Danjuma no es Haaland: el Sevilla logra un empate milagroso ante el Villarreal | Deportes


Danjuma no es Haaland. En el minuto 91, un gran pase de Yeremy al interior del área del Sevilla dejaba solo a Danjuma, que estiró su pierna como lo suele hacer el delantero del City para intentar hacer el segundo gol del Villarreal. El gol no llegó. El Sevilla se salvó de forma milagrosa de perder y conservó un punto después de adelantarse en el marcador con un tanto de Óliver Torres. Danjuma no es Haaland ni Morales tampoco es Henry a la hora de definir con el balón controlado en el área. En un descuento de cinco minutos, el Villarreal le creó tres ocasiones clarísimas a un equipo roto en defensa, que vive de lo que genera Isco y que está a años luz del grupo competitivo de temporadas anteriores.

Villarreal

1

Rulli, Alfonso Pedraza (Mojica, min. 81), Pau Torres, Albiol, Kiko Femenía, Chukwueze (Yeremy Pino, min. 58), Capoue, Parejo, Coquelin (Arnaut Danjuma, min. 59), Giovani Lo Celso (Álex Baena, min. 30) y Nicolas Jackson (Morales, min. 81)

1

Sevilla

Bono (Dmitrovic, min. 45), Gudelj, José Ángel Carmona (Suso, min. 68), Kike Salas, Marcos Acuña (Alex Telles, min. 68), Fernando (Nianzou Tanguy Kouassi, min. 45), Isco, Óliver Torres (Papu Gómez, min. 82), Joan Jordán, Jesús Navas y Rafa Mir

Goles 0-1 min. 7: Óliver Torres. 1-1 min. 50: Álex Baena.

Árbitro Alejandro José Hernández Hernández

Tarjetas amarillas Bono (min. 25), Marcos Acuña (min. 37), Álex Baena (min. 40), Gudelj (min. 44), José Ángel Carmona (min. 59) y Alex Telles (min. 69)

El empate afortunado del Sevilla (siete disparos a puerta del Villareal por uno de los andaluces) se produjo en el partido 120 de Lopetegui en Primera con el conjunto andaluz. El vasco igualó a Helenio Herrera, un mito del fútbol mundial, y entrenador del equipo andaluz entre 1953 y 1957. Con Helenio Herrera, el Sevilla fue dos veces subcampeón y una vez cuarto clasificado. Con Lopetegui, ha sido tres veces cuarto clasificado y ganó la Liga Europa. Helenio Herrera se marchó al Os Belenenses y luego al Barcelona. Lopetegui sigue en el alambre.

Al vasco solo lo sostiene Monchi mientras el resto de ejecutivos del club mantiene que la destitución del técnico debe ser inminente. Nadie sabe a ciencia cierta qué puede ocurrir en la semana del parón. Mientras, el Sevilla volvió a ser un equipo vulnerable, de paso cansino, que tuvo la fortuna de adelantarse en el marcador y que luego se limitó a defender, y malamente, su escasa ventaja. El Villarreal, demasiado tímido, se hartó de fallar ocasiones y solo empató en una buena acción de Álex Baena, en plena racha. En pleno lío, a Lopetegui se le ocurrió poner a Nianzou de mediocentro. Ocho minutos duró el invento, aunque le costó recibir el afortunado gol de Baena. Ni Helenio Hererra, a veces excéntrico, hubiera tomado una decisión así.

Quizás Emery quiso ayudar a su paisano Lopetegui. 34 kilómetros separan Hondarribia de Asteasu, en Gipuzkoa. Llama la atención que en tan pequeño espacio geográfico hayan nacido el propio Emery y el técnico del Sevilla. Una especie de milla vasca de donde procedieron dos de los tres entrenadores que ganaron la Liga Europa con el Sevilla. En el Ciutat de València, Lopetegui alcanzaba a Helenio Hererra según el dato aportado por el analista Pedro Martín mientras su futuro pende de un hilo. El Villarreal suma su segundo partido sin ganar en la Liga tras perder ante el Betis y desperdiciar una ocasión tras otra ante este Sevilla tan desconocido. Entre vascos anduvo el juego, con permiso del gran Helenio Herrera.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.