La compañía de infraestructuras Globalvia adquiere a Air Nostrum el 24% de Iryo | Economía



Globalvia ha adquirido un 24% de las acciones de la operadora ferroviaria Iryo que estaban en manos de Operador Ferroviario de Levante (OFL), empresa propiedad de los socios de la aerolínea regional valenciana Air Nostrum. Tras esta operación, Air Nostrum rebaja su participación al 31% y como primer accionista de la compañía, con el 45%, se sitúa Trenitalia, el operador público de alta velocidad italiano que pertenece a Ferrovie dello Stato Italiane, compañía nacional de ferrocarriles de Italia.

La compañía de infraestructuras de movilidad, que ha contado con todas las autorizaciones administrativas que requería para formalizar su entrada en el capital de Iryo, no ha desvelado la cifra económica desembolsada, aunque los analistas tasaron la totalidad de la compañía en 200 millones de euros, por lo que la operación estaría cifrada en torno a los 50 millones.

Tras la entrada de Glovalvia, el mayor accionista de Iryo será el Estado italiano la mayoría del capital sea española con el 55%. De esta forma, todas las operadoras que compitan en el mercado de la alta velocidad ferroviaria estarán controladas por empresas públicas: AVE y Avlo de Renfe; Ouigo de la francesa SNCF e Iryo de Trenitalia.

Air Nostrum inició el pasado año la búsqueda de un socio estratégico para reforzar la solidez financiera de Iryo, que en noviembre de 2019 resultó adjudicataria del segundo de los tres paquetes ofertados por Adif en el proceso de liberalización de la alta velocidad ferroviaria española. Globalvia ha logrado el apoyo de sus tres accionistas para desembarcar en el capital de Iryo y ha sido elegida gracias a su posición financiera, su interés estratégico en la alta velocidad ferroviaria y su vocación de permanencia a largo plazo en el proyecto, según el comunicado hecho público ste viernes por la empresa.

Iryo estrenará su servicio de alta velocidad en la línea Madrid-Barcelona el próximo 25 de noviembre. A mediados de diciembre estrenará la conexión Madrid-Valencia, mientras que el despliegue de Madrid con Andalucía no llegará hasta marzo del 2023, seguido del trayecto Madrid-Alicante, que no será efectuado hasta junio del próximo año.

Globalvía, fundada en 2007 para unir bajo un solo grupo todos los activos concesionales de FCC y Caja Madrid, pasó a ser controlada en 2016 por tres fondos de pensiones de Canadá, Países Bajos y Reino Unido. La compañía ya intentó hacerse con algunas de las rutas en el proceso de concurrencia que abrió Adif en 2019, al asociarse con Moventia pero sin lograr ningún surco. En dicho procedimiento, iniciado tras la liberalización del transporte de pasajeros por ferrocarril en España, también compitieron la firma andaluza Eco Rail y el consorcio formado por Talgo, Globalia y el fondo Trilantic.

El presidente de Iryo, Carlos Bertomeu, ha señalado en una nota que la entrada de Globalvia en el accionariado aporta músculo financiero al proyecto, tiene vocación de permanencia a largo plazo como accionista del primer operador privado de la red de alta velocidad Española y una acreditada experiencia y solvencia. Con este acuerdo, ha agregado, se completa el esquema original con el que los socios de Air Nostrum diseñaron la compañía.

El consejero delegado de Globalvia, Javier Pérez-Fortea, ha apuntado que esta operación refuerza su compromiso con las nuevas formas de movilidad en los países donde opera y ha añadido que, después de la pandemia, la alta velocidad ferroviaria será un elemento esencial para una movilidad sostenible, en la que esperan avanzar junto a sus socios con vocación de largo plazo.

Por su parte, el consejero delegado de Trenitalia, Luigi Corradi, ha asegurado que esta operación”reafirma la importancia del proyecto para acercar cada vez a más personas al tren como medio de locomoción, en cumplimiento de los objetivos de la Unión Europea en términos de sostenibilidad”.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.