Así será la nueva estación de Chamartín después de una reforma que culminará en enero de 2023 | Economía


Adif, la empresa titular de la infraestructura ferroviaria en España, ha mostrado este viernes los avances en la remodelación del complejo ferroviario Chamartín Clara Campoamor, que se integra dentro del plan de transformación Madrid Nuevo Norte, conocido popularmente como Operación Chamartín. El coste de las reformas, que se completarán en enero de 2023, es de 326 millones de euros. De éstos, 219 millones se dedican a la reforma de vías y andenes, y una parte de ellos procede de los fondos europeos Next Generation.

Con las obras se prevé aumentar el número de vías de alta velocidad, que pasarán de las seis actuales a 12. Además, se rediseñará el actual vestíbulo para adaptarlo a un flujo de viajeros mucho más abundante. También se ha reacondicionado el antiguo, que estaba inoperativo desde los años ochenta y que tiene una superficie de 2.376 metros cuadrados. En total, las zonas de tránsito duplicarán su capacidad hasta alcanzar los 18.000 metros cuadrados.

Según José Vicente Romero, subdirector de construcción del proyecto, con la reforma se busca crear “espacios diáfanos” que faciliten el transito de viajeros. “Se necesitan áreas amplias porque a esta estación llegarán varios trenes simultáneamente y algunos de ellos transportan hasta 800 personas”, apuntó.

Obras de construcción de las cuatro nuevas vías con las que contará la estación el próximo año.
Obras de construcción de las cuatro nuevas vías con las que contará la estación el próximo año.

La estación, que permanecerá en funcionamiento durante todo el proceso, contará con acceso a trenes de cercanías, larga distancia, alta velocidad y metro. Son servicios que ya se prestan en la actualidad pero que serán reforzados con la transformación de dos vías convencionales en líneas de alta velocidad y con la construcción de cuatro nuevas. Además se están integrando nuevas zonas de acceso al metro —más amplias que las actuales— y se reforzará la conexión con el aeropuerto y con la estación de Atocha. Para mejorar la conexión entre estos dos nodos de movilidad —Atocha y Chamartín— se esta construyendo un túnel que enlaza ambas estaciones y que se prevé que esté operativo en Julio de 2021. Según Adif esta infraestructura “mejorará la conexión de los trenes procedentes del levante español con el centro de la capital”.

Estas reformas son la primera fase de un plan mucho más amplio. Las obras en el edificio están en el núcleo del macroproyecto Madrid Nuevo Norte, que tiene como objetivo transformar el entorno de la estación ampliando las conexiones con otras partes de España, soterrando vías para crear zonas verdes y construyendo un complejo empresarial con varios edificios de oficinas y viviendas. El siguiente paso será la construcción de un nuevo edificio anexo que se localizará en la zona norte y tendrá un coste aproximado de 1.000 millones de euros. El edificio albergará oficinas y, según Adif, podría servir en un futuro para separar la zona de salidas y llegadas de viajeros.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour

RECÍBELO



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.