El Museo de Bellas Artes de Valencia incorpora siete ‘sorollas’ y un ‘zurbarán’ de la colección Lladró | Comunidad Valenciana


El lienzo 'Yo soy el pan de la vida', de Sorolla, adquirido por la Generalitat, en una imagen de la Fundació Bancaixa.
El lienzo ‘Yo soy el pan de la vida’, de Sorolla, adquirido por la Generalitat, en una imagen de la Fundació Bancaixa.

El Museo de Bellas de Artes de Valencia va a enriquecer sus fondos con la destacable colección de 73 obras de arte clásico de la colección de la familia Lladro cuya adquisión por 3,7 millones de euros la Generalitat ha oficializado este lunes. La pinacoteca incorporará siete obras de Joaquín Sorolla, entre ellos Yo soy el pan de la vida, el enorme lienzo de 4,1 por 5,3 metros que se ha exhibido en la Fundación Bancaixa desde hace cuatro años y que representa una escena religiosa, muy poco habitual en la temática del pintor valenciano. De este modo, el museo contará con un total de medio centenar de obras del pintor más apreciado en su tierra -si bien vivió en Madrid la mayor parte de su vida profesional-, como demuestra el continuo éxito de público de sus exposiciones en Valencia. Precisamente, en 2023 se cumple el centenario de su fallecimiento, motivo por el que el Gobierno valenciano organizará una serie de actividades en el declarado Año Sorolla.

La pinacoteca valenciana sumará también su primer zurbarán (Virgen en meditación) gracias a la colección Lladró y cubrirá una importante ausencia en sus fondos de un pintor capital en el barroco español. El director del museo, Pablo González Tornel, destaca la incorporación de una artista del barroco italiano Margarita Caffi, aumentando la escasa nómina de pintoras, además de tres obras renacentistas de Vicente Macip y cuatro de su hijo, conocido como Juan de Juanes. También hay obras de Pinazo y de Ribera, entre otros artistas, principalmente valencianos.

La Colección Lladró se exhibirá durante seis meses en el Palacio de las Comunicaciones (antiguo Correos) en enero, antes de incorporarse al museo, según ha anunciado el presidente valenciano, Ximo Puig, en un acto solemne que tuvo lugar en el Saló Daurat del Palau de la Generalitat. La muestra, comisariada por González Tornel, será “de acceso libre para todos los valencianos, que tendrán la oportunidad de aproximarse al mejor arte en el mejor espacio posible”, aseveró el jefe del Consell.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, María Luz Lladró y la consejera de Cultura , Raquel Tamarit, junto a uno de los cuadros de Sorolla adquiridos.
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, María Luz Lladró y la consejera de Cultura , Raquel Tamarit, junto a uno de los cuadros de Sorolla adquiridos.
rober solsona (Europa Press)

“Hoy es sin duda un día de celebración y de agradecimiento a una familia valenciana -y especialmente, a los tres hermanos, Juan, José y Vicente Lladró, que atesoraron la colección-, “que ha creado prosperidad y trabajo, interesada por la cultura y el patrimonio y que ha actuado de mecenas e muchas ocasiones. Sois el símbolo de una sociedad ilustrada, sentidamente valenciana y generosa”, manifestó a los familiares.

Mari Luz Lladró, n representación de la familia, ponderó el amor de su padre, Juan, y sus tíos “por el arte”. “Y gracias a eso, hoy el patrimonio cultural valenciano es más rico y diverso. La colección nace de la voluntad de los tres hermanos de compartir su éxito empresarial y recuperar obras de los grandes maestros de la pintura valenciana dispersa por todo el mundo y, poco a poco, fueron ampliando la colección a obras de otros autores españoles”, recordó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

La Colección Lladró contó con el asesoramiento del que fuera director del Museo de El Prado, el prestigioso historiador del arte Alfonso Emilio Pérez Sánchez y se mostró en el museo que la empresa valenciana abrió en su sede de Tavernes Blanques hasta su cierre. La familia Lladró agradecidó también a Jorge Alarte, director general de Relaciones con las Comunidades Autónomas y Representación Institucional, sus gestiones.

Hace 10 meses comenzaron las conversaciones para la operación de adquisición de la colección. La tasación sitúa su valor en el mercado en una horquilla entre los cinco y los 10 millones de euros, en función de distintas variables, entre las que se incluye la posibilidad de que algunas de las obras fueras declaradas inexportables por la Junta de Valoración del Gobierno por su valor patrimonial, y, por tanto, no se podrían vender fuera de España.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.