Lutsenko, el guerrero kazajo que aliment Vinokourov


Actualizado

La primera edicin de Jan Paraso Interior puede abrir un ciclo esperanzador para las clsicas en Espaa

Alexey Lutsenko durante la Cl
Alexey Lutsenko durante la Clsica de Jan Paraso Interior, Baeza y beda.Luis Angel GomezEFE/SprintCyclingAgency2022/
  • Clsica de Jan Lutsenko exhibe su fortaleza

Menudo ciclista, Alexey Lutsenko. No es tan apabullante, ni de lejos, como su compatriota, paisano de Petropavlov (norte de Kazajistn, fronteriza con Rusia), padrino y patrn, Alexander Vinokourov, que lo ha cuidado hasta donde l (el ciclista) ha querido cuidarse. Predestinado a ser el heredero de la gran estrella del deporte kazajo, no encontr su talante ni ha podido ‘prepararse’ de la misma manera. Afortunadamente.

Pero este kazajo puede mover pasiones en cualquier terreno: contrarreloj, en llano, en recorridos quebrados o en la alta montaa. «Con un corredor como Alexey siempre puedes esperar algo grande de l», dijo el veterano director del Astana, Giuseppe Martinelli, una vez conquistada este lunes la primera edicin de la clsica Jan Paraso Interior.

Lutsenko es un campen espordico. Por jornadas. Cuando se aburre de ir a rueda, levanta al espectador de la modorra. Es personal fijo discontinuo de los podios. Se intuy que sera lo mejor de lo mejor en carreras de un da y an le falta un monumento para darle el lustre definitivo a su trayectoria, como corredor salvaje que es. Como durante toda esta temporada correr an con 29 aos, le quedan carrete y recorrido para una proeza de las monumentales. Tendr que prepararla y salir a cazarla con la mentalidad con la que ha ‘comido tierra’ jiennense en este lunes de San Valentn, donde no necesit ni equipo para imponerse.

Del Teide a Jan

Su rendimiento en las clsicas de ms de 200 kilmetros, por la idiosincrasia de estas pruebas, diferentes en todo a una etapa de una ronda de varios das, se desploma a menudo. Quiz lo ms parecido al triunfo en una competicin de un da de alta exigencia haya sido el de esta tarde en beda (194 km finalmente).

Lutsenko tampoco ha disputado a fondo un Mundial de ruta absoluto, una victoria que cambia la vida del ciclista. Gan el arcoiris en su ltimo ao aficionado, en el Mundial sub 23 de Valkenburg 2012 subiendo el Cauberg y rematando al esprint, como cuando siete aos despus remat en Fossombrone una etapa de 223 kilmetros frente a Roglic, Fuglsang y Yates (el kazajo iba escapado, pero se cay dos veces y ‘rebot’ para seguir pedaleando furioso).

Alexey llegaba a la Pennsula el fin de semana nada ms terminar de entrenarse en la altitud del Teide. Se mora de ganas de comenzar la temporada. Y cuando el kazajo de la provincia del norte tiene uno de esos das, ya se intuye lo que puede pasar. «El ao pasado gan una gravel, as que saba lo que me iba a encontrar», dijo el ganador en beda, con la primera aceituna dorada (el trofeo) de la historia ya ganada. A partir del mircoles participar en la Vuelta a Andaluca, que parte de Ubrique (Cdiz) y terminar el domingo en la provincia de Jan, Sierra del Segura.

Lutsenko, escoltado por los belgas Tim Wellens (i) y Loic Vliegen en
Lutsenko, escoltado por los belgas Tim Wellens (i) y Loic Vliegen en beda.Luis Angel GmezEFE/SprintCyclingAgency2022/

Su palmars, iniciada la dcima campaa en el Astana profesional (tiene firmadas otras dos con los de su casa), abarca ttulos aristocrticos y otros exticos para nosotros los europeos. As, es campen de Asia, de los Juegos Asiticos, de Kazajistn varias veces, dueo de Omn en 2019 (tres etapas y general), de Haynan… Pero tambin vencedor parcial en Vuelta a Suiza, Pars-Niza, una contrarreloj del Dauphin, Tirreno-Adritico y las ms valiosas victorias parciales en grandes de tres semanas: la quinta etapa de la Vuelta a Espaa 2017 (Alcossebre) y la sexta del Tour de Francia 2020 (Mont-Aigoual).

La primera Clsica Jan Paraso Interior ha mostrado un paisaje nico, un recorrido bien armado para el espectculo y un futuro esperanzador a poco que las grandes estrellas de las clsicas se animen. Habrn visto en las pantallas que merece la pena ponerse un dorsal. Espaa puede ser un punto de referencia para las grandes citas de la primavera, Strade Bianche, Miln-San Remo y las de Flandes. Unida a las carreras de Murcia que se corri el sbado (aunque siempre ha tenido vocacin de vuelta por etapas) y Almera, el domingo, Jan puede ser un excelente anfitrin para clasicmanos de toda la vida.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.