La paradoja de Ciudadanos en Madrid, con tanto poder en el Ayuntamiento como pobres perspectivas: «No me rindo», dice Villacs



Tras la debacle de Castilla y Len

Actualizado

Bego
Begoa Villacis, en la ejecutiva nacional de C’s tras las elecciones de Castilla y Len.PEDRO RUIZ

El domingo por la noche, Begoa Villacs sigui entre nervios el recuento de las elecciones de Castilla y Len. El objetivo del candidato de su partido no era ms que mantener la marca dentro del parlamento, poca cosa o mucha, atendiendo al estado en el que se encuentra el partido que hace no tanto aspir a Gobernar Espaa y que ahora mismo controla el 40% del Ayuntamiento de la capital. La vicealcaldesa felicit en Twitter al nico procurador naranja que resisti la debacle.

Te he dicho ya cunto te admiro, Francisco Igea?, fue su piropo en forma de pregunta. El resultado de Ciudadanos confirma la cada del partido, la fuga masiva de sus votantes a otras siglas ya confirmada en las elecciones autonmicas de Madrid el pasado 4 de mayo, cuando Ignacio Aguado pas de vicepresidente a quedar fuera de la cmara. De golpe.

La sangra de votos que C’s sufre en cada contienda electoral choca con los fuertes ncleos de poder que an mantiene la formacin que roz la Moncloa con Albert Rivera al mando. El vicepresidente de la Comunidad Autnoma ms grande de Espaa es suyo, Juan Marn (Andaluca), y ms de 2.000 millones del presupuesto de este ao en el Ayuntamiento de la capital sern administrados por el equipo de Begoa Villacs. Sin embargo, las previsiones tambin para ellos dos no son halageas ante un panorama sociolgico cada vez ms escorado en los extremos.

La duda sobre su futuro

En una jornada de dura resaca como la de ayer, la pregunta sobre el futuro de la vicealcaldesa circulaba desde primera hora por el Palacio de Cibeles. Con estas perspectivas, si la cosa no cambia, lo ms probable es que no se presente. Pasar de una potente vicealcalda a pelear por, como mucho, salvar la cuota mnima de tres concejales? Es difcil imaginarla en esa tesitura, apuntan los socios de gobierno (y a la vez adversarios) de Villacs. El alcalde, Jos Luis Martnez-Almeida, hace tiempo que mira ms hacia el posible cambio de candidato en Vox, alguien con ms tirn que Javier Ortega Smith, que hacia la competencia que le pueda generar C’s en las elecciones municipales de mayo de 2023.

Una encuesta de Sigma Dos para EL MUNDO, realizada a principios del pasado noviembre, daba a Villacs un 8,4% de porcentaje de votos, ms del doble de lo obtenido por Igea el domingo. A esa cifra y a la buena gestin realizada, se agarra la vicealcaldesa para mantener vivo el proyecto que representa en Madrid y no tirar la toalla.

El desnimo de los cuadros medios y empleados del partido naranja, que ven con lgica incertidumbre el futuro laboral, no cala en su lder, que intenta rebelarse ante la adversidad. Soy una luchadora. Nada de resignacin. Al revs, reacciono ante una situacin que considero injusta, porque, sin ir ms lejos, en Castilla y Len tenamos al mejor candidato y hemos hecho una gran campaa, comentaba ayer tarde a GRAN MADRID.

Villac
Villacs, durante una visita a Salamanca en la campaa electoral.JM GARCAEFE

El ao largo que queda hasta mayo del 2023 y las sacudidas que la poltica nacional viene sufriendo animan a Villacs a pensar en un horizonte ms prometedor que el que refleja la demoscopia, por tozuda que sea gritando que el momento de C’s pas y que a sus numerosos votantes ahora les motivan ms otras opciones. Lo de Vox, ese crecimiento, ya lo vivimos nosotros…, dice la vicealcaldesa, molesta al escuchar las previsiones sobre su futuro que realizan en el PP. Es pura intoxicacin. Saben que somos serios y que damos estabilidad a los gobiernos. Creo firmemente en que un proyecto liberal de centro es necesario para Espaa, afirma rotunda, antes de despejar de nuevo la vieja especulacin sobre una incorporacin al PP nacional: Nunca. Ni ella est interesada ni en Gnova ahora parecen con ganas de fichar a figuras naranjas. Creen que ya nos les suma como antes.

Tengo mi corazn en Madrid, responde ante los susurros que la colocan a medio plazo en la pugna por el liderato nacional de C’s. Habr que ver qu es lo ms til para el proyecto, desliza, dejando abierta la opcin de un cambio de latitudes. En la despedida, lanza un mensaje para Maueco: Vox es garanta de caos. Lo vemos en Madrid.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.