La izquierda naufraga y desbarata Espaa


Actualizado

Efe
Efe

Trata Moncloa de enmascarar los resultados en las elecciones de Castilla y Len aprovechando el lgico inters que suscita la estrategia popular. Pero la realidad es que la izquierda ha sufrido un dursimo revs y que en las urnas se ha vuelto a producir un rotundo y claro voto de castigo al Gobierno de coalicin sanchista, lo que se ha traducido en que el PSOE -que gan los comicios regionales, no se olvide, en 2019- haya perdido nada menos que siete procuradores y que Podemos, coaligado esta vez con Izquierda Unida, se tenga que conformar con mantener a duras penas uno de los dos escaos que tena. Los socialistas van de derrota en derrota hasta la derrota final, y ello a pesar del espurio uso de instrumentos del Estado, como el CIS o el BOE, para interferir en campaa. Desde la conformacin del Ejecutivo bicfalo entre Snchez e Iglesias, apoyado en la mayora parlamentaria Frankenstein, el PSOE ha sufrido descalabros en elecciones como las de Galicia o Madrid -donde ya ha quedado reducida a tercera fuerza- y ni siquiera la victoria en Catalua pudo ser rentabilizada polticamente de ningn modo..

La gestin de Moncloa est disolviendo a Podemos, lo que permite presumir a los socialistas de haber recuperado la hegemona incontestable en la izquierda. Con poco se conforman porque lo que se est evidenciando en este nuevo ciclo poltico en marcha es que el PSOE no solo no logra ensanchar su espacio electoral, sino que ste cada vez es ms reducido. Y ello en buena medida porque sus pactos con toda clase de formaciones identitarias, en especial con nacionalistas radicales y excluyentes, est llevando a muchos ciudadanos descontentos con la situacin que atraviesa nuestro pas a alejarse de los partidos sistmicos y a echarse en brazos de nuevas marcas y plataformas localistas que han hecho del supuesto agravio territorial y del victimismo sus eficaces banderas. Es consecuencia de la perversa lgica de entreguismo y prebendas a los nacionalismos minoritarios que caracterizan la poltica de supervivencia de Snchez, sin rastro de visin de Estado ni de defensa del inters general de la nacin, y que hoy lleva a que el Gobierno se perciba como un repartidor de regalas en una Espaa no ya vaca sino desbaratada.

Pronto sabremos si la imparable dinmica inaugurada con fenmenos como el del xito de Teruel Existe y que en estos comicios de Castilla y Len ha alumbrado a tantas plataformas localistas convierten las prximas elecciones generales en una reedicin de la sopa de letras de 1977, cuando con motivo del despertar democrtico concurrieron una multiplicidad de partidos en las urnas. En todo caso, lo que s se percibe ya con nitidez es cmo la irresponsabilidad poltica de quienes nos dirigen hacia ninguna parte, sin un proyecto nacional digno de tal nombre, est incentivando este peligroso cantonalismo que coadyuva a la desvertebracin de Espaa, cada vez ms cerca de convertirse en un pas ingobernable. Ser sta una de las herencias ms preocupantes que dejar esta legislatura sanchista.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.