Cartas a la Directora: Aplausos a unos, insultos a otros | Opinión



¿Se puede ser racista a medias o según convenga? ¿Cómo es posible que un fanático aplauda y alabe hasta babear a los jugadores con piel oscura de su equipo e insulte y trate de vejar a los integrantes de piel oscura del equipo rival? ¿Actúa así por racismo o para intimidar o poner nervioso al jugador contrario a fin de conseguir que baje su rendimiento? ¿Actúa así por racismo o para desfogarse, para intentar dejar atrás sus frustraciones o problemas durante dos horas? En definitiva, ¿actúa así porque es racista o porque es imbécil? Sin descartar que a menudo el racista sea también imbécil. En mi opinión, el más auténtico y preocupante racismo reside en los grupos ultras organizados y de ánimo pendenciero. Debería aplicárseles rigurosamente la ley de modo que no tengan cabida ni en los recintos públicos ni en las calles.

Bernardo Ruiz Segura. El Prat de Llobregat (Barcelona)

Monarquía

El pasado día 18, se celebró el funeral más famoso del año, el de la reina Isabel II. Parafernalia, protocolos y el peligro que supone la muerte del mayor icono de la monarquía en el mundo. En fin, que la monarquía en el siglo XXI no tiene otro propósito más que el de entretener. La monarquía se tambalea y no faltan sus defensores en España con la falsa idea de que “la Monarquía es lo único que une a este país”, cuando ya se ha visto que lo que más une a este país es un partido de la selección, una final de Carlos Alcaraz e, incluso, Chanel en Eurovisión, en ese orden. Ahora, más que nunca, los ciudadanos deberían plantearse el papel de estas familias con privilegios.

Marcela Salazar. Bilbao

El giro de Moreno

La supresión del impuesto de Patrimonio no sólo trata del mantra del PP de bajar impuestos. Trata de buscar al antagonista. Ayuso agitó a Sánchez con un éxito notable, y Moreno ha elegido al independentismo catalán, seguramente porque aún no se ve tan fuerte como para lidiar con el PSOE. Creo que el ataque directo a un contribuyente neto como es Cataluña hace un flaco favor a los frágiles equilibrios del Estado español.

Jerónimo Payán Vinuesa. Madrid

La nueva ideología

Impera el pasotismo. La indiferencia. A pesar de que la extrema derecha esté creciendo, es cada vez más común toparse con alguien que te dice: “A mí lo que salga me da igual. Yo no voy a ir ni a votar”. Los obstáculos a los que nos enfrentamos nos mantienen inertes y desamparados ideológicamente; los valores de nuestros padres ya no nos sirven y los estamos sustituyendo por el “eso no va conmigo”. Una indiferencia que premia a los radicalismos.

José Mateu. Stokke (Noruega)

Cónclave judicial

Cuando tras la muerte del papa Clemente IV los cardenales no se ponían de acuerdo en la elección del sustituto, los ciudadanos, indignados, les encerraron hasta que consiguieron su decisión. Vista la incapacidad, aunque interesada por intereses partidistas, para la elección de los miembros del Tribunal Constitucional, quizá sería el momento de repetir ese procedimiento. No sé qué sería más eficaz. Pero así no se puede seguir, señores políticos.

Luis Carlos Aragón Buñuel. Leganés (Madrid)



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.