El Real Madrid se mete en la final de la Copa del Rey con una exhibición desde el triple ante Tenerife



El Real Madrid se reencontró con el acierto exterior en las semifinales de la Copa del Rey. Los de Pablo Laso estarán en una nueva final del torneo que se disputa en esta edición en Granada después de triturar desde la larga distancia al Lenovo Tenerife. Los blancos acabaron con ocho jugadores diferentes que al menos habían metido un triple. La exhibición sirvió para despejar cualquier duda sobre el estado de forma del equipo y presentar así su candidatura al título. [Narración y estadísticas: Real Madrid 94-74 Lenovo Tenerife]

14 triples de 26 intentos fueron la clave de la primera semifinal. Primero se encargó Jeffery Taylor, después apareció Trey Thompkins, se unió Rudy Fernández y mantuvo el nivel Thomas Heurtel. El Real Madrid fue coral e inapelable desde la línea exterior. Pero también mostró una buena actividad en defensa con la que mantendría gran parte del partido desactivados a Giorgi Shermadini y Marcelinho Huertas. Estos dos solo aparecieron en la segunda mitad cuando la distancia ya estaba en 20 puntos.

De esto se encargó la dupla formada por Tavares y Poirier, aunque el segundo se vio algo más sobrepasado ante el georgiano, que gobernó las dos zonas para acabar con 15 y 12 puntos respectivamente. Pero la tarea de Taylor y Rudy con el base y los exteriores tinerfeños no fue menos estimable. El sueco secó al brasileño, que solo encontró alivio ante Hanga, y el español mantuvo el nivel de intensidad.

La única mala noticia que Pablo Laso se llevó del encuentro fue la lesión de Fabian Causeur. El exterior se hizo daño entrando a canasta en su cadera. Se desconoce por el momento en qué zona concretamente, pero no volvió a jugar. Sería una baja sensible para la final de la Copa del Rey donde los blancos ya esperan rival. 

El acierto exterior

El Real Madrid comenzó a gestar su pase a la final con dos denominadores comunes. El primero era el de siempre: Edy Tavares. El pívot dominó las dos zonas desde el primer minuto de partido. Este sábado además tenía un duelo importante con Doornekamp y Shermadini. El segundo fue un Jeffery Taylor que se había guardado en los cuartos de final para salir encendido. Tres triples en los cinco primeros minutos de encuentro dieron a los blancos la primera ventaja del choque.

Lo de los blancos con el acierto en los triples estaba siendo fuera de lo común, una circunstancia que hacía tiempo que no se encontraban. Adam Hanga y Thomas Heurtel daban continuidad al acierto del sueco. Terminarían con seis de ocho al final del primer cuarto. En el inicio del segundo, se sumaría un nuevo factor: Trey Thompkins. Mostró un gran nivel con triples y canastas bajo una intensa presión para mantener la ventaja en los diez puntos a favor del Real Madrid.

Aunque el porcentaje de acierto desde la distancia disminuiría, los de Laso seguirían manteniendo el gran nivel ofensivo hasta el descanso. A ello contribuiría un Rudy Fernández que saldría a un gran nivel. En los tinerfeños, sería Marcelinho el que saliendo desde el banquillo, aunque se fue temprano con dos faltas, mantendría la diferencia cerca de los 10 puntos para que los blancos no rompieran definitivamente el choque.

Exhibición ofensiva

Quería romper el partido desde el inicio del tercer cuarto el Real Madrid. Para ello volvió a servirse del arma del triple donde Alberto Abalde y Taylor seguirían por la buena senda que se marcó en la primera mitad.

Aún así, Sasu Salin y Dejan Todorovic encontrarían también el acierto desde la larga distancia para amainar otro temporal merengue. Mientras tanto, Tavares seguía imponiendo su ley en las zonas desactivando a Shermadini. Jeffery se encargaba de que Marcelinho no entrase más en el choque.

Aunque el georgiano lo intentó hasta el final del encuentro, entre Heurtel y el juego interior se encargaron de que la diferencia en el marcador se mantuviera estable en los 20 puntos. Es más, los blancos se quedaron cerca de la barrera de los 100 puntos confirmando su buen hacer ofensivo este domingo. Gran exhibición de los merengues para presentar credenciales de cara a una final que será ante el FC Barcelona.

Real Madrid 94-74 Lenovo Tenerife

Real Madrid (26+24+23+21): Causeur (5), Taylor (12), Abalde (7), Yabusele (5) y Tavares (15) -cinco inicial-, Deck (2), Hanga (3), Rudy Fernández (8), Heurtel (12), Poirier (12), Llull (2) y Thompkins (11).

Tenerife (20+18+17+19): Huertas (12), Salin (6), Todorovic (12), Doornekamp (2) y Shermadini (14) -quinteto titular-, Sastre (6), Wiltjer (9), Guerra (6), Sulejmanovic (-), Borg (7), Smith (-) y Rodríguez (-).

Árbitros: Carlos Peruga, Benjamín Jiménez y Óscar Perea. Sin eliminados.

Incidencias: Primera semifinal de la Copa del Rey de baloncesto de Granada disputada en el Palacio Municipal de Deportes ante 6.918 espectadores.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.