Guinea Ecuatorial celebra elecciones con Teodoro Obiang como único favorito | Internacional



Guinea Ecuatorial, pequeño país de África central de 1,5 millones de habitantes, celebra unas elecciones presidenciales este domingo prácticamente sin ningún suspense y con el actual presidente, Teodoro Obiang, de 80 años, como único favorito. El férreo control sobre todos los resortes del régimen que ejerce el mandatario y el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PGDE), en el poder, convierte a estos comicios en apenas un trámite para Obiang, el jefe de Estado más longevo del mundo, monarquías aparte, tras 43 años en el sillón presidencial.

El único candidato de oposición que concurre a estas elecciones es Andrés Esono, de Convergencia Para la Democracia Social (CPDS), consciente de que sus posibilidades de victoria son prácticamente nulas. También se presenta Buenaventura Monsuy, del Partido de la Coalición Social Demócrata (PCSD), afín al poder.

Guinea Ecuatorial es el único Estado de África subsahariana donde el castellano es lengua oficial pues fue colonia y luego provincia española. El país atraviesa una grave crisis derivada de los años de covid-19 y ahora por la guerra en Ucrania, cuyo principal impacto se nota en los precios de los productos básicos: el pasado mes de septiembre el incremento de precios fue de un 4,2%.

Unos 420.000 ecuatoguineanos están llamados este domingo a las urnas para elegir presidente durante un nuevo periodo de siete años, pero también para renovar el Congreso, el Senado y los ayuntamientos, dominados completamente por el PDGE y pequeños partidos aliados. El Gobierno adelantó las presidenciales, previstas para 2023, para hacerlas coincidir con las legislativas y municipales. En los últimos comicios presidenciales, celebrados en 2017, Obiang resultó elegido con el 94% de los votos, mientras que en las elecciones legislativas de 2016, el PDGE obtuvo porcentajes superiores al 90% y se quedó con todos los escaños del Congreso y el Senado excepto uno, que recayó en el partido opositor Ciudadanos por la Innovación (CI).

La economía ecuatoguineana se sustenta sobre todo en la exportación de petróleo, que comenzó en los años noventa del siglo pasado y multiplicó por cuarenta su Producto Interior Bruto. Sin embargo, esta riqueza no ha llegado a la mayor parte de la población. Según Unicef, cuatro de cada diez ecuatoguineanos viven en la pobreza extrema. La falta de democracia y escasa transparencia del régimen de Obiang limitan los mecanismos de control sobre las cuentas estatales.

“Un fraude monumental”

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

La campaña para las elecciones de este domingo ha estado marcada por un enorme despliegue del partido en el poder, tanto en mítines como en medios de comunicación, mientras que Esono ha denunciado en reiteradas ocasiones a través de su perfil de Twitter las maniobras del PDGE y la televisión pública para impedir o invisibilizar sus encuentros con la militancia. Este viernes, el único candidato opositor y líder del CPDS aseguró en declaraciones a Efe que se estaba preparando “un fraude monumental”, después de constatar la retirada de carnés electorales a la población en zonas del interior del país.

El pasado 29 de septiembre las fuerzas del orden irrumpieron mediante una violenta operación policial en la sede principal del partido opositor Ciudadanos por la Innovación (CI), cuyo líder, Gabriel Nsé, aspiraba a figurar como candidato en estos comicios. Durante la intervención fueron detenidos unos 200 militantes, muchos de los cuales denunciaron posteriormente torturas, un policía falleció según el Gobierno y nueve miembros de CI, según fuentes de la oposición y asociaciones ciudadanas. Las opciones de presentarse a los comicios se desvanecieron para este partido, que ya había sido ilegalizado en 2018 por sentencia judicial después de que unos 40 miembros del mismo fueran condenados por un supuesto intento de golpe de Estado. Hasta entonces, CI era la única organización opositora con representación parlamentaria, un diputado en el Congreso.

Con CI fuera de juego y sus principales cuadros escondidos o en prisión, el único partido realmente de oposición que está en las papeletas de los comicios que se celebran este domingo es el CPDS. Por su parte, el PDGE se presenta en coalición con otros 14 pequeños partidos, tradicionales aliados del régimen y denominados “la oposición democrática” por el régimen. En el último mitin celebrado este viernes, el propio Obiang tildó de “valientes” a los dirigentes de esta constelación de partidos por “trabajar al lado del Gobierno y el PDGE para la consolidación del genuino proceso democrático de la nación”, según la página web del Gobierno, que asegura que “todos esperan obtener, como en anteriores ocasiones, una victoria abrumadora el domingo día 20 de noviembre en todo el territorio nacional de la República de Guinea Ecuatorial”.

En dicho mitin también participó Teodoro Nguema Obiang Mangue, hijo de Teodoro Obiang, vicepresidente del país y jefe de campaña de su padre, conocido como Teodorín y condenado en 2017 por un juez francés por corrupción. Todas las miradas están puestas sobre el posible sucesor de Teodoro Obiang, quien en los últimos años ha ido ganando posiciones en el seno del Gobierno y del partido y se perfila como el elegido por el presidente para relevarle en el poder.

Sigue toda la información internacional en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.