Aulas desiguales



El ascensor social que durante décadas supuso la educación se ha averiado en España. Y lo ha hecho cuando tres crisis encadenadas en menos de 15 años han agravado una de las lacras de la sociedad española: la desigualdad. Para combatirla, el sistema educativo es un instrumento indispensable, en la medida en que sirve para formar, impulsar e integrar a los más desfavorecidos. En este momento proliferan los síntomas de que ya no está desempeñando este papel como debería. El último estudio que incide en esta falla, publicado esta semana por EsadeEcPol, muestra que los estudiantes de mayor nivel socioeconómico rinden significativamente mejor en todas las asignaturas y en los tres niveles que han sido analizados (tercero y sexto de primaria, y cuarto de la ESO).

Seguir leyendo



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.