Enrique Ossorio: ¿Dónde están los pobres, que yo los vea? | Opinión


El consejero de Educación y portavoz del Gobierno madrileño, Enrique Ossorio, en la rueda de prensa tras una reunión del Ejecutivo regional, en una imagen de la Comunidad.
El consejero de Educación y portavoz del Gobierno madrileño, Enrique Ossorio, en la rueda de prensa tras una reunión del Ejecutivo regional, en una imagen de la Comunidad.Europa Press

Mire alrededor: ¿me ve? Pues igual no me ve porque no existo. Me explico: un millón y medio de personas se encuentran en situación de exclusión social en la Comunidad de Madrid, un 24% más que antes de la pandemia. Es una cifra similar a la de la crisis de 2008 y sale del último informe de Cáritas sobre exclusión social y pobreza.

Sin embargo, el consejero de Educación y portavoz del Gobierno regional, Enrique Ossorio, se tomó este miércoles el dato a broma: “Si la población sale a la calle, y ve que la región de Madrid es rica, y que dicen que hay tres millones de pobres… ¿Por dónde estarán?”. Después de decir esto, se giró, como buscándolos. Y luego añadió: “A los que hay, habrá que ayudarlos”. Casi como si hablara de marcianos: “Bueno, a ver, si hay alienígenas en Marte; ya veremos lo que hacemos”. Solo le faltó sacarse el palillo de la boca y decir “pues tanta crisis no habrá si los bares están llenos”.

Al margen de que Ossorio dobló la cifra de Cáritas en sus declaraciones, muchos tuiteros han criticado la falta de sensibilidad del consejero. Como la periodista de la Cadena SER Lucía Taboada, que califica con ironía estas declaraciones de “negacionismo de la pobreza”. Otros sugieren al consejero que salga a la calle y, a ser posible, que no se mueva solo por su barrio.

En cualquier caso, y si aún tiene dudas, a lo mejor Ossorio le puede preguntar a Alberto Núñez Feijóo, futuro presidente del PP, que en un discurso el mismo miércoles decía que la situación económica es “crítica”. Claro que es posible que sea crítica en toda España menos en Madrid y, en caso de que lo sea, será por culpa de otros, como sugería el jueves Isabel Díaz Ayuso.

El gesto del consejero nos recordó a muchos otra respuesta parecida de hace unos años, convertida ya en meme, pero esta de un ciudadano corriente sin la responsabilidad que tiene y se espera de un portavoz del Gobierno. En diciembre de 2016, y en un momento de restricciones al tráfico en Madrid, un señor indignado decía en un vídeo de El Mundo que no había ninguna contaminación porque él no la veía: “¿Dónde está la contaminación? A ver, que yo la vea”. El hombre señalaba al cielo y miraba alrededor, buscando esa polución que no encontraba por ningún lado, igual que hay gente que no cree en el virus de la covid porque no lo ve y otros tantos están seguros de que la Tierra es plana porque si no, nos caeríamos todos rodando. Pues eso: ¿dónde están los pobres, que yo los vea?

De hecho, todo esto casi parece una puesta en escena extrema de las ideas de George Berkeley, filósofo del siglo XVIII: solo existe lo que Ossorio percibe, lo que significa, por ejemplo, que es absurdo pensar que hay cerca de 8.000 millones de personas en el mundo porque Ossorio no ha visto a tanta gente ni en el metro de Madrid a hora punta. Ese número será un invento de la ONU, seguramente. Y es posible que no existan Australia, Perú o Vietnam, por ejemplo y en caso de que Ossorio no haya visitado esos países. Es más, es muy probable que no existamos ni usted, lector, ni yo. Aunque siempre puede que me haya cruzado con el consejero en algún momento sin yo saberlo. Habría sido entonces cuando la mirada de Ossorio me habría creado de la nada al posarse sobre mí. “¿Por dónde estará Jaime?”, habría preguntado, mirando alrededor hasta dar conmigo. “Ah, aquí está”.

La verdad es que da cierta envidia que los problemas desaparezcan con solo cerrar los ojos, encogerse de hombros y decir que uno no ha visto nada parecido en toda su vida. A mí no me funciona ni con el despertador.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.