El ‘spiderman francés’ escala un rascacielos de 48 pisos en París tras cumplir 60 años


«60 años no son nada». Esta es la frase con la que Alain Robert define su vida en la actualidad. Este escalador francés, que cumplió esa edad hace poco, ha querido demostrar que cumple a rajatabla con esa filosofía con un acto inédito y sorprendente. Desmintiendo así que los 60 son para jubilarse, como suele ocurrir en Francia. El sábado, Robert se propuso escalar un rascacielos de 48 plantas en París. Algo que consiguió. Y con lo que hizo honor a su apodo de ‘Spiderman francés’.

Robert ha esperado a tener esa edad redonda para lanzarse a volver a coronar el edificio Tour Total, de 187 metros y situado en el distrito financiero de La Defense de la capital francesa. Algo que ha hecho sin contar con los permisos necesarios para hacerlo. Esto no le detuvo, y siguió su línea de escalar algunos de los edificios más altos de todo el mundo. De hecho, el propio Tour Total ya formaba parte de su particular bagaje de rascacielos a los que ha subido solo valiéndose de sus habilidades.

«Quería mandar el mensaje de que cumplir 60 años no es nada. Aún puedes hacer deporte, estar activos y hacer cosas fabulosas», ha señalado en declaraciones a The Guardian. Por eso, ha asegurado que se prometió a sí mismo «escalar la torre de nuevo en cuando los cumpliera«. El motivo es que los 60 años están vinculados en Francia a la jubilación. «Creo que es un buen detalle», ha añadido.

El 'spiderman francés', Alain Robert, durante la escalada del rascacielos parisino


El ‘spiderman francés’, Alain Robert, durante la escalada del rascacielos parisino

Lucien Libert

Reuters

Robert empezó a escalar en 1975, cuando subía las colinas cercanas a Valence, su localidad natal el sur de Francia. Desde entonces, ha escalado más de 150 edificios en todo el mundo. Entre los que están el Burj Khalifa de Dubai, que es el más alto del mundo. También ha llegado a la cima de la Torre Eiffel y del puente Golden Gate de San Francisco.

El veterano escalador francés también lleva a cabo su labor para concienciar de los riesgos del cambio climático. Por eso, ni las numerosas veces que le han arrestado le han disuadido de continuar con su actividad. A pesar de que lo que hace es peligroso, ya que escala sin arnés. Sus únicos materiales son sus manos, unas zapatillas de escalada y una mochila llena de tiza en polvo para secarse el sudor.

El 'spiderman francés', Alain Robert, tras completar su hazaña en París


El ‘spiderman francés’, Alain Robert, tras completar su hazaña en París

Alain Robert

Reuters

Sus arrestos más sonados han ocurrido en los últimos años. en octubre de 2018, fue detenido tras escalar los 202 metros de la antigua Heron Tower de Londres sin utilizar cuerdas o cualquier otro equipamiento de seguridad. Lo mismo ocurrió en 2019, cuando la policía alemana le retuvo tras subir a un gran edificio de Frankfurt. Se trata del Skyper, un rascacielos de 153 metros muy conocido de la capital financiera alemana. A pesar de su elevada altura, solo tardó 20 minutos en coronarlo.

Tras una vida de éxitos, Robert está considerado uno de los grandes escaladores de la historia. Su decisión de no utilizar medidas de seguridad ha sido la gran incógnita de su carrera. Según explica, «antes de escalar, tengo miedo». Pero una vez empieza, se le pasa. «Me convierto en alguien diferente que entra en otro mundo», aseguró en abril.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.