Ayuso ante el fenómeno Meloni: “Hay partes del discurso que no casan con el mío, otras sí” | Madrid



—¿Es usted la Meloni española?

Las preguntas sobre el triunfo de la ultraderecha en las elecciones italianas del domingo rodean a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, cuando este lunes llega a un desayuno informativo organizado por El Mundo. La líder conservadora huye del paralelismo con la ganadora de los comicios, Giorgia Meloni, como quien huye del demonio. Con las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2023 en el horizonte, Ayuso no quiere que la asocien, ni siquiera indirectamente, con la líder de Hermanos de Italia, una política que en España ha hecho campaña con Vox. Acostumbrada a pasear sobre el alambre y alternar los guiños a los votantes de Vox con intervenciones para demostrar todo lo que separa al PP de la extrema derecha, este lunes toca silencio. Desviar las preguntas para no hablar de Meloni, y centrarse en que su triunfo resume la crisis de la izquierda. Evitar el charco de la polémica. Hasta que le insisten, y, finalmente, responde.

“Es un poco pronto para hablar con la resaca electoral encima, necesitamos ver propuestas”, regatea la presidenta de la Comunidad de Madrid. “La reacción de los adversarios me parece muy curiosa”, prosigue, como si fuera a evitar la respuesta directa saliéndose por la tangente. “El electorado solo acierta cuando gobierna la izquierda. Ver también la catarata de titulares en contra de la elección de los ciudadanos en las urnas me parece significativa, parece que solo unos pueden acceder al gobierno”, añade. Y, finalmente, sobre la coalición liderada por Meloni, dice: “Hay algunas partes del discurso que a lo largo de los días fui escuchando, y que efectivamente no casaban con el mío, pero otras partes del diagnóstico de la situación de Italia, que comparten muchos países de la Unión Europea, sí”.

Ayuso solo quiere vender a Ayuso, reforzar su marca, redoblar la apuesta, que para eso ya ganó los comicios regionales de 2021. Solo unas horas después de las elecciones italianas, olfatea la oportunidad política en el mal resultado de la izquierda. Y el peligro, la trampa, en que se la compare, aunque sea muy forzadamente, con Meloni, que desde joven militó en la extrema derecha, y no en los conservadores.

“Este es el titular de esta noche italiana: el desastre de los socialistas, fusionados hoy con la ultraizquierda”, dice Ayuso durante un largo discurso. “Por toda Europa, los socialistas están desapareciendo y fundiéndose con la ultraizquierda en una estrategia incomprensible que les aboca a desaparecer”, diagnostica. “Y en ningún lugar como en España para comprobar lo que este binomio es capaz de hacer, el daño que causa cuando se instala en las instituciones”, añade. Y remata, en un guiño a los electores conservadores: “Mucho de lo que está pasando en Occidente es consecuencia de la pérdida de unos valores en torno a la defensa de la libertad y la vida”.

Y de eso quiere hablar Ayuso. De las adicciones de los jóvenes, que quiere poner en el centro de su agenda política contactando con youtubers e influencers para que hagan campaña en contra de las drogas, el juego y el uso excesivo de la tecnología. De la confrontación con la izquierda: “No hay gobierno liberal bueno sin su consiguiente manifestación de la izquierda en la puerta”, dice. Y de la agenda de la derecha: “En Madrid vamos a seguir bajando los impuestos siempre que tengamos ocasión, le guste o no al señor Sánchez, en el ejercicio legítimo de nuestra cuota de autonomía fiscal, con lealtad a la Nación y a nuestros administrados, precisamente para poder seguir siendo motor y refugio de todos”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Camino de las elecciones, el PP de Madrid busca cómo movilizar a sus electores. En ese objetivo será clave la convención ideológica que Ayuso quiere organizar este otoño, con los votantes de Vox en la diana. Mientras la dirección autonómica de los conservadores decide el cómo y el cuándo, si hace un único evento, o lo divide en varios, todo sigue girando alrededor de Ayuso, con una agenda llena de hitos para mantenerla bajo los focos: su próximo viaje fuera de la región será a Cataluña, a donde se desplazará por séptima vez desde que accedió por primera vez al poder, en agosto de 2019.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.