid, el consejero de Presidencia, Enrique López, ha defendido su iniciativa para “generar orden en el caos y tranquilidad en el nerviosismo” y ha descrito a Escrivá como un ministro “superado por la gestión”.

Además de las críticas de Escrivá a la intención de convertir el Zendal un centro de referencia paralelo para los refugiados, cuando el Estado ya ha habilitado uno en Pozuelo de Alarcón, el secretario de Estado de Migraciones, Jesús Perea, también envió una carta este jueves al consejero Enrique López. Le pedía explicaciones sobre un registro que se anunció como “necesario” para acceder a servicios públicos. Perea incidió en las dudas legales que planteaba obligar a los desplazados a registrarse otra vez para acceder a servicios que ya tienen garantizados por ley. El secretario de Estado advirtió de que un nuevo registro no tenía “fundamento normativo alguno” y que imponía “una carga burocrática añadida”. La respuesta de López a la misiva defiende el registro como una fórmula para “agilizar la provisión de servicios” y aclara que darse de alta en él no es obligatorio.

Tras leer la carta de López, Escrivá escribió en su Twitter: “Me tranquiliza ver que la Comunidad de Madrid rectifica tras la carta del secretario de Estado y ya no exige inscribirse en un registro adicional a los refugiados ucranianos para acceder a servicios que ya les otorga la protección temporal, a diferencia de lo comunicado”. Tras la publicación del tuit, un portavoz de la presidencia madrileña aclaró en mayúsculas: “No es una rectificación”.

El desentendimiento entre ambas administraciones se ha hecho palpable en Twitter, la plataforma en la que Enrique López ha insistido en que no rectifica. “No hay rectificación, sino una aclaración a su error de lo que supone este repositorio. Esperamos que rectifique sus declaraciones en lo que consideramos un claro ataque a la Comunidad de Madrid”, escribió el consejero. Escrivá, incluyendo un link de la Real Academia de la Lengua con la definición del verbo rectificar, le ha respondido: “Pasar en dos días de decir que el registro “será necesario” para acceder a cualquier servicio a decir que no lo es es una rectificación, algo que, como he dicho, agradecemos”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

En realidad, ambas Administraciones están disputándose el protagonismo por la gestión de trámites diferentes. El centro habilitado por el Gobierno en Pozuelo de Alarcón es un punto obligatorio para los desplazados de la guerra en Ucrania porque es allí donde la Policía Nacional les tramita su documentación para que puedan vivir y trabaja legalmente en España. Es también importante para aquellos que necesiten acogida porque o pueden pernoctar allí de forma temporal o pueden ser derivados a otro alojamiento. Hay también un circuito covid donde a través de test de antígenos se comprueba si están contagiados. Lo que ofrece la Comunidad es centralizar otra serie de trámites, posteriores pero necesarios, en el hospital.

El Gobierno regional defiende que en lugar de peregrinar por centros de salud, colegios o ayuntamientos, para obtener la tarjeta sanitaria o matricular a los niños, los desplazados acudan al Zendal, se registren y hagan todo de una vez allí. Aunque esos trámites también pueden hacerse sin demasiados desplazamientos en los barrios donde se instalen los refugiados sin necesidad de irse al hospital que está a más de 1 hora y 20 minutos (con tres transbordos) del centro de Pozuelo, la Comunidad asegura que su iniciativa facilita la vida de los recién llegados. El ministerio, al contrario, ve que la habilitación de otro centro de recepción genera “confusión” en un colectivo especialmente vulnerable, según escribió el secretario de Estado en su carta.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.