La España de Scariolo, campeona de Europa con Juancho Hernangómez como última gran figura



España ganó su cuarto Eurobasket al pasar por encima de la temida Francia en la final. La Selección suma así su cuarto oro tras los de 2009, 2011 y 2015, todos ellos con Scariolo en el banquillo. El técnico italiano ha vuelto a hacer magia con un grupo en el que apenas nadie creía y que ha conseguido el título más inesperado. [Narración y estadísticas: España 88-76 Francia]

La final fue española de principio a fin con un Juancho Hernangómez que hizo el mejor partido de su carrera para convertirse en el MVP del encuentro con 27 puntos y 31 de valoración. El alero de los Raptors rompió el duelo con 6 triples en el segundo cuarto. El equipo de Collet reaccionó, pero Scariolo volvió a encontrar la solución con jugadores de los teóricamente secundarios como Alberto Díaz o Jaime Fernández para que la Selección ni se inquietara en los minutos finales.

El día 18 de septiembre será inolvidable para la familia Hernangómez, ya que a la actuación de Juancho hay que sumar que Willy fue nombrado MVP del torneo sucediendo así a Pau Gasol, que fue el último español en lograrlo en 2015. De los Gasol a los Hernangómez. España cambia de hermanos, pero sigue siendo de oro. 

Rudy Fernández, a sus 37 años, levantó el trofeo al cielo del Mercedes-Benz Arena. Qué jugadorazo, qué capitán y qué torneo ha realizado. En la final también anotó dos triples que fueron claves y durante el campeonato se erigió en el líder que necesitaba estaba plantilla para brillar como lo ha hecho. La victoria del grupo. El triunfo del equipo. De un señor equipo.  

La defensa española hizo que Francia fallara sus primeros triples y que la Selección comenzara a coger ventaja. Con Lorenzo Brown y Willy Hernangómez como estiletes en ataque, el equipo de Scariolo dominaba el encuentro y tras un triple de Jaime Fernández y una canasta de Brown, Vicent Collet se vio obligado a parar el partido (min. 6, 14-5). 

España tenía más acierto exterior que en otros encuentros, mientras que Francia sufría para sumar puntos en el marcador. La segunda falta de Albicy fue un problema más para un combinado galo que hasta el último minuto del primer periodo no pudo anotar su primer triple (1/6), logrado por Heurtel. Sin embargo, Rudy Fernández cerró el cuarto con otra canasta desde más allá de la línea 6,75 (min. 10, 23-14). 

Juancho Hernangómez apareció entonces en el segundo periodo para anotar dos triples consecutivos y lanzar a España en el marcador con un parcial de 6-0 (min. 12, 29-14). Collet no daba con la tecla y volvió a pedir un tiempo puerto. Francia no podía con la intensidad de la Selección y el pequeño de los Hernangómez siguió enchufando de tres puntos con una pasmosa facilidad (6/7 en triples al descanso). 

A pesar de que Francia apretó, Juancho estaba desatado. Como si fuera Bo Cruz, el español castigaba todas las defensas que proponía Collet para intentar frenar al jugador de los Toronto Raptors. Su hermano Willy le acompañaba en el festival y sacó un 2+1 a Gobert para minar más la moral del equipo galo. 

Sin embargo, Francia pudo quitarse la losa de encima justo antes del descanso. Un parcial de 0-11 devolvió al equipo de Collet a la lucha por el oro. Fournier puso el final a la primera parte con un triple y una canasta aprovechando que España bajó la intensidad atrás y ya no encontraba el aro galo con tanta facilidad (min. 20, 47-37). 

El paso por vestuarios agudizaría los problemas de la Selección. Francia defendía mucho mejor e impedía que Lorenzo Brown entrara en juego, mientras que en ataque Heurtel y Yabusele se iban entonando. Collet había logrado acabar con el ciclón español (min. 14, 49-16) y Scariolo era ahora el que buscaba soluciones en su pizarra. 

El técnico logró recomponer a la Selección y dos triples de Jaime Fernández demostraron que el equipo se había levantado tras su peor momento en el partido. A pesar de Fournier y del acierto exterior de Okobo, España llegó con una ventaja de 9 puntos al cuarto decisivo (min. 30, 66-57). El broche a este periodo, el de la resurrección, lo pusieron Rudy Fernández con un triple y un tapón de Garuba a Okobo que levantaron al banquillo español. 

Collet apostó entonces por juntar a Gobert y Poirier para tener superioridad en la zona. Francia ahogaba a España y los árbitros se convirtieron en protagonistas al señalar una técnica a Scariolo. Un tiro de Rudy Fernández toca aro, pero dan balón al equipo galo al entender que la posesión se había acabado. Error impropio de una final y de la que Fournier sacó provecho (min. 32, 68-61). 

Entonces volvió a aparecer Juancho para anotar un triple y una canasta de 2 puntos (min. 34, 73-63). El pequeño de los Hernangómez dio aire a una España que intentaba evitar un final de encuentro apretado, ya que Francia tiene jugadores especialmente peligrosos en esos momentos como ya se pudo comprobar ante Turquía e Italia en octavos y cuartos de final respectivamente. 

Francia y España intercambiaban canastas, lo cual beneficiaba a la Selección y un triple de Alberto Díaz fue clave para decidir el encuentro (min 37, 78-66). No se sufrió en los últimos minutos, tal y como era el plan, y una nueva canasta del base malagueño desde más allá de la línea de 6,75 hizo que el equipo de Collet acabara hincando la rodilla y reconociendo su inferioridad en la final (min. 39, 85-70). España es ya la actual campeona de Europa y del mundo tras este título y el logrado en 2019. 

Noticia en actualización

Estamos trabajando en la ampliación de esta información. En breve, la redacción de EL ESPAÑOL les ofrecerá la actualización de todos los datos sobre esta noticia.

Para recibir en su teléfono móvil las noticias de última hora puede descargarse la aplicación de nuestro periódico para dispositivos iOS y Android, así como suscribirse para acceder a todos los contenidos en exclusiva, recibir nuestras Newsletters y disfrutar de la Zona Ñ, sólo para suscriptores.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.