De Oltra a Rib, el futuro de la izquierda valencia se decide en 33 horas


Actualizado

La ex vicepresidenta valenciana declara este lunes como imputada, cuyo horizonte incierto ha forzado al alcalde de Valencia a replantearse su negativa a repetir en 2023 para no dejar descabezada a la coalicin

Joan Rib
Joan Rib y Mnica Oltra bailando, en la fiesta por los resultados electorales de 2019.B. ALIO
  • Aitana Mas La sucesora de Oltra no se descarta como candidata a la Generalitat y avanza la nueva pugna interna en Comproms
  • Tribunales Movimiento de Mnica Oltra para acelerar su causa judicial y bloquear que el PP pueda acusarla

Valencia se rindi durante casi un cuarto de siglo a la considerada «alcaldesa de Espaa», la popular Rita Barber. La izquierda no solo logr recuperar el poder en 2015, sino que lo hizo adems de la mano de un dirigente como Joan Rib, prximo al nacionalismo, con todo lo que ello implica en la capital valenciana donde las tesis anticatalanistas han tenido arraigo tradicionalmente. Aquel ao fue tambin el del fin de las dos dcadas de hegemona del PP en la Generalitat, gracias al ascenso fulgurante de una Mnica Oltra que hizo presidente a Ximo Puig cuando el PSOE cosech el peor resultado de su historia. Siete aos despus, Comproms est paralizado a la espera de que los dos principales artfices de su xito electoral disipen las dudas sobre su futuro.

Lo harn en apenas 33 horas, que son las que van desde la declaracin de Oltra ante el juez, este lunes 19 de septiembre a partir de las 9.30 h., al anuncio de Rib sobre su continuidad (o no) en la asamblea local que Comproms celebra el martes a las 18.30 h. La realidad es que ambos hechos van irremediablemente ligados, pues la incgnita sobre si Oltra estar en condiciones de concurrir a las elecciones autonmicas de 2023 es lo que ha forzado a Rib, de 75 aos, a tener que replantearse su negativa inicial a optar a un tercer mandato como alcalde.

Con las encuestas apuntando a un desgaste de la marca Comproms, el escenario en el que la coalicin valencianista perdiese a sus dos cabezas de cartel es inasumible. Un escenario, adems, que tampoco tranquiliza al PSOE, en cuyas filas se asume que la reedicin de los gobiernos de izquierdas en la Generalitat y Valencia depende en buena medida de cmo responda Comproms (y Unidas Podemos) en las urnas.

Intentar mantener los dos pilares sobre los que se sostiene Comproms es el objetivo de la coalicin. El primer y gran problema es Oltra y su imputacin en la causa que investiga a la Consejera de Igualdad por la denuncia contra su ex marido. Condenado por abusos sexuales a una menor tutelada, el educador ha puesto en el disparadero a Oltra. La ex vicepresidenta tendr que responder ante el juez de instruccin por su presunta implicacin en la elaboracin de un expediente reservado que abri la Consejera tras la denuncia y que acab desacreditando a la vctima de los abusos, entonces bajo tutela de la Generalitat en un centro de menores dependiente de la Consejera.

En Comproms se confa en que su declaracin sirva para que el juez acabe librando a Oltra del calvario en los tribunales. Sus fieles la consideran vctima de una «cacera de la extrema derecha». En las acusaciones figuran Jos Luis Roberto, lder de Espaa 2000 y abogado de la chica abusada; la asociacin de Cristina Segu, representada por el despacho en el que trabaja Francisco Camps; y Vox.

La Fiscala, sin embargo, pidi tambin su imputacin, y cuando el Tribunal Superior de Justicia valenciano se abri a investigarla lo hizo con el argumento de que podra haber actuado para proteger su carrera poltica o a su ex marido. La defensa de Oltra argumenta que no hay «indicios racionales de criminalidad contra ella» porque nunca dio ninguna orden a los funcionarios investigados y porque tard medio ao en enterarse de que haba una denuncia contra su ex marido.

Los tiempos judiciales juegan en su contra, lo que ha llevado a Comproms a cambiar su reglamento de primarias para saltrselas si fuese necesario. Es decir, para poder meter a ltima hora en listas a Oltra. De lo contrario, su sustitucin como candidata amenaza con abrir otra pugna interna.

Es lo que se ha querido evitar en Valencia ciudad, allanando a Rib una tercera candidatura sin pasar por primarias. Lo votar la asamblea de Comproms el martes, la cita en la que el alcalde desvelar sus cartas. Su equipo confa en que confirme que repite como cabeza de cartel en 2023. Hace seis meses, esto era para Rib un «embolado guapo» que le haca incluso dudar de que pudiera aguantar cuatro aos ms. El horizonte sin Oltra lo ha cambiado todo.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.