del sueño roto del Mundial de Huelva al reto del Europeo de Madrid


Noticias relacionadas

España se está volcando con el universo del bádminton en los últimos años. Desde la federación nacional se quiere apostar por la introducción de este deporte en el país y por eso cada vez más competiciones están llegando hasta nuestras fronteras. Primero fue el Campeonato de Europa en 2018 en Huelva, después el Mundial del pasado curso y en este 2022 será de nuevo el Europeo

Si en el mes de diciembre fue la ciudad andaluza la que repetía gran evento, en este caso el impulso ha llegado desde la urbe más importante. Madrid, capital nacional, celebrará el próximo mes de abril el Campeonato de Europa donde se darán cita los mejores jugadores del Viejo Continente luchando por la corona continental. 

Esto supone un nuevo impulso para el bádminton en España, pero también lo es para la mayor representante de esta disciplina en el territorio nacional. Se trata evidentemente de Carolina Marín, quien tendrá su revancha particular después de que su grave lesión de rodilla le dejara sin la oportunidad de brillar en su casa. 

Caro tenía una ilusión especial por poder jugar en Huelva ya que su figura había sido fundamental para que la ciudad onubense recibiese la oportunidad de albergar tan importante cita. No pudo hacerlo ya que no llegó a recuperarse a tiempo de la rotura de ligamento cruzado que había sufrido en el mes de junio y que en primera instancia le dejó sin jugar los Juegos Olímpicos. Ahora, su reto será tener su revancha particular en Madrid. 

Carolina Marín durante uno de sus entrenamientos


Carolina Marín durante uno de sus entrenamientos

A por la sexta corona

Carolina Marín es la actual campeona de Europa. Fue el último gran título que pudo añadir a su palmarés antes de sufrir su gravísima lesión de rodilla. Ucrania y Kiev vieron brillar a la onubense en lo que suponía su regreso a la élite del bádminton continental. Era la quinta corona que sumaba a su impresionante palmarés después de haber brillado también en los años 2014, 2016, 2017 y 2018. 

Fue precisamente en esa penúltima victoria cuando tuvo la oportunidad de brindar el título europeo a toda su gente al ganar en Huelva. Ahora, España recibe de nuevo los europeos de bádminton que tendrán lugar en Madrid del 25 al 30 de abril en el Centro Deportivo Municipal de Gallur

Es una gran oportunidad de seguir haciendo historia para Carolina que todavía no ha conseguido volver a las pistas después de romperse la rodilla este mismo verano. Ni Caro ni su entrenador Fernando Rivas han dado todavía una fecha para su regreso a la competición, pero la jugadora española sí ha dejado alguna pista en sus redes sociales.

Pronto se conocerán cuáles son sus próximos pasos en una recuperación que ya toca a su fin después de más de 8 meses en el dique seco. Ahora, el Europeo de Madrid ya es un reto fijado en su horizonte. De momento, Caro ya se ha bajado del primer grande de la temporada. Estaba inscrita en el All England, pero ha borrado su nombre de la lista. 

La revancha de Carolina

Aunque todavía es pronto para saber cuáles son sus aspiraciones, lo cierto es que es inevitable no ver este evento que se celebrará en España como una clara revancha para ella. La volantista nacional lo dio todo por intentar llegar a ese Campeonato del Mundo que se celebraba en su casa. Tanto era así que se disputó en el pabellón que lleva su nombre y en el que fue la gran embajadora. 

El Palacio de los Deportes Carolina Marín fue testigo de cómo el rostro de la jugadora mostró una rabia contenida y una cierta desilusión por ver a todos sus compañeros disputándose los títulos mientras ella tenía que seguir los toros desde la barrera. Había sido su reto personal intentar llegar a diciembre de 2021 en condiciones de poder estar en la disputa, pero hubiera sido una temeridad que ni ella ni su equipo podían correr. 

Carolina Marín celebrando un punto


Carolina Marín celebrando un punto

Europa Press

No obstante, ha llamado la atención que todavía no se haya reincorporado al circuito. Si diciembre fue una opción real, o una utopía que por momentos se barajó, como más de dos meses después todavía no se ha producido ese retorno. No obstante, tarde o temprano llegará y Carolina ya tiene por delante un reto al que agarrarse de manera considerable. Será su revancha particular, volver a pelear por un gran entorchado en casa, en España. No será Huelva, pero Madrid estará con ella más que nunca. 

Además, todo se ha debido a una especie de golpe de suerte. La sede original estaba fijada en Vantaa, en Finlandia. Sin embargo, desde la urbe finesa han decidido renunciar y ha sido Madrid quien ha levantado la mano para asumir esa responsabilidad. Y con ello, darle a Marín la oportunidad de regalarse esta revancha particular. 

El torneo arrancará el próximo 25 de abril por lo que Carolina se enfrenta ahora a una recuperación exprés en lo que al estado competitivo se refiere. Su regreso podría estar previsto para finales de mes y, a partir de ahí, tendría unas siete u ocho semanas para apurar su estado de forma y llegar al Campeonato de Europa con ritmo deportivo suficiente para poder pelear por la que sería su sexta corona. 

Sin perder el paso

Carolina Marín lo ha conseguido todo prácticamente en el mundo del bádminton. Campeona olímpica, triple campeona mundial y cinco veces campeona de Europa. Sin embargo, haber tenido que superar trances personales muy complicados y haber tenido que luchar contra dos lesiones graves de rodilla le han dado siempre un plus de ganas para superar todos los baches. Por eso, no se cansa de seguir peleando. 

Ahora tiene que consumar su regreso tras esa rotura de cruzado y, aunque el Europeo sea un reto goloso para una triunfadora de su talla, tiene claro donde está la verdadera meta. Ese no es ni el 2022 ni seguramente el 2023, ya que su empresa a largo plazo está en París 2024. Desde el momento de su lesión repitió hasta la saciedad que quería volver a ser la más grande y para ello tenía que llegar a la cita gala en plenitud para pelear por el oro. 

No sería una defensa al uso, pero sí lo sería para ella que, tras ganarlo en Río de Janeiro, no ha podido estar en Tokio. Madrid puede ser la primera parada de ese camino que la deje en París al nivel de las mejores del mundo. Además, la Federación Europea, a través de su secretario general, Brian Agerbak, ha mostrado su ilusión porque este evento suponga el regreso a lo más alto de Carolina, a la que todos esperan con especial ilusión y emoción. 

[Más información: Carolina Marín y un duro calvario de 8 meses: dudas y miedos en un regreso que no termina de llegar]



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.