La OTAN acuerda desplegar más batallones en su flanco Este por la amenaza de Rusia



Los ministros de Defensa de la OTAN han acordado este miércoles iniciar los preparativos para enviar nuevos batallones multinacionales de refuerzo al flanco Este de la Alianza, en particular a Rumanía, con el fin de contrarrestar la acumulación de tropas rusas en la frontera con Ucrania. Los jefes militares de la OTAN prepararán en los próximos días diferentes «opciones» con el fin de adoptar una decisión en cuestión de semanas.

El objetivo de este refuerzo -que se sumará a los batallones de la Alianza que ya están presentes en Polonia y en los países Bálticos desde 2014- es «defensivo» y «disuasorio», ha dicho el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg. Se trata de «garantizar que no hay ningún margen para errores de cálculo o malentendidos (con Moscú) sobre nuestra voluntad de proteger y defender a los aliados».

Es decir, las tropas de la OTAN no intervendrán si Rusia invade Ucrania, puesto que este país no forma parte de la Alianza. Pero sí que se movilizarían si el Kremlin va más allá y amenaza a Rumanía, Polonia o los Bálticos, que están cubiertos por la cláusula de defensa colectiva.

Stoltenberg ha eludido dar ningún detalle sobre la cantidad concreta de tropas que van a movilizarse o dónde se desplegarán. Únicamente ha dado a entender que uno de los batallones iría a Rumanía y estaría liderado por Francia.

«No sabemos qué ocurrirá en Ucrania, pero la situación ya ha demostrado que nos enfrentamos a una crisis en la seguridad europea. Moscú ha dejado claro que está dispuesto a contestar los principios fundamentales que han sostenido nuestra seguridad durante décadas y a hacerlo mediante el uso de la fuerza. Lamento decir que esta es la nueva normalidad en Europa«, ha dicho Stoltenberg en rueda de prensa.

«Por eso, los ministros han decidido hoy desarrollar opciones para reforzar todavía más la defensa y la disuasión de la OTAN, incluyendo considerar el establecimiento de nuevos batallones de la OTAN en el Centro, el Este y el Sudeste de Europa. Celebro la oferta de Francia de liderar un batallón en Rumanía. Nuestros jefes militares trabajarán ahora en los detalles y los presentarán en cuestión de semanas semanas», ha relatado el secretario general.

La OTAN no es una amenaza

«Nosotros no somos una amenaza, estamos dispuestos al diálogo y hemos presentado una larga lista de temas concretos en los que pensamos que es posible encontrar terreno de entendimiento y hacer frente a algunas de las preocupaciones que Rusia ha planteado. Y no tenemos planes de desplegar sistemas ofensivos en Ucrania«, ha subrayado.

Pero los aliados no se fían de las señales de distensión que ha enviado en los últimos días el presidente ruso, Vladimir Putin. Pese a los anuncios del Kremlin, Stoltenberg ha asegurado que «hasta ahora no vemos ningún signo de desescalada sobre el terreno«. «No ha habido retirada de tropas ni de equipos. Esto puede cambiar, pero lo que vemos hoy es que Rusia mantiene una fuerza masiva de invasión preparada para actuar», sostiene el secretario general de la OTAN.

Las imágenes por satélite demuestran que la reducción de tropas en la frontera con Ucrania de la que ha informado Moscú es falsa. «Se trata de la mayor concentración de fuerzas en Europa desde la Guerra Fría«, ha agregado Stoltenberg.

El secretaro general de la Alianza ha reiterado que si el Kremlin da un paso más y ataca de nuevo a Ucrania, los aliados occidentales le impondrán sanciones sin precedentes. Al mismo tiempo, la OTAN está dispuesta a retomar el diálogo con Moscú sobre cuestiones como el control de armamento o la transparencia en los ejercicios militares. Pero no cederá en las garantías que exige Rusia de que Ucrania nunca pueda entrar en la Alianza. 

«No es demasiado tarde para que Rusia dé marcha atrás en el conflicto y escoja la senda de la paz», ha insistido Stoltenberg.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.