¿Dónde han ido a parar los ‘heavies’?



Cuando dejé mi ciudad natal para ir a la universidad en el año 2000, todavía había más locales de música heavy en Birmingham que franquicias de Starbucks. Al recibir la carta oficial ofreciéndome una plaza en Oxford, lo celebré en un bar gótico, El Toreador, situado en el antiguo mercado del Bullring (la traducción al inglés de “plaza de toros”). Desde entonces, se ha rediseñado el Bullring como un moderno centro comercial y los bares de rock han ido desapareciendo a un ritmo más acelerado que los de ámbito taurino por tierras españolas.

Seguir leyendo



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.