Fuera de juego semiautomático para el mundial de Qatar 2022 | Deportes



Tres años y medio después de su implantación, las dudas, las suspicacias y las pérdidas de tiempo que aún generan el sistema de videoarbitraje (VAR) en el trazo de las líneas que marcan el fuera de juego cuando este es muy ajustado han llevado a la FIFA a experimentar un nuevo sistema de detección de la infracción. Este ha sido probado con éxito en la Copa Árabe y en el último Mundial de Clubes conquistado por el Chelsea en los Emiratos Árabes Unidos. La intención del organismo que rige el fútbol mundial es introducirlo en la próxima Copa del Mundo de Qatar 2022. “Si no da muchos problemas con el funcionamiento, lo veremos en el próximo Mundial”, señalan fuentes arbitrales de la Federación Española de Fútbol, que contó con una representación de colegiados a la que les fue mostrada la nueva tecnología.

Denominado fuera de juego semiautomático, la herramienta en pruebas permite calcular con precisión el momento del golpeo del balón del pasador y la posición de delanteros y defensas implicados en la jugada mediante la instalación de cámaras en las cubiertas de los estadios. Diez cámaras dedicadas en exclusiva a la geolocalización, así como varias de transmisión de televisión, fueron instaladas en las cubiertas de los estadios en los que se disputó el Mundial de Clubes para rastrear 18 puntos de datos de cada jugador. Se espera que la cantidad de puntos de datos aumente a 29 cuando se celebre el Mundial de Qatar. Estos datos, recopilados 50 veces por segundo, se transmiten al AVAR (ayudante del árbitro en la sala de operaciones de vídeo) específicamente dedicado a las decisiones de fuera de juego para verificar y hacer su recomendación al VAR y al árbitro en el campo. El proceso ocurre en tiempo real, lo que facilita que se puedan tomar decisiones sobre el fuera de juego en pocos segundos.

Los casos en los que la decisión se prolonga durante minutos han sido frecuentes desde la implantación del VAR con la consiguiente pérdida de continuidad en el juego. “Sabemos que no es fácil ser rápido y preciso. Es por esto que pensamos en una tecnología que pueda tomar las decisiones [MÁS]precisas y lo más rápido posible”, advirtió la semana pasada Pierluigi Collina, director de arbitraje de la FIFA, durante una demostración a los colegiados desplazados a Abu Dhabi. Una de las ventajas de la nueva tecnología es que permite delimitar el punto exacto de las extremidades. “Sabemos dónde está el hombro o la rodilla, por ejemplo. Además, tomando esos datos, podemos crear animaciones en 3D que pueden explicar perfectamente si un jugador estaba en fuera de juego y qué parte de su cuerpo está adelantada. Esto se mostrará en la televisión y en las pantallas de los estadios”, aseguró el jefe de Tecnología del Fútbol de la FIFA, Sebastian Runge.

La nueva tecnología creó intranquilidad entre el colectivo arbitral, principalmente entre los asistentes, al considerar que podía desembocar en su desaparición. “Sé que alguien lo llamó fuera de juego robot y no es así. Los árbitros y asistentes siguen siendo responsables de las decisiones en el terreno de juego. La tecnología sólo les proporciona un valioso apoyo para tomar decisiones más precisas y rápidas, sobre todo cuando el incidente del fuera de juego es muy ajustado y muy difícil”, concluyó Collina.</CW>

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.