Borràs culpa a los funcionarios del Parlament de actuar sin su consentimiento en el caso Juvillà | Cataluña



Laura Borràs, presidenta del Parlament, ha culpado este lunes a los funcionarios de la Cámara de haber actuado sin su consentimiento en la toma de decisiones sobre el escaño del diputado de la CUP, Pau Juvillà, que acabó perdiendo el acta. Borràs ha sostenido, en una intervención en la Junta de Portavoces, que los funcionarios decidieron no convocar a Juvillà para el Pleno del día 3 de febrero; que rechazaron la petición de la delegación de voto que hizo la CUP o que inhabilitaron el voto electrónico. No solo eso: también ha recordado que la web del Parlament publicó indebidamente y antes de tiempo, de la Mesa del día 4, que Juvillà ya no era parlamentario.

La oposición en bloque ha rebatido todas las explicaciones de Borràs y la han acusado de haber mentido durante la gestión de la pérdida del escaño del anticapitalista. Los comunes, Ciudadanos, PP y Vox le han instado a dejar el cago mientras el PSC han evitado reclamar esa medida aunque la han culpado de degradar la institución y de que debía de solicitar disculpas a los “diputados, a los funcionarios y a la ciudadanía”. Juvillà ya perdió su condición de diputada la semana pasada y su escaño sigue vacante.

Borràs ha dado este mediodía en la Junta de Portavoces explicaciones después de que toda la oposición-menos Vox- registrara un escrito en el que le reclamaba que debía dar cuenta de lo sucedido en una sesión que fuera pública como así ha sucedido. No ocurría algo parecido desde 2003 cuando fueron Juntas públicas para condenar atentados terroristas. Borràs ha insistido en que Juvillà era todavía diputado, a los ojos del Parlament, el día 3, cuando se celebró un Pleno para aprobar el dictamen en su favor.

”Hay una doble realidad, una realidad paralela entre la legalidad española, que no considera a Juvillà diputado desde que le condenó el 14 de diciembre y la legitimidad del Parlament”, alegó Borràs, que citó que la Junta Electoral Central le retiró la credencial el 20 de enero y expidió el acta de su sustituta el día 27. ”Al lado de esa legalidad, está la legitimidad del Parlament, que dice que Juvillà fue diputado hasta el día 4 cuando en la Mesa la secretaria general comunicó que por “imperativo legal” la retirada del escaño. La presidenta lamentó la “debilidad extrema” de la Cámara <CW-20>y emplazó a los grupos a elaborar una ley electoral propia y su deseo de modificar la LOREG para que un diputado no pierda su escaño sin una sentencia firme.

Juvillà fue condenado a seis meses de inhabilitación y a 1.000 euros de multa por haber colgado de su despacho de concejal del Ayuntamiento de Lleida unos lazos amarillos en la campaña electoral de las elecciones generales de 2019 a las que la CUP no se presentó. La Junta Electoral Central acordó el día 20 de enero dejar sin efecto el acta. La mayoría de la cámara aprobó un dictamen a favor de que Juvillà mantuviera el escaño de acuerdo con el reglamento de la Cámara que dice que un diputado debe conservarlo hasta que la sentencia no es firme. La LOREG señala lo contrario.

El socialista Raúl Moreno ha acusado a Borràs de “mentir” y de no ser sincera si sabía ya que el día 27, cuando la JEC expidió los credenciales de la nueva parlamentaria, siJuvillà no era diputado. “Su contorsionismo solo ha servido para degradar la institución. No la use para sus batallas internas. Usted es la máxima responsable y no culpe a los funcionarios. Como mínimo pida disculpas a los diputados, a los funcionarios y a la ciudadanía”, ha dicho. Antonio Gallego, de Vox, ha señalado que “dimitir” no es un nombre ruso y que Borràs debería dejar ya el cargo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

David Cid, de los comunes, se ha mostrado estupefacto y no ha dado crédito a la versión de Borràs de que no sabía que los trabajadores no habían convocado al anticapitalista. “Una de dos: o se dieron instrucciones, ¿O cómo mantiene la confianza en una secretaria general que no le informa de que no convocan diputados al Pleno? Entiendo que pueda centrifugar las culpas con Roger Torrent, la CUP o los trabajadores pero se la escapado de las manos”. Nacho Martín Blanco, de Ciudadanos, ha acusado a Borràs de “institucionalizar la mentira” y Lorena Roldán, del PP, de echar por tierra al Parlament. “Tiene que elegir. No puede comportarse como una activista”, le ha espetado en alusión a su concurso en la manifestación de La Meridiana prohibida por el Govern.

La CUP ha vuelto a constatar que tiene dudas sobre lo ocurrido y ha lanzado sombras sobre el papel de Borràs al decir que no le queda claro en qué momento y quien decidió que Juvillà ya no era diputado. “¿Quien decide que hay que hacer caso a la JEC y no al Parlament?”, se ha preguntado la diputada Eulàlia Reguant, que ha apuntado que la decisión final de la retirada se ha consumado antes de que el Supremo dictara la resolución de las medidas cautelares. “¿Qué pasará si son en sentido contrario a lo hecho hasta ahora?”, ha planteado. Meritxell Serret, de Esquerra, ha evitado el ensañamiento, ha dicho, y ha mostrado esta otra duda: “¿Por qué no se aceptó la delegación de voto? Si no somos escrupulosos la lucha anti represiva será más difícil”. Josep Rius, de Junts, ha lamentado que se pierda de perspectiva que Juvillà perderia el escaño por un lazo amarillo y ha reprochado a la bancada de la derecha y al PSC de rasgarse las vestiduras porque se suspendieran unas sesiones del Parlament cuando ellos dieron apoyo al cierre de la cámara en aplicación del artículo 155. “¿Se quedan tan tranquilos cuando ustedes lo cerraron con el 155? Hagan una reflexión y dejen de mirar el dedo y miren a la luna”.

Elena califica de «error» que Borràs acudiera a la protesta de La Meridiana

El consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, de la órbita de ERC, ha reconocido este lunes que le “sorprendió” y “contrarió bastante” que Laura Borràs se manifestara cortando la Meridiana el primer día que el Govern no lo autorizaba, lo que ve un “error” que vincula al caso Juvillà. Borràs acudió el sábado a la manifestación independentista en la avenida Meridiana de Barcelona, en el primer día en que unas 800 personas se movilizaron desoyendo la resolución de Interior que ya no les autoriza a cortar el tráfico, al cambiar el emplazamiento de la convocatoria, que se lleva a cabo desde la condena a la cúpula del procés en 2019. “La verdad es que me sorprendió y me contrarió bastante. Supongo que lo veo más en clave personal y quiero creer que tiene esta dimensión más personal, como consecuencia de la crisis que se ha producido en el Parlament estos últimos tiempos”, ha indicado Elena en alusión al caso de Pau Juvillà. “Apoyar una manifestación siempre es bueno, pero justamente en el día en que el Govern ha decidido lo contrario tiene unas implicaciones políticas que evidentemente a nadie se le escapan”, ha resaltado Elena. El primer secretario del PSC, Salvador Illa, ha criticado la presencia de Borràs en esa protesat afirmando que “debe tener consecuencias”. “No me corresponde a mi tomar estas decisiones, le corresponde a los responsables del Govern y estoy seguro que en las próximas horas vamos a tener noticias acerca de lo que deciden hacer”, ha dicho.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.