la más rápida del país no tiene patrocinadores


Noticias relacionadas

Maribel Pérez (Sevilla; 1993) se convertía a comienzos de 2022 en la mujer más rápida de España. Este hito, en el que superó el récord de Sandra Myers de hace más de 30 años, no cambió nada en su vida. Sigue ejerciendo como fisioterapeuta y sin grandes patrocinadores que la apoyen. Pagándose sus propias zapatillas, este fin de semana ha vuelto a bajar su propia mejor marca de 60 metros en pista cubierta. Es un ejemplo más del gran inicio de año del atletismo nacional.

La sevillana de 28 años ya avisó tras su gran hito de que todavía no había afinado entrenando y podía volver a batir el récord de España de 60 metros. Salió disparada de los tacos por la calle 2 y, sin encontrar rival, empujó hasta el final para parar el cronómetro en 7,20 y recortar una centésima a su la plusmarca del pasado 9 de enero. La mujer más rápida de España lleva una temporada casi perfecta en su regularidad: 7,26 y 7,21 en Antequera; 7,22 y 7,21 en Karlsruhe; 7,22 en Glasgow; y 7,20 en Madrid.

El objetivo de su entrenador, el exatleta olímpico sevillano y tío Luis Rodríguez, era que Maribel adquiriera experiencia fuera de las pruebas nacionales en estas primeras citas de la temporada. Pero la española ha encontrado su mejor estado de forma. La atleta que no recuerda salidas nulas en toda su carrera tiene en esa concentración una de las claves del privilegio que supone ser la más rápida de toda España. Pero aún más tiene que ver su gran trabajo día tras día.

Pese a ser una de las mejores atletas del país y haber representado a España en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, no cuenta con patrocinadores que le ayuden a financiar los materiales deportivos. Con su impresionante palmarés, la deportista sigue practicando el atletismo como si se tratase de una afición ya que su talento no le permite costearse los gastos ni recibir un salario por su trabajo. Ella sigue llamando a la puerta del profesionalismo total.

Sin ayuda

Con la mínima en el bolsillo para el Mundial de Belgrado, Maribel Pérez está completando un invierno excepcional, corriendo siempre muy rápido, y de tremenda regularidad. La chiquilla de diez años que en Jerez le ganaba corriendo a los niños de su edad parecía haber cumplido un sueño este verano al llegar a la cita de Tokio. El hecho de no pasar de la primera ronda en la prueba de los 100 metros la frustró en un principio, pero ahora ha traído a una de las mejores atletas del 2022 de todo el mundo.

Más allá de alguna beca deportiva que caduca próximamente y para las que está haciendo méritos para renovarlas, Maribel vive de su trabajo. «Yo trabajo porque me gusta mi trabajo, mi papel como fisioterapeuta, pero también es necesario para comer. Tengo becas, pero no me da como para vivir sin trabajar. Llevo cuatro años en la clínica y me permiten compaginar muy bien mi carrera deportiva con mi trabajo. Me saqué lo de instructora de pilates, soy muy apañada», sentenciaba en Onda Cero en enero.

Maribel Pérez, en lo más alto del podio.


Maribel Pérez, en lo más alto del podio.

RFEA

Si el halago debilita, será en otras. A la sevillana del Valencia Club Atletismo la lluvia de felicitaciones tras su plusmarca del domingo lo único que ha hecho es motivarla aún más en la idea de obtener su mejor versión. Pérez, centésima a centésima, sigue atesorando plusmarcas, con un estado de forma que ya había apuntado con buenos mimbres en temporadas anteriores. Lo mejor es que asegura que «hay un poco más en mis piernas».

Sábado de récord

Espectacular jornada de atletismo la que se vivió este pasado sábado con atletas repartidos por toda la geografía europea. Se dio un récord de España Sub23 (y tercera mejor marca nacional de siempre) en el 60 vallas por medio de Asier Martínez y dos mínimas mundialistas para Belgrado (Bruno Hortelano y Bernat Erta). La cita del próximo mes de marzo solo hace que mejorar sus expectativas en las últimas pruebas en las que participa la élite del deporte español.

Casi cuatro años después de su participación en el Europeo de Berlín 2018, Bruno Hortelano se acerca a volver a vestir la camiseta de España en una gran competición tras lograr esta tarde en el control nacional de la pista cubierta de Salamanca la mínima para el Mundial de Belgrado en 400 metros, una distancia en la que no ha sido internacional, con 46,21 segundos, una marca que mejora notablemente su mejor registro en una distancia poco explorada bajo techo, los 47,04 de 2014.

Pero no hay que perder de vista a Bernat Erta. En pleno desembarco de los ‘millennials’ en el atletismo español más optimista de los últimos cuatro lustros, el catalán compartirá protagonismo con Hortelano. Nacido el 15 de febrero de 2001 en Lleida, el atleta del Barça se coronó definitivamente el pasado con 19 años cuando batió el récord Sub20 del 400 metros. En marzo se presentará en su primera gran cita internacional.

El campeonato, que no se celebra desde hace cuatro años por la pandemia, será una importante cita en la que el atletismo español demostrará su brillante estado de forma. La expedición que hasta ahora cuenta con 24 hombres y mujeres pone las expectativas muy altas.

[Más información: Jordan Díaz, la gran promesa del atletismo que se escondió en Zaragoza y España ha nacionalizado]





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.