Keita Baldé, excanterano del FC Barcelona, es suspendido por violación de controles antidopaje



Problemas para Keita Baldé. El que fuera una de las grandes perlas de la cantera del FC Barcelona ha tenido una carrera realmente difícil, sin conseguir afianzarse de verdad en un club de la élite. Salió desde La Masía para seguir formándose en la Lazio, club en el que dejó sus mejores minutos como profesional. Después ha venido una larga lista de clubes en los que no ha terminado de brillar. 

Ahora se ha visto envuelto en un grave problema. La Agencia Mundial Antidopaje le acusa de haber violado sus normas en varios controles durante la temporada pasada por lo que ha recibido una dura sanción y no podrá volver a jugar ni un solo minuto hasta el próximo 5 de diciembre. 

El futbolista, ahora propiedad del Spartak de Moscú, jugó el pasado año en el Cagliari de Italia. Y ha sido precisamente el Tribunal Antidopaje del país transalpino quien ha efectuado una sanción que ha sido reconocida por su actual club a través de un comunicado. Según explica el conjunto ruso, Keita ha sido suspendido por «violar las normas antidopaje».

[El centenario del Spartak de Moscú en plena guerra: del homenaje a un esclavo romano al boicot del KGB]

Así han intentado explicar desde el país soviético la situación tan extraña que se ha producido alrededor de la figura de Keita Baldé: «Una muestra tomada de Keita ese día no encontró sustancias prohibidas. Sin embargo, de conformidad con el código disciplinario, cualquier sanción relacionada con el dopaje impuesta por otra asociación deportiva nacional o internacional, u organización nacional antidopaje, es automáticamente aceptada por la FIFA y debe ser reconocida por todas las confederaciones y asociaciones».

El Spartak de Moscú, aunque se ha puesto del lado de su jugador al que define como inocente asegurando que no ha empleado sustancias dopantes para mejorar su rendimiento, ni durante su etapa en Italia ni ahora en Rusia, también ha decidido tomar una decisión en pro de la tranquilidad y la calma. Por ello ha decidido acatar la sanción y esperar hasta ese 5 de diciembre para poder volver a contar con el jugador. 

[Prisión provisional para Mathias, el hermano de Paul Pogba, tras ser inculpado por chantaje]

Sin Mundial y sin continuidad

Sin embargo, el problema más grave no lo tiene su club, sino que lo tiene el propio Keita. Las fechas coinciden con las de la disputa del Mundial de Qatar 2022 para el que Senegal está clasificada. Baldé es uno de los pilares del equipo y no podrá estar junto al resto de sus compañeros hasta esa fecha. Por ello, para disputar algún minuto, Senegal tendría que llegar por lo menos hasta los cuartos de final. Una empresa muy complicada. 

Keita Baldé añade este turbio capítulo a su extenso historial en una carrera deportiva marcada por la inestabilidad. Después de abandonar Barcelona y de brillar en la Lazio, salió rumbo al Mónaco por 30 millones. En el Principado alternó momentos buenos con otros no tan acertados y terminó saliendo cedido al Inter.

[Otro escándalo de Kylian Mbappé: su fea bronca con Achraf Hakimi que ha salido a la luz]

Regresó al Principado para emprender una nueva cesión a la Sampdoria. Finalmente abandonó el club monegasco tras quedar libre y firmó el año pasado por el Cagliari, operación que ha repetido este verano para marcharse a Rusia en uno de los momentos más complicados. Y ahora, con esta nueva mala noticia podría quedarse sin Mundial. 





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.