El hallazgo de dos cadáveres colgados en un puente en Ecuador dispara las alarmas por la violencia del narcotráfico | Internacional


Dos miembros de las Fuerzas Armadas de Ecuador registran a un hombre en Guayaquil, el pasado 7 de febrero.
Dos miembros de las Fuerzas Armadas de Ecuador registran a un hombre en Guayaquil, el pasado 7 de febrero.VICENTE GAIBOR DEL PINO (REUTERS)

La violencia en Ecuador no para de marcar hitos en cuanto a consternación de la población. El récord en cifras de asesinatos y de incautación de drogas de 2021, superado por sucesos cada vez más agresivos en enero de este año, cuenta hoy con una presentación más aterradora. Dos cuerpos amanecieron colgados de un puente, atados de pies y manos, en un barrio a las afueras de Guayaquil, la ciudad más caliente del país. La guerra desatada entre bandas criminales -que está detrás de la inseguridad nacional, según la tesis gubernamental- y contra el Estado no había confrontado escenas de ese tipo en territorio local, más allá de las noticias que llegaban sobre la acción del narcotráfico en otros países como México.

“No sabemos cómo llegaron los cuerpos a ese punto”, reconoció el comandante de la Policía en esa zona, en una rueda de prensa en la que informó que uno de los cadáveres llevaba consigo su billetera y se trataba de un hombre sin antecedentes penales y que el otro está sin identificar. “Tenemos indicios de que estas dos personas habrían sido secuestradas o desaparecidas desde el 11 de febrero y sus familiares pusieron la denuncia el día 13″, según el mando policial Marcelo Cortez. Es decir, un día antes de su hallazgo en Durán. Entre esa zona, Guayaquil y el municipio de Samborondón, todos colindantes, suman 164 muertos en lo que va de año. Los tres cantones conforman el territorio con más asesinatos del país de este año y del 2021, cuando se recrudeció la violencia en el país andino. Solo en el fin de semana, siete personas han sido asesinadas en Guayaquil.

Durán es una de las más azotadas por la pelea de territorio entre bandas, según ha reportado la policía cuando han ocurrido balaceras -cruce de balas en plena calle- o cuando han aparecido personas asesinadas. La misma tesis policial relaciona el colgamiento de los dos hombres a la operación policial que se saldó con una incautación de siete toneladas de droga, en el puerto de Guayaquil, del mismo día 13 de febrero. La cantidad incautada, de acuerdo a los cálculos de la policía, está valorada en el mercado local en 14 millones de dólares.

La ministra de Gobierno, Alexandra Vela, advertía hace una semana sobre la reacción en cadena que podría generar la detención de 10 miembros de una de las bandas que, según la información policial, se disputa el control de la ruta de la droga dentro del país. “Estaremos listos para responder ante cualquier reacción de los grupos de delincuencia organizada”, pronunció hace dos viernes, sin que esa afirmación haya impedido que los dos cuerpos sean colgados de un puente peatonal en plena madrugada en una zona controlada por cámaras de tráfico y con los militares movilizados para el patrullaje de las calles.

Tras una masacre en un parque al sur de la ciudad, en enero, en la que cinco personas fueron acribilladas, el presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, anunció un despliegue de efectivos del Ejército y de 1.100 agentes de policía adicionales para reforzar la seguridad en Guayaquil y su entorno. Una medida que también dispuso en octubre de 2021 cuando decretó estado de excepción por los niveles de inseguridad. Pese a ello, más de 300 personas fueron asesinadas solo en el mes de enero.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.