La Fiscalía pide 12 años al neonazi Pedro Valera y el cierre definitivo de la librería Europa | Cataluña



La Fiscalía de Delitos de Odio y Discriminación pide 12 años de prisión para el histórico neonazi Pedro Varela por enaltecimiento, justificación y negación del Holocausto y por delitos de incitación al odio contra judíos, inmigrantes, musulmanes y homosexuales, entre otros, así como el cierre definitivo de la Librería Europa de Barcelona. La Fiscalía Provincial de Barcelona de Delitos de Odio y Discriminación solicita en su escrito de acusación esta pena para Varela, que ya fue condenado en 2010 por unos hechos similares, por seguir haciendo una difusión y distribución “masiva e indiscriminada” de contenidos basados en la “cultura del odio supremacista” entre los años 2006 y 2016, con posterioridad a los delitos recogidos en aquella sentencia.

En su escrito, el ministerio fiscal acusa también a otras cinco personas, miembros de la dirección de la Asociación Cultural EO de la que depende la Librería Europa, para los que pide una pena de ocho años de prisión por promover y distribuir este pensamiento que fomenta el “odio y la discriminación”. Según la Fiscalía, todos ellos formaban parte de un “entramado organizativo perfectamente estructurado” denominado Asociación Cultural EO, del cual Varela es el “ideólogo” y el “máximo responsable de toda su estructura comercial y de difundir el nacionalsocialismo” a través de la Librería Europa o bien de su sede virtual. Esta asociación, sostiene el ministerio público, tenía por objetivo difundir de “forma masiva e indiscriminada” una “línea de pensamiento basada en la cultura del odio supremacista y la animadversión y segregación racial contra lo que ellos consideran como ‘razas inferiores’”.

Entre estas ‘razas inferiores’, los acusados se refieren particularmente a afrodescendientes, asiáticos, musulmanes, judíos y homosexuales, ya que “ensalzan la pureza de la raza blanca” y afirman que la “integración racial es el genocidio de la raza blanca a través de la mezcla”, señala la Fiscalía. El ministerio público resalta que los acusados difundían textos con un “lenguaje no solo de naturaleza discriminatoria, sino especialmente vejatorio por razones de color de piel, origen, religión, ideología u orientación sexual para fundamentar sus tesis discriminatorias particularmente racistas y antisemitas”. Además, esgrime la Fiscalía, los imputados “enaltecían, alababan y justificaban” los “atroces crímenes” del III Reich, o incluso, negaban el Holocausto, con “especial fijación en el pueblo judío, al que se denigración expresiones de carácter ofensivo y vejatorio con el objetivo de crear sentimiento de odio, animadversión y de violencia” contra ellos.

Para el Fiscal, la Librería Europa es el “centro neurálgico” de la actividad de la asociación, y en ella los “acusados han vendido y distribuido” en España y otros países del mundo el pensamiento nacionalsocialista, mediante diferentes formatos como libros o dvds. Además, según el escrito del ministerio público, los acusados llegaron a organizar entre los años 2006 y 2016 hasta 260 conferencias que propagaban ideologías “fascistas, racistas, antisemitas, homófobas y negacionistas del Holocausto”. La Fiscalía esgrime que la investigación llevada a cabo por los Mossos d’Esquadra desde 2006 permitió comprobar que Varela, ya condenado con anterioridad por hechos similares, seguía vendiendo libros con los mismos fines. Y concluye su escrito de acusación alegando que la citada asociación y la Librería Europa son “un centro de propagación del pensamiento nacionalsocialista y de extrema derecha, con la difusión de contenidos que ponen en peligro las condiciones de vida, existencia y seguridad de todas aquellas personas y colectivos que no responden a su visión racista, supremacista xenófoba u homófoba”.

En concreto, la Fiscalía acusa a Varela de dos delitos contra el ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas, por los que pide 4 años de prisión por cada uno de ellos, y de un delito de pertenencia a organización criminal, para el que solicita otros 4 años de cárcel. Asimismo, solicita una multa de 12 meses con una cuota diaria de15 euros por cada uno de los dos primeros delitos, y la inhabilitación para realizar trabajos vinculados a la edición, distribución o venta de libros físicamente o a través de internet. Al margen de estas penas, la Fiscalía pide la disolución de la Asociación cultural EO y el cierre definitivo de la Librería Europa, tanto en su sede actual como el cualquier otro lugar físico y/o virtual.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.