el vendedor de helados que se convirtió en rey del boxeo


Saúl ‘Canelo’ Álvarez (32 años, México) volvió a saborear las mieles de la victoria en Las Vegas (Nevada, Estados Unidos). El boxeador de Guadalajara ganó a Gennady Golovkin en el cierre de la trilogía entre ambos. Triunfo por decisión unánime de los jueces (116-112, 115-113 115-113) después de doce asaltos sin que ni uno ni otro pudiese mandar a su rival a besar la lona.

Con esta victoria, Canelo deja su marca en 58-2-2, 39 de los triunfos llegando por la vía del KO. Pero, además, se resarce de la derrota sufrida el pasado mes de mayo contra Dmitry Bivol. En el salto al peso semicompleto, el mexicano cayó. Antes de volver a verse las caras con el ruso en el cuadrilátero, su equipo y él se decantaron por la tercera pelea frente a Gennady Golovkin.

Así pudo retener los cuatro cinturones de campeón del mundo del supermedio (WBAWBCWBO e IBF). ‘Canelo’ Álvarez hizo historia en el boxeo a finales del pasado año 2021 cuando se impuso a Caleb Plant en el combate por la unificación de la categoría. Con su triunfo, se convirtió en el primer rey unificado de ese peso hasta la fecha.

El boxeador mexicano Saúl 'Canelo' Álvarez, antes del combate contra Gennady Golovkin


El boxeador mexicano Saúl ‘Canelo’ Álvarez, antes del combate contra Gennady Golovkin

Reuters

El ‘Divo de Guadalajara’ es, por méritos propios, el mejor boxeador libra por libra del mundo. Tan solo cuenta con dos derrotas en toda su carrera. La ya citada contra Dmitry Bivol y, en los inicios de su carrera como profesional, frente al invicto Floyd Mayweather. Precisamente, el púgil estadounidense nunca quiso volver a medirse con Saúl Álvarez dentro del ring.

Los inicios de Canelo

Pese a ser uno de los deportistas que más dinero gana al año, ‘Canelo’ Álvarez no nació en medio de la abundancia. Su familia (tiene siete hermanos) no tenía muchos recursos y por este motivo el pequeño Saúl tuvo que comenzar a trabajar a edad muy temprana. Así se aventuró a vender helador. Con 10 años salió a la calle para esto y en su primer día la vergüenza le pudo y no logró vender ni uno solo.

Con el objetivo de ayudar a su familia a disponer de más ingresos no dudó en vender helados en el transporte público, más difícil fue para él su infancia por otro motivo. El ahora campeón del mundo fue víctima de bullying por su físico. Pelirrojo y con pecas, tuvo que sufrir las burlas de otros niños a diario. Y esto le hizo probar en el boxeo, deporte que ya practicaba uno de sus hermanos por aquel entonces, Rigoberto.

[Así es la dieta de Saúl ‘Canelo’ Álvarez: los cuidados del mejor boxeador del mundo]

El objetivo fue entonces defenderse de sus acosadores. Poco podía pensar entonces que el boxeo le acabaría por convertir en uno de los deportistas más famosos del mundo, idolatrado en distintos rincones del planeta y todo un icono en su México querido. Pese a ello, recuerda los primeros años de su vida como felices: «Todos tenemos nuestra historia, nunca sabes exactamente lo que va a pasar, pero siempre me imaginé lo mejor. Mi infancia fue corta, pero muy buena».

«No tenía muchas cosas, pero era lo único que conocía, ¿por qué iba a ser infeliz? Como mi papá no tenía casa propia, nos cambiábamos de un pueblo a otro, rentábamos (alquilábamos) una casa, luego otra… Tener tantos hermanos más grandes que yo, te hace ser competitivo en la vida también. Siempre era yo el más chico (pequeño), entonces tenía que echarle más ganas obviamente», reconoció.

Saúl 'Canelo' Álvarez, con la bandera de México, tras ganar su tercer cinturón del supermedio


Saúl ‘Canelo’ Álvarez, con la bandera de México, tras ganar su tercer cinturón del supermedio

Reuters

En el documental ‘Canelo, al descubierto’ también habló sobre ese trabajo vendiendo helados y paletas, pero también cuando lo hizo en granjas con los animales o en la tierra: «Empecé a trabajar vendiendo paletas en los camiones con mi papá. Y en Juanacatlán, empecé a trabajar en los ranchos, dándole a los cerdos, a las vacas, ordeñando, sembrando…».

De los helados a la corona

De vender helados y paletas, de dar de comer a los cerdos u ordeñar a las vacas, de sufrir bullying por ser pelirrojo y tener pecas a sentarse en el trono mundial del boxeo. 800 pesos ganó en su primer combate como púgil profesional, con apenas 15 años allá por 2005. Entonces ya demostró que estaba hecho de otra pasta: KO técnico en el cuarto round a Abraham González.

En aquellos tiempos le conocían como ‘Canelito’, un apodo que se lo puso el padre de Eddy Reynoso, ahora a cargo del Canelo Team. El boxeador azteca no se olvida de sus orígenes. Cada victoria va dedicada a los suyos y a su país, México. Y ya acumula 58. Por no hablar de que se ha proclamado campeón en hasta cuatro divisiones: superwelter, medio, supermedio y semipesado.

El árbitro confirma la victoria de Saúl 'Canelo' Álvarez ante Gennady Golovkin 'GGG'


El árbitro confirma la victoria de Saúl ‘Canelo’ Álvarez ante Gennady Golovkin ‘GGG’

Reuters

Ahora solo falta por saber cuándo volverá a pelear ‘Canelo’ Álvarez. El mexicano quiere la revancha ante Dmitry Bivol. «Voy a ganarle», dijo nada más vencer a Gennady Golovkin. Aunque primero tendrá que pasar por quirófano: «Necesito cirugía, mi mano izquierda no está bien. Pero estoy bien, soy un guerrero, eso es por lo que estoy aquí. No puedo sostener un vaso. Es realmente malo. Pero soy un guerrero». Así, nos quedamos a la espera del regreso del gran guerrero azteca.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.