La defensa que Ayuso hace de los pagos a su hermano extiende la sospecha sobre el contrato | Madrid


La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, defendió este viernes el lucro que consiguió su hermano mayor, Tomás Díaz Ayuso, de un contrato a dedo de provisión de mascarillas (1,5 millones de euros por 250.000 unidades FFP2) que está en el centro de la guerra por el poder en el PP. Ayuso difundió una nota pública donde por primera vez daba algún dato de los vínculos de su hermano con ese contrato. Sus explicaciones abrieron nuevas sospechas.

Tráfico de influencias o testaferro. La dirección nacional del PP investiga si ese cobro del hermano, que cifran en 286.000 euros, corresponde al pago de un tráfico de influencias (la intermediación del hermano para lograr que se adjudicara el contrato a esa empresa) o significa que la empresa adjudicataria intervino como testaferro del hermano de la presidenta, que fue quien en realidad hizo todo el trabajo: lograr en China las mascarillas y traerlas a España.

La empresa de Daniel Alcázar, Priviet Sportive SL, carecía de experiencia en la compraventa de material sanitario, pero facturó a la Comunidad de Madrid 1,5 millones por 200.000 mascarillas en abril de 2020.

El Gobierno regional contrató a la empresa de Alcázar sin tener conocimiento de que tenía relación con Tomás Díaz Ayuso, según sostuvieron ayer los consejeros de Hacienda y Sanidad, y lo hizo cuando hacían falta mascarillas, vinieran de donde vinieran. Para la ejecución de ese contrato se produce una relación comercial entre Daniel Alcázar y Tomás Díaz Ayuso, que según la presidenta es una transacción entre particulares permitida por la ley.

55.800 euros más IVA por hacer todo el trabajo. Esa relación, según Ayuso, consiste en que su hermano cobró al menos 55.860 euros más IVA por conseguir adquirir las mascarillas en China y trasladarlas a Madrid, justamente el objeto del contrato adjudicado por el Gobierno regional.

“La factura a Priviet Sportive no es una comisión por obtener el contrato de la Administración, sino el cobro de las gestiones realizadas para conseguir el material en China y su traslado a Madrid, que es distinto. Es una contraprestación por su trabajo, no una comisión por intermediación”, recoge la nota de la presidenta. Esa explicación sugiere, seguramente sin pretenderlo, que su hermano se ocupó de una parte tan amplia del contrato que hizo innecesaria la participación de Priviet Sportive, la empresa adjudicataria.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

El misterio de las tres facturas. La presidenta Ayuso explicó que su hermano envió a Priviet Sportive SL cuatro facturas en 2020, pero solo aclaró el contenido de una de ellas, el pago por traer las mascarillas desde China. Es una factura de 55.800 euros más IVA, lo que resultaría en más de 67.000 euros. “Del resto de las facturas no tengo que dar cuenta porque no tienen relación con la Comunidad de Madrid y mi hermano tiene derecho a su privacidad”, dijo ella en su comunicado.

Si las otras tres facturas a las que aludió Ayuso son de la misma cantidad, el hermano de la presidenta habría cobrado en total, en 2020, de la empresa adjudicataria de las mascarillas una cifra similar a la que denuncia la dirección nacional del PP, aunque por conceptos distintos.

Lea el comunicado de Ayuso sobre el contrato de su hermano. Si no puede leerlo, pinche aquí.

El desconocido origen de la relación con la Comunidad. Hay otra pregunta clave que no han respondido ni Ayuso ni sus consejeros: cómo se inició la relación entre Priviet Sportive SL y la Comunidad. ¿Quién llamó a quién? Normalmente, la Comunidad anuncia los contratos con antelación en su Portal de Contratación, pero en pandemia todas las administraciones han venido contratando de emergencia, un proceso exprés que suprime los requisitos habituales de publicidad y libre concurrencia.

Priviet Sportive es una empresa que nunca antes había contratado con la Administración madrileña y que tampoco se dedica a la importación de productos sanitarios. Su actividad durante años ha consistido en el suministro al por mayor de prendas de vestir a grandes establecimientos como Carrefour o El Corte Inglés. El dueño de Priviet Sportive SL y el hermano de Ayuso son amigos desde la infancia y veranean juntos en Sotillo de la Adrada (Ávila), el pueblo de origen de sus familias. Alcázar no ha contestado a este periódico sobre esa relación.

PSOE y Más Madrid presentaron este viernes una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción contra Ayuso para que se investigue si los implicados han podido cometer los delitos de prevaricación, tráfico de influencias, negociaciones prohibidas a los funcionarios y malversación de caudales públicos.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.