El Real Madrid baila en el Metropolitano y gana un derbi caliente al Atlético


El derbi fue para el Real Madrid. 18 de 18 puntos en La Liga para el líder y noche amarga para el Atlético en su casa. Lo merecieron los de Carlo Ancelotti, empujados por el ímpetu de Rodrygo y Fede Valverde. [Narración y estadísticas: Atlético 1-2 Real Madrid]

Ganó el fútbol del Madrid y perdió la imagen de la afición del Atleti. En los aledaños del Metropolitano, en la previa del partido, un grupo de seguidores rojiblancos cantaron «Vinicius es un mono». En el campo siguieron los problemas con lanzamientos de objetos, con el brasileño y Courtois como principales objetivos.

El fútbol español ha de reflexionar y poner fin de una vez por todas actitudes como estas. Vinicius, en un ambiente hostil, supo aislarse de todo el ruido y los ataques. Sigue creciendo, mientras que a su amigo Rodrygo no le pesa el rol de ‘9’. Los más jóvenes del Real Madrid ganan peso.

Rodrygo celebra su gol en el derbi contra el Atlético de Madrid


Rodrygo celebra su gol en el derbi contra el Atlético de Madrid

Europa Press

La sorpresa en las alineaciones fue la titularidad de Griezmann. Simeone eligió el derbi para poner al delantero francés en su once por primera vez en la temporada. La regla de los 30 minutos para evitar pagar al Barça la cláusula de 40 millones del galo no se aplicó esta vez. Habrá que ver si es una excepción o la vuelta a la normalidad para Antoine.

Jan Oblak, que había tenido problemas físicos, también jugó en el Atleti. En el Real Madrid, Ancelotti salió con el esperado. La clave fue Rodrygo por el lesionado Karim Benzema. El ‘9’ retrasó su vuelta a los terrenos de juego hasta después del parón internacional de las próximas dos semanas.

El partido empezó con el Atleti gozando de las mejores oportunidades, pero no tuvo puntería. Ni Felipe de cabeza, ni Carrasco. Fueron los que mejor la tuvieron antes del primer gol del Real Madrid. Los blancos resistieron los envites colchoneros y cuando pudieron golpearon con dureza.

Rodrygo y Fede, líderes

Dos goles como dos ganchos. El primero llegó antes de alcanzar los 20 minutos de partido. Un Valverde de dulce rompió la presión por dentro con su conducción y luego la pared entre Rodrygo y Aurélien Tchouaméni. El francés se sacó un pase picado a la altura de los genios que tiene a su lado, Modric y Kroos, y el brasileño remató a gol.

Rodrygo ha conseguido que el Madrid no haya echado de menos a Benzema: tres goles en tres titularidades. Lo celebró junto a Vinicius bailando. Mensaje al mundo de los dos ‘niños’ cariocas como culmen a una semana tan movida. 

Algunos aficionados, seguramente los mismos de los cánticos de la previa, protagonizaron otro esperpento. Mientras los jugadores del Madrid celebraban, a estos les llovieron varios objetos desde las gradas. La imagen se repitió tras el 0-2. En otro momento del partido fue Thibaut Courtois el que entregó al árbitro un mechero y una moneda que le lanzaron.

El Atleti pudo empatar tras un tiro lejano de Griezmann que pudo atajar bien Courtois. Pero en realidad fueron los de Simeone los que se salvaron. El defensor Reinildo Mandava propinó una fuerte patada a Rodrygo. Juego brusco, pudiendo haber lesionado al madridista. El árbitro solo sacó amarilla y desde el VAR no le recomendaron revisar la acción. 

El Madrid no se dejó sacar del partido a base de patadas y cogió el mazo para distanciarse en el marcador. Todo empezó con otra pared, esta entre Vinicius y Modric. El brasileño echó a correr hasta asomarse casi al área pequeña de Oblak y con la puntera golpeó al balón. El remate se fue al palo contrario, pero apareció Valverde -con una marcha más que el resto- para aprovechar el rechace y marcar. El uruguayo suma dos asistencias y tres goles en los últimos cinco partidos.

El partido se fue al descanso y la acción se reanudó sin cambios en ninguno de los dos equipos. Simeone esperó hasta el 62′ para mover su banquillo, dando entrada a dos delanteros (Cunha y Morata) por De Paul y Joao Félix. El portugués se fue enfadado directo al túnel de vestuarios.

Hermoso, héroe y villano

Hasta los últimos diez minutos no se animó el partido. Mario Hermoso, que había entrado al campo en el 73′, metió gol casi sin querer y con el hombro en un córner. El Metropolitano se vino arriba para animar a su equipo, siendo el primero que le marca al Madrid en la segunda parte en esta temporada.

Lo intentó el Atleti en búsqueda del 2-2, pero Hermoso pasó de héroe a villano. El defensa del Atleti se picó primero con Carvajal, costándole la amarilla, y casi en la siguiente acción agredió a Ceballos. Lo vio el árbitro y le expulsó, dejando al equipo rojiblanco con uno menos y sin opciones de poder empatar.

Victoria del Real Madrid, que sigue líder e invicto en el campeonato de Liga. Ganó un derbi empañado por la polémica racista en los alrededores del Metropolitano. Bailó el equipo blanco.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.